Blogia
los bandidos de la hoya

nº137 E.B. "chistes" [2.03.12]

nº137 E.B. "chistes" [2.03.12]

   El programa de hoy lo hemos titulado “CHISTES”. Y es que los bandidos somos gente de mucho y buen humor, así que ya toca demostrárselo a la audiencia y compartir con todos este buen ambiente y esta forma tan saludable de tomarse la vida.

 

   Los encargados de abrir el programa en esta ocasión fueron nuestros compañeros: Pili A., Víctor, Fina y Blanquita, quienes dieron la bienvenida a la audiencia y desvelaron el contenido de nuestro guión.

 

   Nuestros compañeros y geniales reporteros Macario y Chulapita nos sorprendieron de nuevo con uno de sus reportajes.

En esta ocasión, las voces de los personajes las pusieron los bandidos: Joaquín M., Ramón, José Luís, MariVí, Cristina,  

 

Bandido: Ahora queridos oyentes, vamos a conectar con nuestros reporteros Macario y Chulapita. ¡Hola compañeros! ¿dónde os encontráis?

Macario: Pues yo estoy en una viñeta del popular humorista del diario del AltoAragón Gofi. Se trata de una guasa al problema de los estorninos y aquí ando bajo una nube de estorninos, esperando a que Chulapita me traiga el paraguas para protegerme…ya sabeis.

Chulapita: Toma maca tus pañuelos.

Macario: ¿Para qué me das pañuelos?

Chulapita: ¿No me has dicho que estabas lleno de estornudos y necesitabas protegerte de ellos? Estornuda tranquilo, estornuda que ya sigo yo con la conexión.

Macario: Estornudos ¡NO!, ¡estorninos, merluza!

Chulapita: Estorninos, merluza… la cosa va pues de animales ¿o qué? Pensaba yo que el tema de hoy era el humor.

Macario: No te enteras de nada, ¡pues claro que va de chistes!,  ¿por qué crees si no que no hemos adentrado en esta viñeta de Gofi?

Chulapita: Ah! Un viñeta…uvas, vino…unos traguillos y la mar de contentos, ya verás que divertidos y que buen humor, ¡ya entiendo!. Y la merluza, la merluza…

Macario: Si la merluza para acompañar.

Chulapita: ¡Caro! ¡Eres un fenómeno!

Macario: Y tu eres…¡La merluza! que no te enteras de ná. Ala, me salgo de la viñeta que entre lo que llueve aquí dentro y lo que escupes tú, más que una merluza esto parece un diálogo de besugos.

Chulapita: Con lo que te quiero yo… encima que te traigo también el paraguas que me habías pedio no sé pá que…

Macario: Venga no me pongas esos ojitos…, escucha ¿sabes? ayer vi un hombre tan alto tan alto, que lo vi tropezar y hoy lo he visto caer.

Chulapita: jajaja, ¡qué gracioso eres Maca! Sabes había uno tan pequeño tan pequeño que se subió a una canica y dijo ser el rey del mundo.

Macario: ¿A qué no sabes lo que le dice un huevo frito a otro?

Chulapita: A ver por dónde me vas a salir ahora Maca.

Macario: Somos un par de pollos fracasados.

Chulapita: ¿Y por qué los de Lepe ponen hielo encima de la tele?

Macario: ¿Para qué se conserve la tele?

Chulapita: No, para congelar la imagen.

Macario: Oye Chulapita y ¿si en vez de seguir contándonos chistes nos presentáramos al casting del programa “saca el chiste de la chistera”? y desde allí les contamos a los oyentes.

Chulapita: Buena idea, vamos a probarlo.

Jurado del casting: ¡Buenos días señores! ¿Qué les ha movido a venir hasta este programa?

Macario: Nos ha movido las ruedas del autobús y a lo último nuestras piernas.

Jurado del casting: ¿Cuáles son sus expectativas para el casting?

Chulapita: Llegar tan alto como los semáforos de Lepe.

Macario: Es verdad, que para que no se los salten están altísimos, así de altos queremos llegar.

Jurado 2: Oh, oh, dos graciosetes a la vista, SOS. Pueden ir saliendo por la puerta de la derecha, si eso ya les llamaremos.

Chulapita: ¡No, no, no! ¡Oiga que nosotros somos reporteros, de los Bandidos sabe usted, y habíamos venido a hacer un reportaje sobre la reacción de la gente ante los chistes!

Jurado 2: ¡Ah, los Bandidos de la Hoya!, los que te robarán el corazón. A mí ya me han robado uno, es que tengo dos ¿sabeís?.

Chulapita y Macario : Si claro claroOOO....

Jurado 2: ¡ME ENCANTA ESE PROGRAMA! Soy feliz cuando  lo escucho. ¿Y por qué no lo habíais dicho antes?

Macario: Porque no nos han dejado tiempo señora.

Chulapita: Miren le vamos a contar un chiste y nos comentan.

Macario: Se encuentran dos hormigas en un desierto y le dice una a la otra “¿se suda?” y la otra contesta “y tú cabezuda”.

Jurado del casting: ¡Vaya porquería de chiste! Yo les aconsejo que se dediquen a otra cosa.

Jurado 2: Por ejemplo a las poesías. ¡ME ENCANTAN LAS POESIAS!. O al teatro ¡ME ENCANTA! ¡Es mi futuro!

Chulapita: No comprenden nuestro humor Macario. A este jurado se le va la pinza.

¿Sabes?...

Macario: ¿Qué?...

Chulapita: Allí había un hombre Tan Ton Tin, Tan Ton Tin, Tan Ton Tin, que se convirtió.

Macario : Si.., ya sé, en campana.

Chulapita: No en mi amigo Macario.

Jurado del casting: Jua, Jua, muy bueno.

Macario: ¡Ala, pá gracioso este! Venga, que esto se nos escapa de las manos. Compañeros os devolvemos la conexión.

Bandido: Hasta la próxima, compañeros.

 

   La bandida Loreto nos descubría al personaje con el que íbamos a mantener una entrevista y tertulia en nuestro programa: Adolfo Lacasa Sesé, más conocido como “GOFI”. Nuestra compañera Concha nos contó más cosas sobre él.

 

A DOLFO LACASA SESÉ,  “GOFI “, es un oscense del Barrio Santo Domingo y San Martín. Nos hace esbozar una sonrisa, con fina sátira y mejor humor, cuando nos encontramos con sus viñetas en el Periódico del Altoragón.

Actualmente compagina su trabajo en un Quiosco, que comparte con su hermano, con la colaboración diaria en dicho periódico.

Sus inicios en el humor se plasmaron cuando participó en la elaboración de varios programas de fiestas y de alguna peña.

Se define como un hombre que le gusta conversar con la gente, conocer opiniones y mantener “charraditas” con sus amigos. Destaca su afición al futbol, y tiene por orgullo ser uno de los primeros socios de la Sociedad Deportiva Huesca. Cuando este club de sus amores juega en el Alcoraz, Gofi nunca falta.

 

   Queremos volver a dar las gracias a Gofi por aceptar nuestra invitación y regalarnos parte de su tiempo y hacernos pasar tan buen rato. Gracias también por los regalos en forma de caricaturas que nos trajo a los bandidos.

   Se unieron a la mesa, a modo de tertulia, los bandidos habituales. Todo ello bajo la batuta del moderador Gaspar.

 

   La música vino de la mano de MariVí, quien presentó a su compañero Gaspar, que nos explicó a quién , y por qué, dedicaba la canción “Europe´s living a celebration”.

 

“He elegido la canción  “Europe´s living a celebration “ cantada por Rosa López, ganadora de la primera edición de operación triunfo, porque con esta canción se quedó una de las primeras en el festival de Eurovisión, exactamente la 7ª .

Se la dedico a  Alba y a Cristina Buil que es una poeta”.

 

 

   En “reflexiones de un bandido” Jorge daba paso a nuestros compañeros de Cruz Blanca. Quienes nos leyeron un texto realizado junto a los compañeros de Down, en el que reflexionan sobre los beneficios que aporta el humor.

   Los bandidos que lo leyeron fueron: Yolanda B., Mapi, Yolanda A. y Alba.

 

El humor es un estado  importante en nuestras vidas, sobre  todo a la hora de trabajar  y convivir, el humor también se puede catalogar como un color. Si llegas al trabajo de mal humor  te vas a encontrar que se te hace la jornada más larga, no ves nada positivo, todo te parece mal,  no te relacionas bien con tus compañeros.  Si dejas el optimismo  a un lado, se te quitan las ganas de hacer nada, te sumerges en una depresión a veces duradera.

Al contrario, si estás de buen humor  todo es más fácil.  Lo ves todo de color de rosa. Te comunicas mejor con tus compañeros e incluso se te hace corta la jornada.  Estás más bromista, lo ves todo de color de rosa. En definitiva, es mejor por mucho, el humor rosa al humor negro.

Tener sentido del humor no significa ser un payaso o pasarnos el día contando chistes. Se trata de responder con una actitud positiva ante los retos o situaciones difíciles que nos encontramos en el día a día. El humor nos permite enfrentarnos a una situación difícil sin dejarnos secuestrar por las emociones negativas.

 Reírnos de nosotros mismos evita el miedo al ridículo y nos adelantamos a que los demás se rían de nosotros.

 El humor ayuda a encontrar soluciones a los problemas de la vida cotidiana.

La gente no puede enfadarse con uno si se la hace reír.

También el humor sirve para interrumpir el dolor emocional, para tomarse un respiro y pedir tiempo muerto a la tristeza o a la ansiedad. Es probable que, cuando acabe el humor su tarea, el malestar se haya suavizado.

El sentido del humor es un buen antídoto contra el miedo. Reírnos de las cosas que nos asustan las vuelve menos amenazantes.

 

La risa es una potente herramienta curativa. Una buena carcajada fortalece el sistema inmunológico del cuerpo y reduce las hormonas que pueden causar tensiones.

 

La risoterapia no se basa en sonrisitas, ni siquiera en carcajadas normales. Hay que aprender a reír con todo el cuerpo. Las sesiones parten de un cuerpo completamente relajado. Se necesita liberar las tensiones musculares y las preocupaciones para sumergirse plenamente en la medicina de la risa.

 

El humor es una actitud del ser humano para tener buen estado de ánimo. El humor lo podemos sentir con humoristas en programas de la tele como chiquito de la calzada con los videos de las llamadas por teléfono de famoso Gila o en programas de TV como en ese donde se pegan tortazos como los videos de primera o el programa callejeros videos de América. Nosotros los bandidos nos reímos mucho todos los días y se ha descubierto también que la risa tiene muchos beneficios psicológicos y físicos para la salud como por ejemplo:

- Previene de enfermedades del corazón ya que principales causas de ataques al corazón son el miedo y el enojo y la risa se ha descubierto reduce el nivel de estrés.

-  Un estudio en una clínica de Estados Unidos determinó que lo más optimistas viven más que los pesimistas. Se ha descubierto además que con la risa se mueven cientos de músculos. Por ejemplo 20 segundos de carcajada equivalen a 3 minutos del deporte de remo.                               

 

   En “el rincón del artista” Macaya presentaba el cuento humorístico que habían seleccionado nuestros compañeros de ASPACE.

   Pusieron voz a los personajes: Nacho, Raúl, Roberto, Carolina, Joaquín G. y Concha.

 

NARRADOR: Un pequeño y encantador pueblecito era el final de un precioso valle del Pirineo Oscense. Llegar no era fácil porque sólo una estrecha carretera sin asfaltar permitía el acceso. Escasamente un centenar de habitantes daban vida al lugar. Pero amigos ¡qué vida! Es difícil de explicar tanta felicidad. Cada uno tenía sus tareas, pero todos se ayudaban mucho. Presumían de tener el mejor carácter del mundo. Siempre estaban de buen humor.

Los sábados por la tarde se reunían en el Ayuntamiento para hablar de sus cosas y resolver sus problemas. Tan bueno era el ambiente que estas sesiones siempre acababan con risas: que si una anécdota, que si un chascarrillo, que si un situación divertida, que si un chiste, etc.

Tanta costumbre cogieron en esto que decidieron dedicar el mayor tiempo posible a la risa e idearon un sistema para reír más: numeraron las anécdotas y los chistes ya conocidos y, cuando salía uno nuevo, le ponían un número y lo añadían a la lista. Así, sólo con que un asistente dijera un número todos explotaban a reír recordando la historieta de referencia. Este método lo inventó Don Samuel, el maestro de toda la vida. Así fue durante años. Una idea muy funcional que dio unos resultados excelentes. Cada sábado por la tarde el pueblo se vaciaba y el Ayuntamiento se llenaba. El ambiente era para verlo. Mejor dicho, para oírlo. ¡Qué carcajadas resonaban por todo el valle cada vez que alguien decía un número! La cosa era, más o menos, así:

- ¡¡¡¡El DOS!!!!

 

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

................               .............. :- ¡¡¡¡El QUINCE!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

................   .............. :- ¡¡¡¡El TREINTA Y DOS!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

................CAROLINA B .............. :- ¡¡¡¡El DOSMIL DOCE!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

................   .............. ¡¡¡¡El VEINTIOCHO!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

................   .............. :- ¡¡¡¡El CUARENTA Y NUEVE!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

 

NARRADOR: Don Samuel se jubiló y llegó al pueblo, muy  su pesar, un joven y nuevo maestro. Este veía el final del valle como un destierro y esperaba poder pedir pronto el traslado. La verdad es que no se le veía muy integrado en la vida del lugar. Y eso que los vecinos, con su buen humor característico, siempre hacían lo posible por hacerle la estancia agradable.

Una semana de invierno nevó mucho y la carretera quedó impracticable. El joven maestro no pudo escapar a la gran ciudad como era su costumbre. Algo llamó su atención mientras intentaba entrar en calor en su casa. Era sábado por la tarde y un no parar de carcajadas resonaban por las calles del pueblo haciendo eco en las laderas de las montañas. La curiosidad le acercó hasta el Ayuntamiento, fuente del jolgorio. Se asomó, vio y escuchó:

- ¡¡¡¡¡El DOCE!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

- ¡¡¡¡El VEINTITRÉS!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

- ¡¡¡¡El NUEVE!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

-¡¡¡¡El CIENTO TREINTA Y SEIS!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

¡¡¡¡El SESENTA Y OCHO!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

- ¡¡¡¡El CUATROCIENTOS VEINTE!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!     .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

 

NARRADOR: No entendía que pasaba y creyó estar viviendo en un pueblo de locos.

Don Samuel, el anterior maestro, le explicó:

 

- Cada número hace referencia a un chiste, una anécdota, una curiosidad, un chascarrillo que ya todos conocemos. Sólo con decir el número, lo relacionamos, lo recordamos y nos reímos. Así, en menos tiempo, da para  más diversión.

JOVEN MAESTRO: .- Es buena idea,

 

NARRADOR: dijo el joven maestro.

 

JOVEN MAESTRO Y adivino en esta situación la oportunidad de congraciarme con los del lugar, que tanto se esfuerzan en hacerme la vida agradable y tan poco les respondo. Me uniré a la fiesta y contaré yo también algunos chistes.

NARRADOR: Y se puso al asunto lanzando al viento con su voz los números que le parecieron.

JOVEN MAESTRO:- ¡¡¡¡EL OCHENTA Y SEIS!!!!

NARRADOR: Gritó. Pero nada ocurrió, salvo un sorprendente silencio sepulcral.

Otro vecino interrumpió el silencio con un número.

- ¡¡¡¡El TREINTA Y SEIS !!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!! .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

NARRADOR: Y de nuevo las risas aparecieron

Un tanto desconcertado decidió un segundo intento:

JOVEN MAESTRO:- ¡¡¡¡EL OCHO!!!!

NARRADOR: Espetó al aire. Pero, de nuevo, siguió el silencio.

De nuevo, un vecino lo rompió exclamando.

¡¡¡¡El MIL CUATROCIENTOS TREINTA Y TRES !!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!.............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

NARRADOR: Y de nuevo las risas aparecieron.

Pensó que, tal vez, estos números, por la razón que fuere, estaban fuera de catálogo y decidió repetir alguno de los que él mismo había oído y habían tenido estruendo favorable. Se armó de valor y proclamó:

JOVEN MAESTRO:- ¡¡¡¡El NUEVE!!!!

NARRADOR: Y, de nuevo, nada ocurrió. Estaba aturdido y se dirigió a Don Samuel pidiendo explicación a la causa:

JOVEN MAESTRO: .-¿Porqué cuando yo digo un número nadie se ríe?

Don Antonio, con la sabiduría que dan los años, se dirigió a él y con voz pausada le dijo:

.- Creo, mi joven amigo maestro, que lo que pasa es ….

 

¡¡¡¡QUE NO TIENES NI PIZCA DE GRACIA CONTANDO CHISTES!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!! .............. Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja

NARRADOR: Todos los presentes explotaron en sonoras y saludables carcajadas. Incluso él mismo. Desde aquel momento, el joven maestro forma parte del catálogo de chascarrillos del valle. Su anécdota quedó registrada con el número SEISMIL TRESCIENTOS DOCE. Y hasta él mismo se parte de risa cuando alguien le nombra ese número.

 

   Y así llegamos al final del programa. Alberto, Víctor, Mamen, Rosi, Azucena, Mónica, Carolina B. y Laura fueron los encargados de cerrarlo dando de nuevo las gracias a los participantes y colaboradores y dando a conocer el tema de nuestro próximo programa. Así como recitando todos y cada uno de los nombres de Los Bandidos de la Hoya.

 

El próximo programa será el viernes 16 de FEBRERO sobre las 11, desde el CENTRO CULTURAL EL MATADERO de Huesca.

Lo hemos titulado LOS NIÑOS.

Como dice Serrat en su canción, hablaremos de “esos locos bajitos que se incorporan, con los ojos abiertos de par en par”. Los bandidos queremos recordar esa dulce etapa de la vida y dar a conocer en este programa el niño que todos llevamos dentro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres