Blogia
los bandidos de la hoya

nº 116 E.B. "¿de qué estamos hechos?" [18.02.11]

nº 116 E.B. "¿de qué estamos hechos?" [18.02.11]

   En esta ocasión Los Bandidos de la Hoya quisimos dedicar el programa a la ciencia. Concretamente a la bioquímica y biología molecular. Nos intriga saber de qué estamos hechos. Tal vez eso nos ayude a entender lo que somos, cómo somos y porqué nos pasa lo que nos pasa.

   Mónica, Raúl, Víctor, Roberto, Luís, Mamen, Loreto y Jorge fueron los encargados de abrir el programa dando a conocer el sumario del mismo. Seguidamente, los bandidos investigadores (Sofía, MariVí, José Luís, Dani M., Alba, Laura y Gaspar) nos leyeron unos textos para introducirnos en el tema.

 ¿de qué estamos echos?

 

El esperma del varón y el ovario de la mujer se juntan y crean un hijo o hija, y cuando pasan nueve meses este hijo sale de la tripa de la madre. A veces puede ser menos y entonces puede haber problemas, pero  lo más normal es que el niño nazca a los nueve meses.

Nos solemos parecer a los padres, algunos un poco más a su madre y otros más a su padre. Solemos parecernos a ellos, por la herencia genética: su cuerpo, pelo, ojos, voz …

A veces los papás tienen que dejar a los niños en la guardería porque trabajan y no  saben con quién dejarlos, ya que cuando somos pequeños necesitamos los cuidados de los adultos. Poco a poco los niños ya empiezan a ir al cole y saben andar, hablar etc…

Los padres dan toda su vida a los hijos y cuando estos ya son mayores y pueden hacer las cosas por si mismos, aún los necesitamos para que aconsejen y ayuden en las dudas y muchas otras cosas.

José Luis Bescós y Chunguita.

 

diferencias genotipo-fenotipo

Para entender la evolución humana se debe entender cómo estamos hechos. El genotipo es la composición genética del organismo. Dos organismos con genes diferentes tienen genotipos diferentes.

El genotipo es por dentro del organismo aunque no se vea, mientras que el fenotipo es completamente diferente, ya que se ve absolutamente todo, como el desarrollo de alguien, comportamiento, rasgos, etc. El fenotipo es por fuera, el genotipo por dentro.

Esto es fundamental para el estudio de la evolución.

Nunca dos personas tienen un mismo genotipo, pero hay una excepción: los gemelos idénticos. En este caso son iguales por fuera porque también son exactamente iguales por dentro, comparten genotipo y fenotipo.

 

el genoma humano

Es la secuencia de ADN de un ser humano, es el código genético que contiene información básica necesaria para el desarrollo físico de un ser completo. Un gen es la unidad básica de la herencia que porta la información genética necesaria para la síntesis de una proteína y un ARN básicos.

En 1990 fue fundado el Proyecto Genoma Humano (PGH), un proyecto internacional de investigación científica cuyo objetivo era determinar la secuencia del ADN humano e identificar los aproximadamente veinticinco mil genes que contiene.

Una de las aplicaciones más directas de dicho proyecto es conocer la base molecular de muchas enfermedades genéticas para poder realizar un diagnóstico adecuado, como por ejemplo: la enfermedad de Gaucher, el Alzheimer, la enfermedad de Huntington o el síndrome de Marfán entra muchas otras.

En 1997 la UNESCO aprueba la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, para dotar al mundo de un instrumento legal que proteja y garantice los derechos de las personas involucradas en este campo.

 

   En la sección “entrevista” los bandidos Roberto y Eli presentaban al invitado especial del programa: Carlos López Otín, profesor e investigador de la universidad de Oviedo, aunque él nació en Sabiñánigo. Y nos contaron algunas cositas sobre él.

 Este profesor y científico nació en Sabiñánigo (1958), aunque desarrolla su actividad profesional en Oviedo. El Doctor CARLOS LOPEZ-OTIN es Catedrático de Bioquímica y biología molecular de la Universidad de Oviedo. Lleva décadas investigando en campos como la biología molecular y la genética; o en patologías como el cáncer o las enfermedades hereditarias.

Entre sus numerosos hallazgos y descubrimientos se le atribuye, por ejemplo, el descubrimiento de sesenta nuevos genes humanos codificantes asociados a enfermedades como el cáncer. También haber hallado la proteína colagenasa-3, presente en procesos tumorales y enfermedades como la artritis.  

El viernes 9 de Julio de 2010 se inauguró oficialmente en Sabiñánigo (Puente Sardas) el CDIAT (Centro de Desarrollo Infantil de Atención Temprana) que lleva su nombre, “Carlos López Otín”.  Él acepta la invitación y asiste personalmente a dicho acto, accede a que el centro lleve su nombre y se muestra muy dispuesto, accesible e interesado en colaborar con la discapacidad oscense. Tenemos, pues, el placer de entrevistar a un amigo y colaborador.

   

   Desde aquí volvemos a agradecerle que aceptara nuestra invitación para participar en nuestro programa, en esta ocasión de una manera especial, pues era la primera vez que desarrollábamos una entrevista vía teléfono. Muchas gracias por descolgarnos y compartir parte de tu tiempo con nosotros.

    Se unieron a la mesa, en nuestra “charrada” nuestros bandidos tertulianos habituales: Nacho, Eli, Roberto, Joaquín, Josan, Lupe y Conchita. Todos bajo la moderación de Gaspar y Conchita.

    En “mi música favorita” Lidia presentaba a su compañera Ana, quien nos explicó por qué había elegido la canción “volver” y a quién se la dedicaba.

“He elegido la canción de de la banda sonora de la película de Pedro Almodóvar “VOLVER” cantada por Estrella Morente. La canción original esta compuesta por Carlos Gardel en los años 40.

Se la quiero dedicar a mi abuela que últimamente esta un poco triste porque se murió su marido, para que se anime y también a mis tíos Antonio y Tere”.

    En “reflexiones de un bandido” Joaquín M. daba paso a su compañero Nacho, quien nos habló de la figura de nuestro científico amigo Carlos López Otín.

 Carlos López Otín: científico para ayudar

 Carlos López Otín nació en Sabiñanigo en el año 1958. Estudió en Madrid, en Zaragoza y Oviedo. Es catedrático de bioquímica y biología molecular en la universidad de Oviedo. Este investigador está muy bien considerado y reconocido internacionalmente porque ha investigado mucho, sobre todo en el genotipo. Los genes deciden cómo es una persona: baja, alta, gorda, como tiene los dedos, el pelo, los ojos, etc. Todo lo que se ve exteriormente, que se denomina fenotipo, es causa de los genes. Cuando existe una alteración en los genes hace que una persona nazca con una afección.

Carlos ha obtenido numerosos premios, tanto por investigación, como por proteger el medio ambiente, por las nuevas tecnologías, etc. El  motivo por el que este gran científico siempre ha querido investigar es la intención de que en un futuro se pueda curar enfermedades, o al menos mejorar bastante la calidad de vida de nuestra sociedad. Una de las cosas que Carlos López Otín está intentando conseguir es un remedio para el cáncer. Esta afección, entre otras muchas, suelen darse en muchos casos por la herencia. En los genes está toda esta información. Muchas veces, al cabo de unos años, una persona padece esta enfermedad que, en muchos casos, sus antecesores también padecieron.

La ciencia ha evolucionado mucho y se han descubierto soluciones a enfermedades, como en algunos tipos de cánceres. En otros casos no existe curación, pero se ha conseguido mejorar, y bastante, la calidad de vida de las personas que padecen estas enfermedades. El Sida, por ejemplo, está en este segundo caso.

Admiro a los científicos porque dedican gran parte de su vida a estudiar y luego a investigar, siempre pensando más en el bien de los demás que en su lucimiento personal. Por ejemplo, Carlos también se ha centrado en estudiar lo que denominamos “enfermedades raras”. Investigar estas últimas hace que las personas que las padecen, en un futuro se les pueda hacer más agradable la vida curándolas o, en el caso de que no puedan llegar a curarse, al menos llegar a mejorar bastante su calida de vida.

Este científico ha descubierto, aproximadamente unas setenta enfermedades hereditarias a causa de las mutaciones de los genes de nuestro organismo. Esto lo ha descubierto, principalmente por el estudio de las Proteasas que tenemos en el cuerpo humano.

 Creo que el Estado tiene que dar facilidades para que cada vez existan más personas con estas inquietudes. Digamos que lo ideal es que cualquier profesión se valore, pero éstas de investigación aún mas, porque nuestra calidad de vida en un futuro dependerá de ello.

Que esto valga para descubrir y descubrir más. Muchas gracias.

 José Ignacio Oliva

    Dentro de esta sección, en el apartado “contradicciones” la bandida Magdalena cedió el micro a su compañero Ramón, quien diserta sobre el valor y el reconocimiento social. Los ídolos de barro y los verdaderos ídolos.

 un ídolo llamado salud.

 Desgraciadamente vivimos en una sociedad en la que nos solemos juntar formando una gran multitud cuando un equipo o deportistas de nuestra ciudad, región o país consiguen algo grande en determinados acontecimientos deportivos. Cuando llega algún deportista le recibimos idolatrándolo de una manera totalmente desmesurada. Sin embargo si llega un científico ni hay fiestas multitudinarias ni recibimientos calurosos.

Además de ser una persona muy inteligente, de saber trabajar en equipo como ninguno, del espíritu de sacrificio de trabajar hora tras hora, uno debe de tener unos valores como ser humano inigualables.

El empeño por conseguir algo que salve o ayude a muchas vidas no tiene precio y sinceramente me da vergüenza recordar el nombre de multitud de deportistas y ninguno de científicos que gracias a ellos por ejemplo he logrado superar una neumonía.

Me gustó mucho una frase del Dr. López Otín: “es fundamental que la sociedad esté perfectamente informada de lo que representan los avances científicos, así todos podemos opinar y decidir en libertad, evitando que los límites en la investigación sean impuestos por la ignorancia o los intereses particulares”. A mí particularmente no me importa si mis hijos son altos, bajos, gordos, flacos, inteligentes o no, lo que más me importa es que tengan salud y sobretodo que sean felices.

No me hubiera gustado tener mis dos hijos “a medida”, nacieron sanos ¿qué más puedo pedir?, lo que más me gustaría es que si un día alguno tiene mi enfermedad, ésta ya sea curable, si un día tienen ésa maldita enfermedad llamada cáncer éste sea como un simple catarro y si sufren alguna enfermedad de las llamadas “raras” éstas dejen de ser incurables. Yo voy a vivir cien años y ellos espero que ciento veinte, eso sí, ¡sanos!

Nunca estaremos lo suficientemente agradecidos hacia personas que con su empeño, dedicación, trabajo y entusiasmo dedican todo su tiempo hacia los demás, haciendo posible el avance hacia lo más importante de las personas: la salud.

 

    Desde “el rincón del artista” Carolina B., daba paso al cuento escrito por la bandida Lupe, sobre el tema del programa, y en el que pusieron voz a sus personajes varios de los bandidos: Martín, Cristina, Raúl, Carlos y Víctor.

 

Estrella Marina era una joven con muchas inquietudes. Había decidido ser madre soltera y tuvo una preciosa niña rubia que le colmó de felicidad. Pero ahí no acabaron todos los deseos de Estrella, ella siempre había soñado con viajar a África y mediante Médicos del Mundo emprendió un largo viaje con su hija a Costa de Marfil.

Cuando llegaron allí, se encontraron un país en guerra, con muchas dificultades, hambre, enfermedades, etc. Pero a pesar de todo ella estaba feliz de poder ayudar y colaborar, porque se me ha olvidado deciros que Estrella era médico, y era feliz también de ver cómo su hija jugaba y se había integrado perfectamente con los niños del lugar.

Un día apareció por el campamento un nuevo cooperante. Se llamaba Defer y era uno de los mejores abogados del ejército del país.

Entre los dos surgió algo muy especial.

 

DEFER: Hola, soy Defer ¿qué hace una princesa como tú en mi país?

 

ESTRELLA: Encantada de conocerte. Me pareces un chico guapo y no soy una princesa, soy médico.

 

DEFER: ¿Te puedo invitar a un café y me cuentas algo mas de tí?

 

ESTRELLA: Sí, pero tendrás que invitar a una princesita más.

 

DEFER: ¿Qué tienes una hija y estás casada?

 

ESTRELLA: Tengo una hija y lo demás te lo cuento con el café.

 

Tuvieron una larga conversación y noche tras noche los dos buscaban una excusa para encontrarse y surgió el amor.

Defer hablo un día con su familia y les dijo que se había enamorado de Estrella.

 

DEFER: WACA FULE FULE GULU GULU ESTRELLA

 

TALIBI: WACA MULE TULO YUCO REA

 

Lo que le dijo el padre de Defer es que sólo le dejaría vivir con ella si tenían un hijo, Defer se lo dijo a Estrella y a los nueve meses nacieron los gemelos.

Las cosas se empezaron a complicar demasiado en el país y Defer y Estrella decidieron que no era el mejor sitio para educar a sus tres hijos por lo que decidieron venir a España.

Se instalaron en Monzón, donde vivía la familia de Estrella, que acogió a Defer con los brazos abiertos.

Estrella enseguida encontró trabajo como médico en España pero a Defer no le convalidaban su titulo de abogado en España y tuvo que dedicarse a cuidar de los niños y empezar a estudiar.

De repente, una mañana Rosa, la niña, se despertó con algunas manchas en su cuerpo. Defer esperó a que viniera Estrella y la viera, pero ella no las pudo relacionar con nada conocido y decidió llevarla al hospital porque además cada vez el estado de la niña empeoraba.

El doctor García era amigo de Estrella, además de un buen pediatra y científico, y examinó a la niña.

 

DOCTOR GARCÍA: Lo siento Estrella, pero a pesar de todos los análisis que le hemos hecho no sé qué tiene tu hija, es algo muy raro.

 

ESTRELLA: ¿Puede correr peligro su vida?

 

DOCTOR GARCÍA: En este tipo de enfermedades raras nunca sabemos a lo que nos enfrentamos. Yo seguiré estudiando el caso y en cuanto tenga algo me pondré en contacto con vosotros.

 

Viendo que su hija no mejoraba, recorrieron todos los hospitales de prestigio del país y se pusieron en contacto con diversas asociaciones de enfermedades buscando una solución para su hija. No encontraron nada que pudiera ayudarla.

Defer hablaba habitualmente con su familia y le iba contando lo que estaba pasando. Ellos desde allí también decidieron echarles una mano, y cuando ya se encontraban sin fuerzas y desesperados recibieron una llamada de la familia de Defer diciéndoles que había ido un cooperante que era un gran científico y que le habían hablado del caso de la niña y se había ofrecido a ayudarles.

Ellos no lo dudaron un momento y viajaron a pesar del delicado estado de la pequeña a Costa de Marfil, fue examinada por el científico y después de varias semanas consiguió un diagnóstico para la pequeña.

Pero le costó unas semanas más poder ponerle un tratamiento. El científico estaba en Costa de Marfil haciendo un análisis genético de la población. Curiosamente, encontró en el abuelo de Defer la solución a la enfermedad de la niña.

 

CIENTÍFICO: ¡ Eureka! ¡Lo encontré!

 

Después de varios meses volvieron a España, aunque siguieron en contacto con el científico africano. A pesar de que Rosa hoy en día es una adolescente, este científico sigue estudiando su enfermedad que sus hermanos no desarrollaron.

 

 

 

   Así llegamos al final del programa, donde Dani, Alberto, Víctor, Azucena, Raúl, Carolina y Blanquita cerraron el programa dando las gracias como siempre y recitando todos los nombres de Los Bandidos de la Hoya.

El próximo programa será el viernes 4 de MARZO, a las 12 horas, en el “SALÓN AZUL” del Casino Oscense, en el mismo centro de la ciudad.

Será un especial titulado “mujer y discapacidad”, preámbulo de los actos que se celebrarán el martes 8 de marzo. Todos nosotros, bandidas y bandidos, estamos especialmente sensibilizados e involucrados en este tema. Así que será un programa, de verdad, muy especial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres