Blogia
los bandidos de la hoya

nº108 E.B.: "voluntariado" [01.10.10]

nº108 E.B.: "voluntariado" [01.10.10]

   Los Bandidos de la Hoya, una vez más en nuestra cueva del matadero, hablamos del voluntariado. Es un tema que a los Bandidos de la Hoya nos importa mucho pues, sin la ayuda y colaboración desinteresada de muchas personas, nuestra vida estaría muy limitada.

   Los Bandidos Jorge, Víctor, Conchita, Loreto, Ana y Joaquín M. fueron los encargados de abrir el programa desvelando el contenido del mismo. Nacho fue el encargado de leer un texto, escrito por él mismo, que nos hacia entrar en materia.

 las personas voluntarias. un gran ejemplo a seguir

   Yo he vivido muy de cerca el mundo del voluntariado, pues he estado en sitios en donde hay personas afectadas y necesitan ayuda. Algunas personas, como yo, podemos darnos un paseo cuando queramos; pero hay quienes no pueden ir solas y necesitan ayuda de estas personas voluntarias.

   Yo nací con “PARÁLISIS CEREBRAL”. A mí me afectó la zona psicomotriz; es decir, la zona que coordina el movimiento. Acudo todos los días a una asociación, ASPACE HUESCA, que realiza muchas actividades. Algunas de ellas no serían posibles sin la colaboración del voluntariado. Por ejemplo, todos los años hacemos un viaje de unos quince días de vacaciones. En éstas vienen tanto personas trabajadoras de este centro como personas de afuera (voluntarias). Lo hacen así porque las de aquí saben mejor cómo atendernos y a las personas voluntarias, aunque lo hagan con el mismo cariño e interés, preguntan a las primeras en caso de duda. Es lo mejor y todos salimos ganando y disfrutamos de las vacaciones.

   También durante el año existen personas voluntarias para diversas tareas. Una de ellas, entre otras muchas más y que no recordaré, es esta actividad de radio, donde vienen personas de cada asociación, y de otros sitios, a ayudar de corazón, sin querer recibir nada a cambio. Estas personas son altruistas, como todos los voluntarios o voluntarias de cualquier lado.

   Además, estoy viviendo en un lugar llamado CRUZ BLANCA en esta ciudad de Huesca. Ahí también vienen muchas personas voluntarias. Un día pregunté a una persona porqué le gusta ayudar, y me dijo una cosa que me chocó bastante. “Yo ayudo porque creo en las buenas obras. El amor es como algo grande que siempre está ahí. Es algo que nos hace pensar. Por ejemplo, a mi me gusta que me ayuden, que me aprecien. Pues a los demás igual. Esto es el sentido de la vida”. Con esto que dijo, creo que fue suficiente. No quiero dar el nombre de esta persona. Ahora, vive atendida en la CRUZ BLANCA DE HUESCA porque ya es mayor. A este centro vienen muchas personas voluntarias, que además, también se han portado muy bien conmigo (hasta me han llegado a invitar a un café, entre otras cosas más). Se nota que hacen su labor con corazón. No quiero nombrar personas, pero todo esto que escribo es en nombre de todas las personas voluntarias. Se merecen esto y mucho más.

   En Huesca, como en otras ciudades más, existe una asociación que coordina todas las acciones del voluntariado. Se llama “PLATAFORMA DEL VOLUNTARIADO OSCENSE”.

   Además, muchos de estos voluntarios tienen que compaginar su labor con estudios o trabajo. Muchas de ellas, en sus pocos ratos de descanso ayudan a otras personas. Esto se dice pronto, pero este esfuerzo les reconoce como personas de corazón. La verdad sea dicha.

   En fin, que esto siga así y solo queda dar las gracias a todos los voluntarios. Mucho podemos aprender de ellas para tomar ejemplo y que, entonces, existan cada vez más personas que hagan las cosas de forma altruista. Muchas gracias.

   La actualidad vino de las voces de nuestros compañeros Magdalena, Lupe, Abel y Lydia.

   Cristina y Dani M. nos presentaron a nuestra invitada para el programa: Asun Gella, voluntaria de Cruz Blanca.

Mª Asunción Gella Dieste, ASUN le llaman los amigos, es de Huesca. Como se suele decir: “de toda la vida”.

Es trabajadora y ama de casa. Ella se presenta diciendo que: “le gusta la vida…, le gusta ser feliz…

Tiene una familia maravillosa, en la cual se quieren, se respetan y se juntan en todas las celebraciones. Amigos tiene muchos y de los que están ahí cuando se les necesita.

Toda esta felicidad y amor que tiene es lo que quiere compartir con la gente que, por diferentes causas, se han visto privados de ella.

Éste es un poco el currículum vitae de Asun Gella en su faceta social. Es voluntaria de la casa familiar de la Cruz Blanca desde hace muchos años. Ella dice ser “una más en la gran familia de la Cruz Blanca”.

   Aprovechamos la ocasión para volver a agradecerle que aceptara nuestra invitación y nos dedicara parte de su tiempo.

   A nuestra “charrada” se unieron nuestros compañeros tertulianos: Nacho, Eli, Lupe, Josan, Joaquín y Conchita. Todo ello bajo la batuta de nuestros moderadores Gaspar y Miguel Ángel.

    En “mi música favorita” Josan dio paso a su compañera Mamen, quien dedicó una canción y nos explicó por qué.

“Porque se la quiero dedicar a mi hermano Pedro que vive en Santiago de Compostela y tiene un lunar justo donde dice la canción, como yo, y a los dos nos la han cantado muchas veces.

Además es muy bailable y me gusta mucho”

   El bandido José Luís fue el protagonista de “reflexiones de un bandido”, su compañera Ana le dio la entrada para leernos su texto sobre la vuelta al cole y la rutina otoñal.

 

   La vuelta al colegio fue el día 7 de septiembre. Por desgracia, había llegado el final de las vacaciones de verano para los niños y, también a la vez, la alegría de los padres cuando ven que sus hijos van a entrar en los colegios.

Sin duda alguna los que más sufren de la vuelta al colegio son los niños más pequeños, puesto que casi tienen que ser empujados para meterlos dentro.

Otras personas que también sufren de la vuelta al cole son las abuelas y abuelos de los niños porque a partir de ese momento no los verán con tanta facilidad como en verano, ya que a muchos de ellos, les toca cuidar de los nietos mientras los padres están trabajando.

En los días anteriores a la vuelta de los niños al colegio, los padres suelen ir ajetreados de un sitio a otro para comprar todos los libros, cuadernos, lápices, rotuladores, mochila, estuches, etc. por desgracia para el bolsillo de los padres, la vuelta al cole no sale nada barata puesto que comprarle a cada niño el material necesario supera con creces los 600 € de media para los colegios públicos, y todavía es más alta la cantidad en los privados, porque en muchos además les hace falta el uniforme.

Antes la vuelta al cole no afectaba tanto al bolsillo de los padres, puesto que podíamos cambiarnos los libros con nuestros hermanos, con lo que prácticamente sólo tenías que comprarte algún cuaderno y muy de vez en cuando una mochila.

Hay algunos niños que se alegran de su vuelta al colegio. Unos son los que se les hacen las vacaciones excesivamente largas y otros los que quieren volver a estar con sus amigos. También hay quienes desean mucho saber quiénes van a ser sus nuevos compañeros.

La vuelta a las clases es cada vez más pronto, este año ha sido el día 7 de septiembre, a este paso el año que viene puede ser un día de agosto. Además de para los niños, supone también la vuelta a la rutina de todos, los mayores también, a los que por desgracia se nos han acabado las vacaciones.

Yo aún tengo las pilas descargadas o al menos semi-descargadas. Por desgracia para mí, se ha acabado mi estación preferida y ahora vienen las que menos me gustan que son el otoño y el invierno, puesto que prefiero pasar calor que frío en la calle, pero hay que ser optimistas y pensar que en dos días volvemos a estar de vacaciones.

 

En “el rincón del artista” Eli, presentada por el bandido Raúl, nos deleitaba con un cuento que escribió sobre el voluntariado, y a quienes algunos de los bandidos le dieron voz.

 

el efecto de una canción

   Sonó el despertador. Como todas las mañanas, Julia se levantó, preparó la ducha y desayuno. Le esperaba un día de trabajo pero no le importaba, había decidido dedicar ese verano a colaborar en ayudar a los demás, sintiéndose bien con ello pues al final del día descubría que había recibido mucho más de lo que daba.

   Se dirigió a la ludotecas, donde ayudaba por las mañanas como monitora de tiempo libre con niños con necesidades especiales. Los abrazos, las sonrisas y los besos de esos chiquillos le llenaban el corazón de alegría.

   A mediodía se dirigía al comedor del albergue, donde ayudaba a servir la comida a los menos favorecidos de la sociedad. El breve fulgor de los ojos de los que recibían la comida le hacía darse cuenta de que por unos instantes conseguía que esas personas tuviesen un día un poco mejor.

   A las cuatro quedó cinco minutos con su amiga para tomar un café, que le dijo:

 

ALBA (DOWN): No entiendo cómo desaprovechas este fantástico verano haciendo voluntariado, ¡con lo bien que lo pasarías de fiesta con nosotros!

ELI (ADO): Julia simplemente contestó:

FINA (ASAPME): Para ser voluntaria sólo hacen falta dos cosas: tiempo y ganas, y yo tengo ambas. Además he descubierto que en lugar de malgastar mi tiempo de forma ociosa prefiero vivir esta experiencia, no sólo por el bien que se hace a la sociedad sino por lo que yo recibo en mi interior, esa sensación no se puede describir con palabras.

ALBA (DOWN): Disculpa - dijo su amiga - Quizás he actuado de forma frívola e inconsciente.

ELI (ADO): Julia le dijo:

FINA (ASAPME): ¿Por qué no me acompañas esta tarde?

ELI (ADO): Su amiga le preguntó:

ALBA (DOWN):¿A dónde vas?

FINA (ASAPME): A visitar a una encantadora viejecita. Es de Ecuador y tiene la enfermedad de Alzheimer , muchas veces no reconoce ni a sus hijos, a veces se me hace difícil hacerle compañía pues por lo avanzado de su enfermedad se le van las horas mirando la ventana sin hablar y cuando me mira fijamente, a pesar de que voy todos los días, no me reconoce ni siquiera cuando la llamo por su nombre, Alejandra. Pero tengo la esperanza de que en algún rincón de su cerebro percibe que estoy allí.

ALBA (DOWN):¡Bueno, vamos a verla!

ELI (ADO): le contestó su amiga Marta.

Los hijos de Alejandra le comentaron a Julia que su madre, de joven, se pasaba el día cantando, por lo que ese día había preparado una antigua canción de Ecuador y comenzó a cantar…….Lo que ocurrió después fue casi increíble, Alejandra giró la cabeza y empezó a cantar, Julia no se acordaba de toda la canción, pero sorprendentemente Alejandra sí. Marta, emocionada, cogió un antiguo cancionero que le facilitó el hijo de Alejandra y cantó con ella, sus hijos lloraron de alegría y emoción y les acompañaron en las canciones.

   Esa tarde tanto Julia como Marta aprendieron que nunca se sabe qué puede penetrar en la oscuridad en la que viven las personas que como Alejandra sufren una enfermedad por la cual no pueden comprender o comunicarse, y que tal vez una simple canción sea el resorte para llegar hasta ellas.

   Marta se sintió tan bien con la experiencia que desde ese día se hizo voluntaria como Julia, obteniendo en ello mucha más satisfacción de la que jamás habría soñado.

 

Y así llegó el punto y final del programa de la voz de Dani, Joaquín M., Laura, Carolina, Víctor, Alba, Alberto, Mónica, Nuria, Joaquín G. y Azucena, quienes dieron las gracias a todos nuestros colaboradores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres