Blogia
los bandidos de la hoya

nº100 E.B. "el SuperBandido" [30.04.10]

nº100 E.B. "el SuperBandido" [30.04.10]

Con este nombre “Los Bandidos de la hoya” quisimos celebrar nuestra emisión número 100. Se trata de una ocasión especial y por eso hoy queríamos hacer un repaso de nuestro paso por los programas. Y recordar con vosotros nuestros principios.

 

Los Bandidos Joaquín M., José Manuel, Laura, Loreto y Alba fueron los encargados de abrir el programa desvelando su contenido y dando la bienvenida a toda la audiencia.

Posteriormente Carlos y MariVí nos leyeron un texto sobre “nosotros mismos”.

 

“el SuperBandido”

 

Hoy ya cumplimos el programa nº 100.

No cabe duda  que los comienzos  fueron algo complicados como suele pasar en casi todos los proyectos a emprender. Pero este parece ser un tanto especial.

Pues desde sus comienzos todas las personas que van pasando por él se enganchan y llenan de ilusión, y todos aquellos que nos han tenido que dejar por el camino, siguen recordándonos al igual que nosotros a ellos: José Manuel, Alberto, Chusé Manuel, Dulce, Vero, Javi…

Además gracias a este hemos podido entablar buenas amistades entre usuarios de las diferentes asociaciones que participamos en este proyecto.

Estamos muy contentos de haber llegado hasta este número tan mágico como son los 100 programas. Y ver cómo vamos madurando poco a poco.

Para los que todavía no sepáis bien qué es esto, os contaremos que “Los bandidos de la Hoya” somos un equipo de radio, formado por personas con discapacidad que hacemos un programa en el que hablamos de muchas cosas interesantes y con ellos también recorremos algunos lugares.

Preparamos y ensayamos los programas los jueves por la tarde en el club Pieconbola.

Conchita  nos guía y nos pone las pilas para escribir textos, además nos hace repasar  un poco las lecturas. 

 

Al empezar el programa comentamos el tema del día.

Las bandidas Cristina, Lidia, Loreto, Sofía y Fina hacen muy bien las poesías que bien leídas son muy sentidas y muy divertidas.

Contamos algunas noticias. También leemos e interpretamos cuentos divertidos, a Eli, Mariví, Carolina, e Inma se les dan de maravilla.

Entre casi todos nos turnamos para dedicar una canción a la gente que queremos mogollón.

Nacho, Josan y Jose Luis, cuentan sus Reflexiones sobre temas e ilusiones.

Maider nos ayuda con las preguntas para nuestros entrevistados.

Con ellas Lupe, Miguel Ángel y Gaspar que suelen ser los más cotillas y preguntones, entrevistan a nuestros invitados.

Con estos entrevistados, Roberto, David, Joaquín y otros, hablan entusiasmados.

Además para presentarlos Blanquita o Carlos siempre están dispuestos.

El bandido Miguel que es un  poco ligón y marchoso, a Sofía tiene frita porque todo el día la chincha, pero a la hora de la grabación se pone en la mesa muy formal y sigue el guión.

En la despedida es habitual escuchar las voces de Dani, Alberto, Mónica, Raúl o Mamen.

María nos ayuda un montón colocándonos,  poniéndonos el micro y ayudándonos a seguir el guión.

Ah!, y tenemos un bandido Dormilón es nuestro amigo Macayón que tiene un gran corazón.

Y qué decir de nuestra gran bandida Consuelo, que todos los días de emisión viene a vernos  con ilusión.

Si estáis interesados en seguirnos  y queréis venir como público estaremos emitiendo cada dos viernes habitualmente en el Centro cultural del matadero.

Los bandidos de la hoya queremos robaros el corazón.

 

Quisimos hacer una entrevista y tertulia especial, acorde a lo que este programa representaba para nosotros. Así pues conseguimos realizar una agradable “charrada” con grandes bandidos que nos visitaron en un día tan especial. Para algunos de vosotros igual no os son muy conocidos, pero para los que estamos a este lado del micrófono significan mucho y por ello quisimos compartir anécdotas y sentimientos con ellos.  No pudieron venir todos los bandidos que hubiéramos deseado para esta tertulia, pero he aquí una buena muestra del espíritu bandido.

Los bandidos Joaquín G., David P., Sofía, Abel, Lupe, Blanquita, Joaquín G., Conchita L. y Gaspar nos leyeron sus datos de presentación:

 

Consuelo: Nació en Torres de Montes y, a sus 83 años, es toda una enciclopedia viviente de la vida rural y social de la hoya de Huesca. Padeció la guerra civil y sus posteriores miserias. Cuenta que se caso con “una buena persona en el año del hambre”, a sus 22 años, y por eso desdramatiza esta crisis. Desde que los bandidos nos trasladamos al Centro cultural del Matadero, en el programa numero 30, su presencia ha sido nuestro estímulo. Representa nuestro público más fiel, la esencia de nuestra dedicación. Su ambición era ser modista y la nuestra que siga disfrutando de la vida y transmitiéndonos esa vitalidad que le caracteriza. La bandida Sofía le dedica una de sus  poesías:

 

A consuelo:

 

Un premio especial a una bandida incondicional.

 

Tus amigos Bandidos, te estamos agradecidos

 

Porque todos los programas, escuchas con muchas ganas.

 

Un premio te hemos pensado dar, y esta poesía te queremos regalar

 

Aunque yo no soy poeta

Con amor te comparo con una flor

Eres como una violeta.

 

Eres la reina de amapolas,

cuya flor es color rojo pasión,

Con nosotros pasas horas,

y te entregas con el corazón.

Eres un hermoso girasol

que brota con nuestra ilusión.

 

Si alguien no lo entendiera

Es que soy jardinera.

 

Eres una gran bandida

Por eso con alegría

A ti buena amiga

Te dedico esta poesía.

 

 

José Manuel Muñoz: Un Tardientano cuarentón que contribuyó a que los bandidos se hicieran grandes desde el programa número 16 hasta que la vida le trasladó a Zaragoza. Aún hoy es un bandido más pues, desde la distancia, nos apoya, nos sigue y nos envía sus escritos. Era un activo deportista hasta que un accidente de circulación le provocó una lesión medular a los 23 años. Ahora, Josemanuel es un gran lector, buen poeta, entusiasta viajero y, por encima de todo, un gran bandido de la hoya.

 

Dulce Pellicer: “Mujer de pocas palabras y grandes hechos”. Así definimos a Dulce Pellicer. Se inició como bandida en el programa número 35 y colaboró directamente hasta que sus obligaciones laborales cambiaron de rumbo. Fue nuestro control técnico una treintena de programas. Ahora es una seguidora y amiga. Nació en Alcañiz y se ha hecho oscense de corazón. Disfruta de la música y el teatro ya que, entre sus aficiones, está tocar la guitarra y actuar. Y también pasear con su perro “Chiflo”. Ella dice que “me gusta ser lo que soy”, y nosotros le alabamos el gusto.

 

Cristina Pérez: En Jaca, en 1961, nació Cristina; una bendición para su familia y amigos. Para todos los que no han tenido la suerte de conocerle en persona es “LA VOZ”. Detrás del micrófono de la radio  se convierte en una excepcional comunicadora y analista de la actualidad. Todo lo que ocurre y hay que saber tiene otra dimensión si lo cuenta Cristina. Ya sea en la cadena Ser o en Aragón Radio, su manera sensible, delicada y acertada de tratar los temas han hecho de ella uno de los profesionales más reputados y respetados de nuestra comunidad. Para Los bandidos ha sido el “alter ego”, pues sin ella estamos perdidos en la emisión de nuestros programas. Siempre discreta, siempre a la sombra, siempre dispuesta, siempre eficaz. Sin Cristina los bandidos no tendrían botín que repartir a sus corazones.

 

Ana Alós: Empresaria, licenciada en Económicas. Tiene 41 años, esta casada y tiene dos hijas de 9 y 4 años.

En 1996 crearon  con su marido una ASESORIA DE EMPRESAS, en la que ha trabajado hasta hace unos meses, ya que ahora es concejal en el Ayuntamiento de Huesca y se dedica en exclusiva a ello.

Ana fue nuestra invitada en el programa nº 83 titulado “Jóvenes empresarias”. Hoy lo está porque siempre se ha significado como una buena amiga de esta causa. Ha venido a vernos con frecuencia y siempre nos ha dado su apoyo.  Ella representa a ese grupo de personas sin cuya ayuda no hubiéramos llegado a este programa número 100. Una vez más, Ana, gracias y bienvenida.

Marta Gastón: Nacida en 1973 en Huesca. Licenciada en ciencias económicas. Senadora en la anterior legislatura y diputada en la actual. También es concejal del ayuntamiento de Huesca. Portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista. Viceportavoz de Economía.

Desde siempre se ha significado por el apoyo a los bandidos de la hoya. Sus gestiones personales nos dieron a conocer en Madrid y recibimos saludos y apoyos del mismísimo presidente del gobierno. Al igual que Ana, hoy está aquí en su condición de amiga y valedora de Los bandidos de la hoya.

Como siempre, Marta, es un placer disfrutar de tu persona. Gracias por todo y bienvenida.

 

 

En “mi música favorita” Víctor presentaba a su compañera Eli, quien tuvo la oportunidad de dedicar una canción.

“He elegido como mi música favorita la canción de Chayanne titulada “volver a nacer” cantada por mi hijo Jonatan Riera, que ha ganado varios premios.

 Esta canción cantada por mi hijo me gusta  por la sensación  que me transmite al oír su voz, el siente la música en cada poro de su piel y sabe transmitirlo al cantar.

Jonatan quiere dedicar esta canción con amor a su novia Erika y con  afecto a todos los Bandidos de la Hoya que han sabido robarle el corazón”.

 

En el apartado “reflexiones de un bandido” algunos de nosotros leímos nuestra reflexión sobre Los Bandidos de la Hoya.

 

LUPE

 

Hemos llegado al Bandido 100 por medio quedan muchas aventuras, muchas dificultades y muchas alegrías pero no vamos a contar lo que ya hemos hecho muchas veces, hoy no quiero que sea esa mi reflexión porque no me siento así.

 

Me gustaría hacer una reflexión sobre el futuro de nuestro programa por nuestra parte nuestro sueño sigue siendo el mismo a pesar de que no emitimos como nos gustaría en directo, seguimos trabajando con la unión y la ilusión que lo hacemos y nos gustaría conseguir algún día hacer nuestro programa junto a reporteros de verdad en una emisora.  Personalmente me da mucha pena cuando veo en la Web que se pierde trocitos de nuestro programa que no caben y que a nosotros nos cuesta mucho esfuerzo realizar.

 

Tal vez tengamos la suerte alguna vez de robar algún corazón que nos deje emitir nuestro programa en directo para llegar a más corazones.

 

PENY

 

Me apunté al programa de radio y estuve mucho tiempo sin atreverme a hablar y participar, me daba apuro. Pero un día estuvimos en Zaragoza, en la feria del Salón de la Ley de la Dependencia y me dije para mí: “¿por qué no me atrevo a hablar?”.

      A la semana siguiente me dieron un papelito y ahora estoy contenta de poder participar en Los Bandidos de la Hoya.

      Estamos todos y todas ilusionados en colaborar. A mí me entienden poco, pero hago lo que puedo. Me motiva el mundo de la comunicación.

      He terminado un cuento, a ver si me lo LEEN. Espero el resultado, a ver si vale para publicarlo. Me gusta que me lo escriban a ordenador, ya que lo presento en una hoja escrita a boli (yo dicto y otra persona lo escribe por mi). Yo puedo pensar y comunicar cosas, pero no puedo escribir.

      También leo todo lo que puedo.

Un saludo para todas las personas.

Todos tenemos que superarnos y nosotros mas.

 

CAROLINA

 

Para mi conocer a  los bandidos de la hoya fue como un sueño.

Ya que, cuando era pequeña, siempre me grababa mi voz, como una locura de radio.

Así pues, amigos bandidos, desde que os conozco me habéis robado el corazón

 

Desde “el rincón del artista” Jorge presentó el cuento que el bandido Josan había escrito y que leímos entre varios bandidos dándole voz a sus personajes.

 

Bandi, el esquirvuelo

 

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Era una mañana del mes de marzo, cuando comenzaba a hacerse de día. Corría una ligera brisa y el búho ya dejaba de cantar. Como cada mañana, despertaba Bandi, la ardilla.

ELI (BANDI) - ¡Uuuaaahhhh qué bien he dormido! Iré a ver al pequeño jabalí Rayón para desayunar con él.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Rayón era un pequeño jabalí al que le faltaba una pata, pues cayó en una cacería y un balazo se la cortó. Bandi exclamó:

ELI (BANDI) - ¡Rayón, vamos dormilón, que ya es de día!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Pero aquel bucho donde él se escondía para dormir, no se movía. El sarrio se despertó y dijo:

ROBERTO (SARRIO) - ¡Qué alboroto es este! ¡Me habéis despertado!

ELI (BANDI) - Este Rayón es un dormilón.

ROBERTO (SARRIO) -¡Me habéis despertado!, A ver, Rayón, ¡sal de ahí!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Al acercarse el sarrio a la buchera vio que no había nadie allí y dijo:

ROBERTO (SARRIO) - ¡Aquí no está Rayón!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) -  A lo que Bandi le contestó:

ELI (BANDI) - ¡Qué extraño! Siempre se levanta tarde, ¿Dónde habrá ido? Le peguntaré al lobo, ése siempre lo sabe todo.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Emprendieron camino a la cueva del lobo, que vivía en lo alto del monte para escapar de los cazadores, que querían colgar su cabeza en el salón y así sentirse más poderosos. Allí lo encontraron y Bandi le preguntó:

ELI (BANDI) - Lobo, ¿Has visto a Rayón?

MARTÍN (LOBO) - Ayer le vi junto al río.

ROBERTO (SARRIO) - Estaría lavándose los dientes porque esas setas que come se los ponen amarillos.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Y los tres amigos fueron a buscar al río a Rayón. Por el camino se encontraron con la liebre, que les preguntó:

LUPE (LIEBRE) - ¿A dónde vais todos juntos, es que hay un incendio?

ROBERTO (SARRIO) - ¡No llames a la mala suerte!

ELI (BANDI) - Estamos buscando a Rayón.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) – La liebre les explicó:

LUPE (LIEBRE) - Todas las tardes viene a verme correr, pero ayer me extrañó que no viniese.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) – El sarrio vio a su amigo el buitre y dijo:

ROBERTO (SARRIO) - Mirad, el viejo buitre está junto al roble.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) – Entonces el lobo se apresuró a preguntarle:

MARTÍN (LOBO) - ¿Has visto a Rayón?

DAVID P. (BUITRE) - Lo siento, pero a mis años, tengo muy mala vista...

ELI (BANDI) -¡Le preguntaremos al águila, que se acaba de posar para limpiar su plumaje!

MARTÍN (LOBO) - Águila, ¿Has visto a Rayón?,

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Le preguntó el lobo.

JOAQUÍN MIR (ÁGUILA) - Sí, acompañaba ayer a su amigo el topo, que como es ciego, no sabía que se estaba haciendo de noche, dijo el águila.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Todos juntos, Bandi, el sarrio, el lobo, la liebre, el buitre y el águila fueron a buscar a Rayón.

(Ruido pasos, música)

 

La primavera había llegado y el sol comenzaba a deshacer la nieve de las montañas, así que, los ríos iban aumentando el caudal rápidamente, tanto, que el tronco seco por el que habían cruzado el río Rayón y su amigo el topo, se lo había llevado la corriente.

¡Vaya sorpresa más desagradable se llevo Rayón después de haber dejado al topo en su casa, y ver que no estaba el tronco para poder regresar a su buchera! Tuvo que volver a casa del topo muy triste, pues sabía que hasta el otoño no bajaría el caudal para poder ir a su casa, así que el topo le dijo:

CARLOS (TOPO) - No te preocupes, te quedarás aquí conmigo.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Rayón se tranquilizó un poco. El topo compartió sus trufas con su amigo Rayón y cenaron juntos. Rayón sabía que por la mañana cuando se despertara su amiga Bandi se iba a preocupar, pero pronto se quedó dormido junto al topo.

(Ruido bostezos, ronquidos)

Os sigo contando cómo había sido el despertar de nuestros amigos buscando a Rayón…. En la otra orilla, Bandi y compañía  continuaban la búsqueda pues nadie sabía ni como ni dónde podía estar Rayón. Ya había acabado casi el día cuándo todos juntos llegaron al río. El sarrio exclamó:

ROBERTO (SARRIO) - ¡Oh no, la corriente se ha llevado el tronco, no podremos cruzar!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) – Entonces, el lobo, alarmado, gritó:

MARTÍN (LOBO) - ¡Corred, corred, un monstruo está en la orilla del río y nos va a comer!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Todos corrieron a refugiarse a una cueva allí cercana y como ya  caía la noche, decidieron quedarse a dormir allí.

Pero el buitre no podía dormir de dolor de estómago, sus tripas sonaban como una locomotora, había comido carne en mal estado. Tuvo que salir de la cueva para ir al río a beber agua y al estar bebiendo una voz le dijo:

FINA (NUTRIA) - ¡Hola! ¿Por qué no te has asustado y has venido a mi lado?

DAVID P. (BUITRE) - ¿Por qué me tenía que asustar?

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Preguntó el buitre.

FINA (NUTRIA) - Todos salen corriendo cuando ven mi cara, y en cambio tú, incluso me miras.

DAVID P. (BUITRE) - La verdad es que al haber caído la noche y mi mala vista, no veo nada, pero ¿Tu eres el monstruo que vieron mis amigos cuándo anochecía?, dijo el buitre.

FINA (NUTRIA) - No exactamente…, bueno, sí…

DAVID P. (BUITRE) - No te entiendo, ¿Eres o no eres?

FINA (NUTRIA) - Así es como me llaman todos, monstruo, pues un día bajé por el río hasta la ciudad, y los humanos habían echado agua contaminada al río y mi piel se llenó de ampollas y además, me salió un cuerno en la cabeza. Con este aspecto, no puedo acercarme a nadie, todos huyen, pero soy una nutria.

DAVID P. (BUITRE) - Es muy triste lo que te pasó pero no te preocupes, yo se lo diré a mis amigos y no se asustaran más, son todos muy buenos, dijo el buitre.

FINA (NUTRIA) - ¿Qué hacéis por aquí?,

JOSÉ LUIS (NARRADOR) – Preguntó la nutria.

DAVID P. (BUITRE) - Venimos a buscar a Rayón, que está al otro lado, pero la corriente se llevó el tronco y ahora no sé cómo vamos a cruzar.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) – La nutria les dio una idea:

FINA (NUTRIA) - Todas las mañanas viene a beber el oso. Él es un gran nadador y podrá traerle en su lomo.

DAVID P. (BUITRE) - ¡Fantástico, por la mañana vendré con mis amigos, espéranos aquí, te los presentaré!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - El buitre volvió para la cueva. Ya de la alegría se le había ido su dolor de estómago, aunque sabía que iba a ser una operación arriesgada. Les dijo a sus amigos:

DAVID P. (BUITRE) - ¡Levantad dormilones! Una nueva amiga me ha dado la solución.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Les explicó que venía del río y que no había ningún monstruo, que era una nutria y que un oso les iba a ayudar a cruzar. El oso estaría a punto de llegar y no podían perder un segundo, pues cada vez aumentaba más el caudal. Salieron corriendo al río y claro, llegó primero la liebre, que enseguida vio al oso y le contó el problema y el oso accedió encantado, y les dijo:

JOSAN (OSO) - ¡Pero que me acompañe alguien!

ELI (BANDI) - ¡Iré yo!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Dijo Bandi rápidamente, ya que se trataba de su mejor amigo Rayón.

Se subió en su cabeza y el oso se lanzó al agua. La corriente se lo llevaba y no podía alcanzar la otra orilla. Al verlo, la nutria que estaba presentándose a todos dijo:

FINA (NUTRIA) - Luego nos presentaremos, ¡Este oso es un despistado!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - La nutria se lanzó al agua, se colocó delante del oso y le dijo:

FINA (NUTRIA) - ¡Sígueme!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Pues el oso era muy despistado y no pensaba mucho las cosas y se había lanzado en la zona de los remolinos, en lugar de buscar el sitio más fácil. La nutria le llevo hasta la otra orilla. Si no por ella, todavía no habrían llegado. El oso exclamó:

MARTÍN (LOBO) - ¡Qué susto!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) – Y Bandi le dijo:

ELI (BANDI) - ¡Quédate aquí, iré a buscarle yo!

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Fue corriendo Bandi, todavía con el susto en el cuerpo, y al llegar al pinar vio a Rayón que estaba jugando con muchos animales más al escondite.

ELI (BANDI) - ¡Rayón!, ¿Pero cómo puedes estar tan tranquilo jugando? Deberías haber dicho a la cardelina que nos hubiese traído noticias tuyas. Nos tenías muy preocupados.

VÍCTOR (RAYÓN) - Perdóname, lo siento, pero estaba tan triste pensando que no podría volver en tanto tiempo, que lloraba mucho y todos estos amigos me lo hicieron pasar tan bien que me olvidé por completo, pero no volverá a pasar.

JOSÉ LUIS (NARRADOR) - Se tuvo que despedir rápidamente pues el caudal crecía, así que, le dijo a la cardelina que fuese de vez en cuando a su buchera para saber cómo estarían todos en ese lado del río.

Se subieron sobre el oso y la nutria fue delante marcando la ruta, guiando al oso en la corriente. Lo pasaron muy apurado pero los demás se habían unido unos a otros y así pudieron coger al oso del bigote porque llegaba muy apurado de fuerzas. Todos se juntaron en un fuerte y buen abrazo y aprendieron que juntos podían hacer grandes cosas, pues todos habían participado en traer a casa a Rayón, y él también aprendió, que siempre debería de avisar de cómo estaba, pues todo el bosque se había movilizado.

Se fueron juntos cantando, cada uno a su casa, aunque el búho me dijo que esa noche se acostaron muy tarde.

Y verderín y verderol, el bosque verde y animado, con todos juntos siguió.

 

Y así llegamos al final de nuestro centenario asalto. Dani, Alberto, Fina, Mamen, Mónica, Magdalena, Raúl y Nuria fueron los encargados de cerrar el programa nombrando a todos y cada uno de Los Bandidos de la Hoya, dando gracias a todos los que allí acudieron a vernos en directo (e incluso a ti que nos lees u oyes en Internet) y felicitándoos también por formar parte de este sueño.

 

El próximo programa lo hemos titulado “Deportes de riesgo”. A los bandidos de la hoya también nos gusta el sabor de la adrenalina, y lo demostraremos el próximo viernes 14 de mayo, a las 12 horas en el Centro Cultural de Matadero.

Estáis todos invitados a ver cómo lo hacemos y a arroparnos como público.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

cristina buil fernanadez -

a mi me gusta mas bonitas eli tan graciosas divertida como una rosas tu me quieras soy te doy toda la vida entrañar sin ti estoy pesando de ti ta especial mundo te queremos con amor y porteger es mi vida como todas mi buenas amigas con cariño de cristina
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres