Blogia
los bandidos de la hoya

nº96 (-4) "Especial Barbastro" [5.03.10]

nº96 (-4) "Especial Barbastro" [5.03.10]

Los Bandidos de la Hoya fuimos invitados a hacer nuestro programa y estuvimos encantados de poder compartir con sus gentes la belleza del lugar. En este especial hablamos de la riqueza natural de Barbastro, de sus leyendas y tradiciones y de su importante proyección de Futuro.

Aprovechamos estas líneas para volver a dar las gracias a todos aquellos que hicieron posible nuestro desembarco, dándonos todas las facilidades y poniendo a nuestra disposición todo lo necesario. Esperamos haber devuelto el gesto con un programa con el que estén tan contentos como nosotros.

Contamos con la presencia de mucho público: estudiantes de secundaria y bachiller de los institutos de Barbastro que vinieron a vernos en acción, a todos ellos gracias también por el recibimiento y el calor que nos dieron en el Centro de Congresos.

 

Los Bandidos J.A.Lacambra, Alberto, José Luís, Joaquín G., MariVí y Cris fueron los primeros en hacerse oír dando la bienvenida al público que se acercó y desvelando el contenido del programa.

 

A modo de introducción al programa algunos bandidos (Nacho, Martín, Joaquín M., Magdalena y Víctor) leyeron un cuento ambientado en una leyenda de la zona.

 

La leyenda de Barbastro

 

Cuenta la leyenda que, hace muchos, muchos años, concretamente en el año 1.000, existía un hombre muy feo, por peludo. Tanto que muchas veces lo confundieron con un oso andante. Y esto no era una exageración.

Un buen día, celebraban una feria, en la que cada uno vendía lo que tenía o podía. Unos llevaban caballos, otros alimentos, cosas de adorno y belleza, relojes de pared, carromatos, libros de estudio, etc.

En pleno día, apareció este señor peludo, lo cogieron y lo querían vender ¡como si fuera un animal! Éste empezó a suplicar y dijo:

-“¡Soltadme, atajo de membrillos! que soy una persona normal y corriente; lo que me pasa es que tengo mucho pelo. Simplemente eso. Además hablo y, si fuera un animal, no estaría hablando y razonando con vosotros”.

A lo que dijo el feriante:

- “Perdona, te suelto y asunto arreglado”.

Hasta aquí no pasó nada. Pero pasaron unos días y empezaron a aparecer más personas muy peludas, como el caso de ese hombre. La gente empezó a preguntarse qué pasaba.

Pasó así un año, dos y tres. Hasta que un buen día, un comerciante vendió una botella de vino a un hombre muy peludo. Este hombre empezó a darse cuenta de que cuanto más vino bebía, más pelo se le caía.

Su mujer le decía siempre:

-“El hombre y el oso, cuanto más peludo, más hermoso”.

Aunque el hombre pensara, sin decirlo:

 

-“Deja, deja, que con el calor, me aso. Con el frío no hay problema, me abrigo y solucionado. Además, es más higiénico”.

Pensando y pensando, empezaron a estudiar cómo se hace el vino. Dijo una persona:

-“Yo viajé al país donde hacían esas botellas, y me acuerdo que plantaban algo en la tierra, y luego salían unos granos. Se podían comer, y, por cierto, estaban muy dulces y buenos. Luego pisaban esos granos, ponían ese caldo en unos toneles, y se hacía así el vino”.

Entonces, uno de esos hombres, decidió viajar a ese país y estar unos cuanto meses, para aprender bien como se hace el vino, para poderlo hacer aquí.

Pasaron unos cuantos meses. Cuando vino el hombre dijo con unos altavoces, cuando todos estaban en el mercado:

-“Mañana, enseñaré a todo el pueblo como se siembra la planta, que después da la uva  de donde se saca el vino”.

Al cabo de un mes, aproximadamente, todas las personas que habitaban esta villa, aprendieron esto.

Una vez que habían plantado muchas viñas, al cabo de un año, florecieron las uvas. Ese año hubo mucho trabajo, pues tenían que recoger a mano la uva, pisarla, meterla en toneles para que fermentara, cuidar el vino hasta que envejeciera lo suficientemente, etc.

Cuando pasaron dos años, ya podían vender el vino embotellado y, sobre todo, tomarlo las personas a las cuales había salido mucho pelo.

Cuando pasó un mes, las personas peludas dejaron de serlo.

Desde entonces, decidieron llamar a esta villa Barbastro. Y ¿a que se debía este nombre? Pues simplemente porque la gente decía: ”¡Que barbaridad!” Luego también decían que “adiós a la barba”. Después, averiguaron que el pueblo donde inventaron este vino se llamaba “Astro”.

Entonces, hubo una reunión con el alcalde del pueblo, y con todas las personas que ahí vivían, y decidieron llamar a este bonito pueblo Barbastro.

Y hasta el día de hoy.

Colorín, colorado, esta barbaridad ya se ha acabado.

¡!!Disfruten del buen vino de somontano!!

¡!!Viva Barbastro!!!

 

Seguidamente llegó el momento de la actualidad de las voces de Mari Mar, Jorge, Loreto, Laura, Jossan, Alba y Mamen.

 

Como se trataba de un programa especial en el que había que dar cabida a muchas personas con las que hablar, decidimos dividir las secciones de entrevista y tertulia con el fin de tener más tiempo para poder dedicar una parte del programa a preguntas más “formales” como en la entrevista y otras más “informales” en la tertulia, donde participamos algunos de los bandidos.

 

En “la entrevista” contamos con la presencia de Jaime Facerías,  Luis Montes y  Miguel Ángel Reina. Nuestors compañeros Conchita, David P., Abel y Blanquita fueron los encargados de presentárnoslos y el bandido Gaspar les lanzó las preguntas que habíamos preparado para la ocasión.

 

-Jaime Facerías es Presidente de la Comarca del Somontano. Es su segundo mandato. Además es alcalde de Estadilla desde hace más de 20 años. Es un gran conocedor de la realidad de la comarca  del somontano. Está casado y tiene dos hijos.

-Luis Montes es el presidente del barrio del Entremuro (el más antiguo de Barbastro) y un gran conocedor de la historia de la ciudad. Está muy involucrado en la vida social y cultural de Barbastro (no se pierde un acto) y es colaborador habitual de Radio Barbastro. También canta en la Coral Barbitania.

-Miguel Ángel Reina es el presidente del Consejo de la Juventud del Somontano, mediante el cual se realizan numerosas actividades solidarias, de tiempo libre, formativas, culturales... y se está en contacto con los jóvenes a través del tejido asociativo de nuestra ciudad. También es  Presidente de la Asociación Somosarte (artistas de la comarca). Miembro del grupo local Alma Zen y profesor de batería en talleres locales.

 

Y en “la tertulia”, bajo la batuta de la Inma, nos añadimos algunos bandidos (David, Nacho, Joaquín, Elisabet y Fina) y también pusimos más sillas para nuestros invitados, a los que presentaron nuestros compañeros Conchita, Carolina B., Fina y Roberto.

 

-Antonio Cosculluela Es Alcalde de Barbastro y presidente de la Diputación Provincial de Huesca desde hace diez años

Está en su tercer mandato en ambos cargos. Es natural de Barbastro y está muy ligado a su pueblo. Su trayectoria política comenzó siendo muy joven. Ha sido presidente de la Mancomunidad del Somontano (antigua Comarca) y es concejal desde los 20 años. Está casado y tiene tres hijos.

- Puri Ferrer. Es concejal por primera vez este periodo.

 Es la responsable del Área de Bienestar Social. Puri es maestra en el colegio San Vicente de Paúl de Barbastro. Es una persona muy sensibilizada con los temas sociales. Está casada y tiene tres hijas.

 Y, como no podía ser de otra manera, nuestro amigo Bandido más entrevistado:

-Francisco Ratia, presidente de CADIS. Es, también,  médico y director de ASPACE – HUESCA. Lleva más de 25 años trabajando en el terreno de la discapacidad. Por cierto, otra de sus características es que ha encontrado raíces en la tierra, concretamente en POZÁN de VERO.

 

En “mi música favorita” Martín presentó a su compañera MariVí, quien dedicó una canción de Luis Aguilé.

“He elegido la canción “Es una lata el trabajar” de Luís Aguilé porque me gusta mucho como canta, lo hace muy bien.

Se la quiero dedicar a mis queridos hermanos y familia, y en especial a Antonia y Luisita que son mis amigas y compañeras de fin de semana, para que cuando la oigan se acuerden de mi y sepan que las quiero mucho porque me cuidan muy bien”.

 

En la sección “reflexiones de un bandido” Joaquín M. presentaba a su compañero Josan, quien debutaba con una reflexión sobre su novedosa experiencia con Los Bandidos de la Hoya.

 

Tantas cosas vienen a mi mente, que no se cómo empezar.

Un día me invitaron a ver el programa de los Bandidos de la Hoya y quede prendado de como todos y cada uno de estos bandidos lo daban todo, con que  ilusión, esfuerzo y  entrega hacían este programa y tengo la suerte de ahora formar parte de el.

Todavía no me he aprendido el nombre de todos pero gracias por darme tanto, ojala yo como mínimo, os pueda dar lo mismo.

Me cojo la confianza de hablar por estos bandidos que están aquí ante el micro y deciros a vosotros oyentes, que os dan todo, y por desgracia hoy en día es difícil de encontrar.

Soy un afortunado  de en este camino de la vida, haberme encontrado con vosotros, y claro, a los que nos escucháis, gracias y espero que, (hablo como bandido) os llegue nuestra energía.

 

Que plantéis fuerte.

 

Desde “el rincón del artista” contamos un cuento escrito por Lupe y Eli para este programa en Barbastro. Muchos de los bandidos pusimos voz a sus personajes.

 

“Los Bandidos de la Hoya en Barbastro”

 

-Érase una vez unos bandidos que robaban los corazones y hacían un programa de radio. Todos juntos fueron invitados a Barbastro a hacer el programa.

Estaban muy nerviosos e ilusionados, pues lo tenían que hacer mejor que nunca.

La bandida Maider repartió el guión y todos ensayaron con gran ilusión, preparándolo todo para que saliera lo mejor posible.

Por fin, llego el día de partir hacia Barbastro y todos cogieron el autobús, como estaban muy contentos comenzaron a cantar.

De repente, el bandido Ignacio se llevó las manos a la cabeza y dijo:

-¡¡Mecachis! ¡Qué cabeza tengo! No me vais a perdonar, ya estamos llegando a Barbastro y me he dejado los guiones en Huesca.

 

Al momento, se hizo un gran silencio en el autobús. Josan dijo:

-Eres más despistao, que un palomo cojo.

 

Conchita, preocupada, dijo:

-Y ahora ¿qué vamos a hacer? 

 

Los bandidos tienen un secreto especial, que sólo a vosotros queridos oyentes os vamos a contar… Unos duendes y unas hadas que les llenan de creatividad y que los pueden llamar cuando les hacen falta de verdad. La bandida María llamó a los duendes diciendo:

-¡Duendes y hadas de la creatividad, apareced ya, os necesitamos de verdad!

 

Y debajo de los asientos surgieron de repente. Los duendes les dijeron:

-“Esta vez os vamos a ayudar, pero que no se repita más”

 -Soy Alba, el hada de lo imposible. No os preocupéis, conseguiremos que salga un programa genial.

 

-Y yo soy Ana, el hada del tiempo. Para que salga un programa verdaderamente genial os vamos a transportar a otra época, para que lo podáis vivir de verdad.

 

En unos segundos, se encontraron dentro de la catedral de Barbastro.

Nacho, que es muy curiosón, se quedó admirado del hermoso retablo con su espectacular basamento de alabastro.

En el exterior se empezó a escuchar un gran murmullo de gente.

Se asomaron y para su sorpresa la calle estaba llena de gente vestida de otra época.

En el balcón del ayuntamiento estaba el alcalde, que anunció el bando:

 

-Yo, el alcalde, pongo en conocimiento de todos los caballeros, escuderos, oficiales, nobles y villanos, bachilleres, escribanos, vecinos, moradores, y visitantes de la ciudad, así como de los pueblos limítrofes del entorno, y que el presente bando vieren como yo Alcalde, junto a los regidores y hombres de justicia de esta ciudaaaaaaad……

Decretamos: Para el día 2 del mes de febrero la celebración de la Feria de la Candelera, como se viene celebrando desde 1513, cuando siendo Germana de Foix esposa de Fernando Católico otorgó a tan ilustre pueblo el privilegio de realizar tan antigua feria y acordamos que:

 

-La feria se sitúe en el centro de la ciudad.

-Luzcan candelas y afloren las máscaras.

-Salgan los zagales y zagalas a las calles celebrando la fiesta otorgada por sus profesores.

-De fuera vengan bufones, juglares, malabares, músicos y artesanos para celebrar esta feria.

-Se intercambien productos y se adquieran disfraces para el cercano carnaval.

 

Con gran entusiasmo, bajaron a ver las diversas paradas de la feria. Los bandidos estaban encantados con lo que allí veían:

-Qué tejidos tan finos y tan bonitos.

-¡Qué gran variedad de hebillas! Y he visto unos corazones muy bonitos para mi madre.

-¡Oh! Hay mucho chocolate y una gran cantidad de cosas ricas para comer, tomates rosas, chiretas, crespillos y empanadico relleno de almendra.

 

Parados más adelante vieron dos hombres singulares. Nacho preguntó:

-¡Hola! ¿Quiénes sois?

-Somos los hermanos Argensola.

-¿Sois vosotros realmente?. Os habíamos nombrado en el guión, dada vuestra importancia, pues gozasteis del reconocimiento del propio Cervantes.

 

Las bandidas Lupe y Elisabet se acercaron corriendo y dijeron:

-¡¿ Nos podéis firmar un autógrafo?!

-¡Será un honor!

 

 Eli explicó a sus compañeros:

 

 -sabíais que Cervantes dijo de ellos: “Serán testigos de esto dos hermanos, dos luceros, dos soles de poesía, a quien el cielo con abiertas manos dio cuanto ingenio y arte podía.”

 

A lo que Lupercio y Bartolomé Argensola contestaron:

-Lupercio Argensola: Nuestra extensa producción no se limita a un género concreto, sino que cultivamos la historia, el teatro o la poesía en diferentes modalidades y con una gran variedad de registros, que abarcan desde lo religioso a lo lírico e incluso a lo satírico.

 Bartolomé Argensola: Es conocido que siempre evitamos la impresión de nuestros versos, pues los utilizábamos para ejercitar nuestro ingenio. Y que mi hermano, en sus últimos días quemara cuantos manuscritos de poesía tenía a mano. Para evitarlo y sabiendo vuestra trayectoria os los vamos a entregar, porque sé que en vuestros corazones siempre los guardareis.

 

Mónica empezó a tener mucha sed y preguntó:

-¿Dónde hay una fuente?

-Lupercio Argensola: En la cercana calle paralela al curso del río Vero encontrareis la esplendida Fuente de San Francisco.

 

Hacia allí se dirigieron y calmaron su sed, encontrándose con los duendes y las hadas, que les dieron los guiones y, como por arte de magia, se encontraron en el Palacio de Congresos grabando el programa.

 

Y los duendes han cantado este cuento se ha acabado.

 

Y con el final del cuento llegamos al punto y final de nuestro Especial en Barbastro. Los Bandidos Mónica, Alberto, Inma, Conchita L., Dani, Nuria, Raúl, Peny, Magdalena y Mamen fueron los encargados de despedirnos de todos, dando las gracias por lo a gusto que nos hicieron sentir y lo bien que nos lo hicieron pasar.

 

También desvelaron el tema de nuestro próximo programa: será el viernes 19 de marzo, a las 12 horas. Lo hemos titulado “GÜESQUETA (HTV)”. De vuelta a nuestra cueva, en el Centro Cultural del Matadero de Huesca. Recordad que podéis asistir como público a vernos en acción, no hace falta que traigáis la silla de casa, la ponemos nosotros…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres