Blogia
los bandidos de la hoya

nº 79 E.B. "amos y amas de casa" [27.03.09]

nº 79 E.B. "amos y amas de casa" [27.03.09]

En este programa Los Bandidos de la Hoya nos unimos a la corriente de igualdad social y queremos mostrar a la audiencia que los viejos prejuicios machistas están condenados a desaparecer.

Macaya, Alberto, Roberto, Ana, Joaquín M., Magdalena y Martín fueron las primeras voces del programa, ellos revelaron el sumario de nuestro programa presentando las secciones del mismo.

Víctor, Carlos y Nacho fueron los encargados de leer el texto a modo de introducción del tema del programa.

Am@s de casa

Este es un tema que ha dado mucho que hablar. Antes, hace unas cuantas décadas, era normal que la mujer no trabajase, y se encargara solamente de las tareas del hogar. En cambio, el hombre era quien trabajaba y quien traía el sueldo a casa, o sea, era el que mantenía a toda la familia. Se veía hasta mal, si una mujer trabajaba y no se ocupaba de las tareas del hogar; o si el hombre se ponía a cocinar o a limpiar.

Afortunadamente, con el paso del tiempo, esto ha ido cambiando poco a poco. Hoy en día, conozco hombres que ayudan a la mujer a las tareas domésticas, o que incluso que son ellos los que cuidan la casa, sea porque no tienen otro remedio o porque ellos quieren hacerlo. Aún quedan pasos por dar, para conseguir la igualdad plena entre hombre y mujer, eso sí, vamos por buen camino; creo yo.

Ahora me centraré en hablar del tema de amas de casa, y como no, también de los amos de casa. Por eso, pongo el título “am@s de casa”, ya que engloba a las personas de los dos sexos, el femenino y el masculino.

Desde mi experiencia personal, he vivido hace una década, más o menos, en unos pisos compartidos con otras personas. Éramos chicos y chicas. Cada semana cocinábamos uno de nosotros, limpiábamos entre todos y todas, nos hacíamos nuestras habitaciones. O sea, nos encargábamos de cuidar nuestro piso, y hacíamos de alguna forma de amos y amas de casa. Lo que mas me gustaba era cocinar, hacía unas paellas, para chuparse los dedos; Eso sí, los productos de mariscos no eran recién pescados, pues los compraba en el supermercado.

Esta situación me obligó a aprender ha hacerme mas válido. Además, he madurado y mi opinión sobre todo este tema, es la igualdad. Para esto, nunca lo lograremos ni con las conductas machistas ni con las feministas. Imaginaros un futuro donde el hombre no fuese nada valorado y la mujer sí. Sería también una desigualdad, pero con el nombre de feminismo, en ver de machismo.

Por suerte, en los medios de comunicación, ponen anuncios para fomentar la igualdad. Pues esta, también se consigue educando, tanto en la familia, en los colegios, o en el entorno donde habite cualquier persona humana. Yo creo que con los años, aún existirá más igualdad entre el hombre y la mujer.

Espero que este texto nos ayude a recapacitar, para poder rectificar las conductas que provocan una desigualdad injustificada entre el hombre y la mujer. Muchas gracias.

 

Las noticias que queríamos destacar de la actualidad vinieron de las voces de los bandidos Jorge, Laura, Abel, Blanquita, Gaspar, Magdalena y Joaquín G.

En nuestra ya tradicional “charrada” (entrevista+tertulia) contamos con la presencia de Sylvie y Corojo, dos personas muy especiales. Ambos ejercen como amos de casa, tras una decisión libre y razonada y no por costumbrismo social. Ellos mismos nos explicaron su realidad y motivaciones.

Los bandidos José Luis y Joaquín G. nos revelaron algunos datos biográficos de nuestros invitados, a quienes aprovechamos estas líneas para darle de nuevo las gracias por su amabilidad y compartir con nosotros parte de su tiempo.

 

SYLVIE ZALDUENDO nació en Paris hace 41 años. A los tres años se traslada a vivir a PAU y allí permanece hasta finalizar su licenciatura en letras extranjeras aplicadas y trabaja como profesora e intérprete. A los 25 años decide, por compromiso y amor, dedicarse a la noble tarea de ser ama de casa. Conoce a Jesús, su marido, y nace Alba, su hija. Desde entonces la sociedad oscense se ha visto enriquecida con su presencia y, aunque desarrolla esporádicos trabajos como intérprete y profesora, su actitud dignifica la labor de las personas que se dedican a ser elemento fundamental de una estructura familiar. Es alegre y divertida, buena esquiadora y posee un talento natural para la escalada.

JOSÉ MIGUEL VALDIVIA, alias COROJO, nació en Sant Spíritus, Cuba. Tiene 45 años. Estudió Dirección de teatro en la Escuela Nacional de Arte de La Habana. Atiende a su familia. Es lo que podemos entender por AMO de casa pues de ello dan fe su esposa, Bárbara, y sus tres hijos: Leonardo, Roldán y Marcel. Desde hace cinco años los oscenses disfrutamos de sus escritos y vitalidad, no en vano se define como “una persona que vive la plenitud de la vida”.

 

Lupe fue la encargada de moderar esta sección acompañada en la mesa por otros bandidos: David, Nacho, Joaquín, Roberto, Alba y José Manuel.

 

En “mi música favorita” la protagonista fue nuestra compañera Carolina, quien tuvo la oportunidad de dedicar una canción y explicar por qué. Le dio paso su compañero y amigo Víctor.

“He elegido una canción que se titula “CUERNOS” de JOAQUÍN SABINA porque me gusta mucho. Cuando la oigo me sube el ánimo y me dan ganas de bailar. Se lo dedico a mis dos monitoras: Merche y Leticia; y también a mis compañeros y amigos Nacho y Roberto”.

 

En este programa tuvimos doble apartado de “El rincón del artista”. Por una parte Carlos, Sofía, José Luís y Pili nos leyeron un chismorreo escrito por Carlos ambientado en el pueblo de Ortilla.

 

Los Amos y Amas de casa de Ortilla

 

En un pueblo que se llamaba Ortillá, había un grupo de amos y amas de casa: Pedro, José, Nicanor, Josefa, Natalia, Pepa, Ramona, y Sonia.

El grupo charraba mucho y no tenía otros temas de que “CASCAR” que no fueran sobre: Fiestas, la gran marcha de la juventud, y sobre todo de los toros.

Además nuestros amos caseros, tenían otras curiosas habilidades.

A José y a Pedro les gustaba hacer cócteles y los agitaban con gran salero.

Nicanor al tiempo que limpiaba los suelos dejándolos como una patena, cantaba jotícas muy majícas.

Natalia, Ramona y Josefa eran un trío de alcahueta de aupa, por eso decidieron crear la asociación de “Las alcahuetas de Ortilla”.

Poco a poco fue pasando el tiempo y Natalia le iba echando el ojo cada vez con mayor frecuencia a Nicanor.

Cuando Nicanor vio la idea que llevaba entre manos, le dijo: “No te escondas que conozco tus intenciones”. A lo que ella le respondió: “Imposible que me las conozcas pues apenas nos hemos visto”.

“Pero es que Ramona me cuenta muchas cosas tuyas”.

Natalia sonrojada murmuró: “A esta vieja bruja me la voy a tragar con sal y pimienta”.

Entonces José, que por allí pasaba, la oyó y replicándole, dijo: “iKia!, ¿No eres un poquico bruta?, has de saber que es su madre.

Natalia pensó que ahora si se acababa de enredar en la madeja  que en este momento tan negra veía.

Corriendo fue a contárselo a sus amigas Pepa y Sonia. La muy avispada de Pepa le aconsejó que lo mejor que podía hacer era disculparse, pero ella no lo veía tan claro. Entre tanto Sonia se reía cosa mala por que todo esto le parecía una bobada.

Así que al día siguiente Sonia acompaño a Natalia hasta casa de Nicanor donde ella con pudor se disculpó delante de Ramona que estaba muy mona con su fregona.

Esto le gustó al muchacho y en pocos días le pidió la mano y unas semanas después en Ortilla al medio día se oyeron campanas de boda para todos los cotillas.

 

En segundo lugar, Cristina y Fina nos recitaron unas poesías escritas por ellas mismas.

 

Mira  por la ventana

Como un dios mira al mar

Quiero a mi lado tres corazones

Apoyándome a mi lado, en mi vida

Hay un jardín en el campo donde veo tus ojos

Como llamadas de soledad

Y los angelitos nos ayudan con la paz

A alguien yo amo

Como a los tulipanes

Somos una voz que escuchar

En mis sueños mientras dormía en mi cama

 

Recuerdos especiales al grupo de teatro Pasana para ayudarles a actuar en Huesca. Y en especial a alba.

 

CRIS.

 

Pareces un reloj, que  da vueltas y vueltas,

Y se para en un momento de tu vida.

 

Pareces un reloj, que da vueltas y vueltas,

Que por mucha cuerda que les des se para.

 

Pareces un reloj, que da vueltas y vueltas,

Y se para, para que recuerdes el momento.

 

Pareces un reloj, que da vueltas y vueltas,

Y nunca va hacia atrás, pero si en los momentos de tu vida

 

Fina.

 

Y en este punto literato llegó el final del programa de la mano de Alberto, Dani, Mamen, Joaquín G., Mónica, Raúl, Carlos y Cris. Quienes dieron las gracias de nuevo a todos nuestros colaboradores, así como recitaron el nombre de todos los Bandidos de la Hoya y desvelaron el tema del próximo programa. El cuál será un ESPECIAL EN LA CIUDAD DE ZARAGOZA, se os informará con detalle.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres