Blogia
los bandidos de la hoya

152º E.B. "Discapacidad" [30.11.12]

152º E.B. "Discapacidad" [30.11.12]

   En esta ocasión dedicamos el programa a un tema importante en estos tiempos tan complejos, la discapacidad, en el que somos los auténticos protagonistas y por ello queremos ampliar conocimientos y expresar nuestras necesidades y opiniones.        

   Los encargados de abrir el programa en esta ocasión fueron: Antonio R., Víctor, Mamen, Blanquita, Mónica y Jorge.

   Nuestros reporteros Macario y Chulapita nos trajeron otra de sus historias por el mundo de las voces de Martín, Ramón, José Luís y Cristina M.

Bandido: vamos a conectar con nuestros reporteros Macario y Chulapita. ¡Hola compañeros! ¿Dónde os encontráis?

Macario: Hola compañerooooossss. Estamos en la Plaza de Santo Domingo, en Huesca. Queremos entrar en las instalaciones del IASS para enterarnos de cómo va esto de la discapacidad.

Chulapita: Hola buenas; ¿Es aquí dónde se examina de la discapacidad?

RECEPCIONISTA: Si, aquí es. Pasen a la sala de examen.

Macario: Pero Chulapita … ¡Si yo no he estudiado nada de nada!

Chulapita: Ni yo. Vamos a sacar un cero patatero.

Macario:¿Y para esto hemos venido?

RECEPCIONISTA: ¿De qué hablan ustedes?

Chulapita: ¡Del dichoso examen ese! Que nos ha puesto usted un cuerpo como una lavadora cuando centrifuga! ¡Qué nervios, por Dios!

RECEPCIONISTA: Pero si sólo es una valoración.

Macario: Pues peor me lo pone, oiga. Porque como nos valoren por lo que hemos hecho hasta ahora ….

Chulapita: Pues que salimos con licenciatura cum laude en borrachez, comercio y bebercio.

Macario: Pues sí, vaya año llevamos de comer y beber. Como esto de ser reporteros nos lleva de sarao en saraooooo….

RECEPCIONISTA: Que NOOOOOO. Que es una valoración de su estado.

Chulapita: Casados y con hijos, señorita. Pero por separado. Quiero decir, cada uno con la suya, con el suyo, con su familia con, con , con …. Bueno ¡ya me entiende!

RECEPCIONISTA: UYYYYY Qué paciencia!. Creo que ustedes están exentos de este trámite. Se ve a la legua que van sobrados de puntos.

Macario: No crea. Me compré una moto para el programa de los moteros y ya los he perdido todos. Ahora sólo me queda el carné de peñista.

Chulapita: Mira que suerte. Con los puntos que te da esta amable señorita ya podrás volver a conducir.

RECEPCIONISTA: Yo me rindo. Será mejor que vayan a ver al Psicólogo.

Chulapita:¿GIGOLOOOOO? …. ¿ÉSTE? … Si no se come una rosca!

RECEPCIONISTA: PSI – CO – LO – GOOOOO. El despacho de ahí enfrente.

Macario: ¿Vaya geniecito se gasta la funcionaria!

Chulapita: Venga pues. A ver que nos cuenta el tipo éste!

PSICOLOGO: Buenos días. Pasen. Les voy a tomar unos datos y me rellenan estos test.

Macario:¡Si hombre! ¡Para hacer de camareros hemos venido! ¡Si quiere un té vaya usted a la máquina, señor mío!

PSICOLOGO: ¡Uy madreeeee! Se me avecina un caso difícil.

 Chulapita: Veamos, siéntese señor GIGOLOGO y cuéntenos qué le pasa, nosotros le escuchamos.

PSICOLOGO: Pues es que llevo unos días muy malos. Dejé el tabaco, dejé la bebida, dejé a mi mujer, dejé a mis hijos ….. creo que nadie me comprende.

Macario: Yo tampoco, ¡Oiga! Pero veamos, eso de las dejadas   ¿cuándo fue?

PSICOLOGO: Ayer mismo ocurrió todo. Así, sin más. De golpe y porrazo.

Chulapita: No se preocupe, señor GIGOLOGO, que un clavo saca a otro clavo. Ahora se va usted al bar a almorzar, se toma ese té que nos ha pedido antes y luego ya se busca otra mujer y otros hijos.

Macario: Pero no se le ocurra volver a fumar y a beber ¿eh? que eso es muy malo. Ale, ale, marchando.

PSICOLOGO: Pues eso voy a hacer.

Chulapita: Pues nada, aquí ya hemos terminado. Mejor nos vamos también nosotros a almorzar.

Macario: Si, pero espera  a que se vaya éste y nos vamos nosotros a otro bar, no cosa sea que nos vuelva locos.

Chulapita: La verdad, no sé a qué hemos venido. Vaya cómo está este patio. Mejor devolvemos la conexión.

Bandido: Hasta otra compañeros. ¡Que aproveche!

 

   Para entrar en materia la bandida Inma nos leyó un texto que ella misma había escrito.

 

Me llamo Inmaculada Cerezo Sasal, tengo 33 años, nací en el hospital San Jorge de Huesca, aunque soy de Sabiñanigo.

         Estoy viviendo y trabajando en Atades Huesca, este centro es muy grande. Fui el 29 de septiembre de 2004 ya llevo 8 años que estoy en los apartamentos, tengo síndrome DOWN me dicen la gente que no se me nota, pero yo me siento como una persona con discapacidad intelectual.

         Yo estoy en los apartamentos y estoy bien, tengo un trabajo que me gusta la jardinería pero antes estuve en los talleres se estaba bien, el trabajo que tienen son los fluorescentes, cojines etc.

         Os voy a contar como es mi trabajo la jardinería, estamos mucha gente y nos hicieron unos grupos, a mi me pusieron con una monitora que se llama Aída y sigo con ella, entre haciendo un cursillo y al ver que me gustaba me quede.

         En jardinería hacemos varias cosas, en mi grupo limpiamos, desde Zaragoza nos traen plantas en bandejas nosotros repicamos a máquina, y a mano también. No solo hacemos esto que también quitamos hierbas de las macetas y nos las llevamos a la tienda para que las vendan .los martes vamos al mercadillo y las vendemos a buen precio.

         Después del trabajo hago otras actividades por ejemplo voy a clase, juego a baloncesto, costura y los jueves, viernes, domingos voy al club allí me relajo y me divierto.

         Ahora os voy a explicar como es mi vida en los apartamentos, pues tiene 2 plantas, abajo tenemos una sala de fumadores, una sala con televisor, un comedor, hay también 3 despachos y varias salas que están vacías. Se me olvidaba que hay un sótano.

         Arriba están las habitaciones y un cuarto pequeño, allí mismo hay dos mesas y sillones. Donde se reparte nuestras ropas y sabanas, manteles, etc.…

         He ido con mis compañeros a muchos sitios, hemos hecho cenas con los monitores y con ellos también fuimos de viaje.

         Tengo discapacidad intelectual con mis compañeros tanto de apartamentos como de la residencia, pienso que nosotros mismos podemos hacer lo mismo que las personas normales, meternos en la sociedad y mejorar la convivencia de nosotros mismos. Las personas con este problema que somos nosotros podemos superar las barreras del mundo, haciendo el bien y no el mal. Esto es lo que piensa una persona con este problema que cada día se supera más y mejor.

 

   A continuación, Fernando V. nos desveló las personas invitadas en nuestro programa: Manuel Bueno, Director de la Dirección Provincial del IASS y Esperanza Soria, directora del Centro Base del IASS de Huesca.

   David P. y Fina nos contaron más cosas sobre ellos.

Manuel Bueno es Director de la Dirección Provincial del IASS desde diciembre del año pasado. Nació en Huesca hace 46 años. Está caso y tiene dos hijas. Estudió Psicología en la Universidad de Valencia y es funcionario del Gobierno de Aragón desde 1991. Sus destinos siempre han estado ligados a los departamentos de sanidad o de los servicios sociales. Los bandidos le conocemos por su labor didáctica en materia de salud, especialmente en la prevención. Sus aficiones son ricas y variadas: lectura, música, cine, paseos por el campo, la familia, etc. De él podemos contar, además, dos secretillos: uno, que le encanta Barcelona; y dos, que quien ha pedaleado a su lado da fe de que era un ciclista de mucha clase.

         Esperanza Soria es directora del Centro Base del IASS de Huesca. Nació en Tarazona. Estudió Trabajo Social en la Universidad de Zaragoza y derecho en la de Extremadura. Vino a Huesca en 1983 como funcionaria del Gobierno de Aragón y ha desarrollado toda su andadura profesional en el sector de los servicios sociales. Primero en lo servicios de base o comunitarios, luego en el IASS y, desde el 2002, como directora del Centro Base. Está casada, tiene dos hijos y disfruta mucho con la lectura y el deporte

 

   De nuevo los bandidos queremos agradecerles que aceptaran nuestra invitación y nos dedicaran parte de su tiempo.

   Los tertulianos habituales se añadieron a la mesa para completar la tertulia. La moderadora fue nuestra compañera Concha.

 

   La música vino de la mano de David, a quien su compañera Yolanda B. le pidió que nos explicara qué canción había elegido y por qué, así como a quién se la dedicaba.

“En primer lugar porque la canción nos gusta mucho y su letra nos ha parecido que está relacionada con el tema que tratamos hoy y una de las bandidas la escuchó mucho cuando estaba ingresada en el hospital recuperándose de una recaída, aunque tenemos que decir que nos gusta mucho la versión de Manzanita”.

 

En el apartado “reflexiones de un bandido” Yolanda B. presentaba a sus compañeros Joaquín y Mapi, quienes nos expusieron una de sus profundas e interesantes reflexiones sobre su visión en la Discapacidad.

Yo puedo llegar a  comprender lo que es una discapacidad ya que cuando llegue a Cruz Blanca, no podía mover el brazo derecho no me funcionaban los nervios ni los tendones. He tenido que trabajar muy duro para volver a poder utilizarlos, mucho trabajo y llevar un aparato para dar movilidad a los  dedos y conseguir volver a tenerlo bien, aunque sigo haciendo ejercicio para tener más fuerza.

Cada día convivo con la discapacidad, con compañeros que luchan para ser otro más en este difícil mundo que nos toca vivir, que les hace ser todavía más queridos por su fragilidad y por esa descarada valentía de superación.

 El futuro es incierto pero sabemos que con valentía lo vamos a superar. El ser discapacitado nos hace superarnos igual o más que las personas sin discapacidad ya que en nuestro vocabulario no entra la palabra “derrota” sino “reto”.

Por último lo que pido a la sociedad que revierta en los espacios adaptados y en las infraestructuras necesarias para dar cabida a nuestra libertad vital… a nuestro merecido e irrenunciable futuro.

Yo les digo que sigan luchando que la vida es bella.

Mapi

Querer es poder

El deporte:

         Soy consciente de que en el mundo de la Parálisis Cerebral, practicar  un deporte que esté adaptado a nuestras condiciones físicas y mentales requiere un gran esfuerzo y constancia, que muchas veces se ve reducido por falta de motivación.

         Creo que seguimos pecando  por dejar a los demás que trabajen para nosotros. Y cuando no, buscamos realizarlo, con el mínimo esfuerzo posible, lo que en ocasiones nos lleva a la  apatía y desconsuelo.

LAS PARAOLIMPIADAS.

         Este año pudimos disfrutar de unas para olimpiadas muy especiales para motivarnos, principalmente por nuestra ABANDERADA y ARAGONESA: TERESA PERALES.

         Una mujer que, debido a una enfermedad degenerativa, tiene paraplejia y se traslada en silla de ruedas. Pero esto no permitió que fuera un impedimento para no renunciar  al deporte que practica, su pasión, las NATACION.

         Estamos seguros de que muchas personas, mientras desfilaba con  la bandera de ESPAÑA seguida de todos compañeros con discapacidad,  pensaron. ¿a dónde va esa pobre gente?

         Pero todos los que conocemos la discapacidad sabíamos que estos atletas que llegan a unas olimpíadas son  personas muy preparadas y difíciles de decepcionarnos.

         ¡Cómo disfrutamos viendo  a esos locos corriendo en  velocidad con las sillas de ruedas!, o metiendo triples en baloncesto a dos ruedas (para quitarse el sombrero).

         Algunos esperábamos que se mojase nuestra abanderada. ¡Y vaya si lo hizo!

         Viendo la  naturalidad con la que llegaba ella y sus otros competidores hasta el borde de de la piscina para hacer la transferencia y ocupar sus trampolines adaptados ya es digno de admirar, dada su reducida movilidad.

         Una vez se zambullían en el agua era el momento de disfrutar  y sufrir.

         Yo, como soy un AFIN  por un ictus cerebral y tengo una hemiplejia, tuve que comenzar desde cero a nadar. Los patrones que se usan para una persona con movilidad no sirven absolutamente para nada. Doy fe de esto cuando la primera vez que me zambullí en una piscina con mi lado izquierdo sin movilidad, lejos de flotar, suponía un duro lastre que me hundía.

         Por eso, cuando veía a Teresa, o sus competidores, tirando de riñón  para avanzar y coger aire pensaba: “eso sí que duele”. Pero nadando cual delfines en el agua es la única forma de coger aire para respirar.

         Fascinados nos quedamos viendo cómo, prueba tras prueba, sumaba otras seis  medallas OLÍMPICAS. Junto a las 16 ya obtenidas en otros juegos, un total de 22 metales, igualando a PHELS. Sin discusión, nuestra mejor medallista nacional de todos los tiempos

         Viendo  a todas estas personas nadar, con sus diferentes tipos de discapacidades, nos hace pensar que en el agua se  sufre para ganar, pero se disfruta como OCIO; ya que no hay ninguna barrera  arquitectónica y no necesitamos ningún accesorio para avanzar, haciéndonos olvidar de nuestras discapacidades mientras estamos en el agua.

         Para terminar con las para olimpíadas, nos llamó la atención a todo el mudo el espíritu de superación, el saber estar a la altura de las circunstancias en cada momento, y la  forma que demostraron caminar hacia la inserción SOCIAL,  haciendo ver a la sociedad que pese a tener alguna discapacidad: si QUEREMOS, PODEMOS. Y más aun siendo solidarios con nuestros compañeros; apoyando a los demás compañeros que no habían conseguido medallas, unas veces con lágrimas, y otras con la clásica sonrisa  que nos caracteriza, diciendo: “a la próxima, seguro”.

         EN nuestro pequeño pero gran centro como es ASPACE HUESCA, no nos caracterizamos por ser buenos deportistas; quizás por ser la mayoría muy dependientes, pero queremos integrarnos en la sociedad  como todo el mundo. Para ello utilizamos nuestras capacidades cognitivas, para estar en activo, y  estamos desarrollando y participando en tres medios de comunicación: PRENSA PROGRAMAS DE RADIO y, muy recientemente, también en Televisión. Así sabemos que, de una forma u otra, todos los  usuarios tenemos nuestro protagonismo y satisfacción, participando en cualquier plataforma informativa.

         Y lo más importante, lo hacemos PORQUE: PODEMOS, Y QUEREMOS.

Joaquín Grasa

 

   Desde “el rincón del artista” Alba nos trajo un maravilloso y creativo cuento realizado por nuestros compañeros de ATADES que se titula un “una noche única” y a cuyos personajes algunos de los bandidos prestaron su voz: Lupe, Gaspar, Eli, Nacho, Laura, Magda

NARRADOR Érase que se era cuatro amigos: Daniel, Andrea, Rosalía y Pablo. Todos ellos con discapacidad, o eso decían. Daniel llevaba muletas. Andrea iba en silla de ruedas, Rosalía era sorda del oído derecho y llevaba un audífono tartana al que le fallaban las pilas y Pablo tenía síndrome de Down.

Todos ellos pasaban de los veinte años y aprovechando que estaban en verano y todos tenían vacaciones de sus trabajos y estudios decidieron ir un fin de semana a Sallent de Gállego al Festival “Pirineos Sur” a ver las actuaciones de Peret y Manu Chao.

Quedaron una tarde en casa de Daniel para organizarse las tareas:

 

Narrador: Pablo dijo:

Pablo: ¡yo me encargo de las entradas!.

Narrador: Rosalía, que era muy quisquillosa, le espetó:

Rosalía: ¿ya te aclararás, no te confundirás, no las perderás?.

Narrador: A lo que respondió Pablo

Pablo: ¿Tan corto crees que soy?.

Rosalía:: ¡No sé, no sé, si tu lo dices!, ¡tu sabrás!.

Narrador: Daniel medió entonces en la discusión:

Daniel: ¡no seas tan gafe y cizañera, Rosalía!, ¡y tú, pasota, mira que siempre la sueles fastidiar!.

Narrador: Pablo respondió:

Pablo: ¡hombreee, no será para tanto!.

Narrador: Los demás se echaron a reír porque se conocían mucho y no se fiaban un pelo.

Entre todos eligieron a Daniel para llevar el fondo del dinero porque era el más responsable y Andrea, que era muy dicharachera dijo:

Andrea: ¡yo me encargo de buscar la casa de turismo rural!.

Narrador: Había nacido en Sallent, iba bastante con amigos y como era muy cotorra conocía a bastante gente.

Llego el día de irse a Sallent, quedaron todos en la intermodal.

Pablo llegó el primero y dejó la maleta en el primer autobús que vio. Esperó a sus amigos sentado en un banco mientras jugaba con el móvil. El autobús  donde Pablo había dejado la maleta se fue, y como siempre Pablo no se dio ni cuenta. Por otro lado  Rosalía ya había salido de casa cuando se dio cuenta que se había dejado  las pilas de repuesto del audífono, volvió a casa y cogió las primeras que pilló sin darse cuenta  que estaban medio gastadas:

 

Rosalía: ¡Aiiiiiii, voy a llegar por los pelos!.

Narrador: Daniel y Andrea llegaron a la vez y vieron a Pablo jugando al móvil todo afanado.

Daniel y Andrea:  ¿y tu maleta? ¿se te ha olvidado en casa?

Narrador: Se levanto del banco sobresaltado, se fue hacia el autobús donde había dejado la maleta y dijo:

Pablo: ¡osti!, ¿y el autobús?, ¿y mi maleta?.

Narrador: Se puso la mano en la frente y exclamó:

Pablo: ¡buuuuf!, ¿y ahora qué hago?, ¡empezamos bien!.

 Narrador: Sus amigos se preguntaron:

Andrea: ¿Pero qué te pasa?.Estas muy nerviosos

Narrador: Pablo se volvió hacia ellos y les dijo:

Pablo: ¡no os podéis imaginar lo que me ha pasado!

Daniel: ¿No habrás sido capaz de meter la maleta en un autobús mientras tú estabas jugando con el móvil ?

Pablo: ¡pues sí, soy un despistado!

Andrea: ¡ya sabíamos que algo iba a pasar!, ¡serás cafre, pedazo de despistado!, ¡si es que siempre la lías!

 Andrea y Daniel:¡Aiiiiiiiiiiiii!¿ qué vamos hacer contigo?

Narrador: al final todos se echaron a reír.

Jajajajajaj

Narrador: Miraron la hora y vieron que eran las once menos cinco y Rosalía sin llegar. La llamaron al móvil y como se había olvidado de ponerle la pila con las prisas ni se enteró. A las once subieron al autobús preocupados.

Daniel: ¿Dónde esta Rosalia?

Narrador: Rosalía vio el autobús a lo lejos y corriendo como una loca gritaba:

Rosalía: ¡esperadme, esperadme!.¡ señor conductor! ¡Pareeeeeeeee!

LUPE Narrador: Pero el conductor por desgracia no la vio. Sus amigos preocupados volvieron a llamarla al móvil y seguía sin contestar, preguntándose qué le habría pasado.

Rosalía se paró agotada por la carrera, casi sin aliento y cabreada consigo misma:

Rosalía: ¡mecachis! Si no me hubiera dejado las pilas, ¿Qué cabeza tengo!

LUPE Narrador: Al mirar el móvil vio un montón de llamadas perdidas.

ELIRosalía: ¿ahora qué hago? ¡Encima me estoy quedando sin batería!

LUPE Narrador: finalmente Rosalía decidió volver a casa, relajarse y pensar con la mente un poco más fría, y de paso recargar el móvil.

Al final Pablo, Daniel y Andrea llegaron a Sallent, cuando de repente a Pablo lo llamaron por teléfono, era una policía foral, su maleta estaba en San Sebastián. Si, si, nada menos que en San Sebastián.

¿Y os preguntaréis que pasó con Rosalía?.Pues al final consiguió llegar con el tiempo justo para el concierto porque la llevó su prima Marta, que había quedado con unos amigos para el fin de semana.

Cuando se juntaron saltaron de alegría y dijeron:

TODOS: ¡ya estamos todos juntos, vaya panda de desastres que somos!.

Narrador: Se rieron a carcajadas y sacaron las entradas para el concierto en la taquilla.

Pasaron una noche genial, hubo algún problemilla más, pero bueno no todo se tiene que contar. Lo importante es que todos pudieron llegar y disfrutar de una noche única y que nunca olvidaran.

 

FIN

 

   Así llegamos al final del asalto. Los bandidos Alberto, Víctor, Yolanda A., Loreto, Carolina B., Cris, Yolanda B., David y Conchi fueron los encargados en esta ocasión de cerrar el programa recitando todos nuestros nombres y dando las gracias a todos nuestros colaboradores.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres