Blogia
los bandidos de la hoya

nº136 E.B. "artes marciales" [17.02.12]

nº136 E.B. "artes marciales" [17.02.12]

   Los Bandidos de la Hoya dedicamos el programa a una cultura procedente de Asia y extendida por todo el mundo que, según dicen, nos aporta grandes beneficios al ayudarnos a encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente.

    Roberto, Yolanda, Laura, Inma, Mamen, Sofía, Mónica y Loreto fueron los encargados de abrir el programa dando la bienvenida a los asistentes y desgranando el sumario del programa.

    Seguidamente disfrutamos con las andanzas de Macario y Chulapita, nuestros bandidos por el mundo. Nos cuentan una  aventura que tiene algo que ver con el tema de hoy. En esta ocasión los bandidos encargados de poner voz a los personajes fueron: Sofía, Ramón, José Luís, Jorge e Inma.

 Bandido: ¡Hola compañeros! Vamos a conectar con nuestros reporteros Macario y Chulapita para saber dónde se encuentran esta vez.

Macario: ¡Hola bandidos! ¿Cómo estáis? Nosotros estupendos. Hoy queremos demostraros  que estamos en forma y somos unos valientes, y aunque no os lo podáis creer estamos en las puertas de un gimnasio de artes marciales.

Chulapita: Si, Maca, que la cuesta, cuesta, y aunque de los buenos propósitos de primeros de año casi nos hemos olvidado ya y llevamos un mes de retraso, nunca hay que desistir. Estamos aquí preparados y motivados para hacer artes marciales. Así os contaremos y transmitiremos, queridos amigos oyentes, todo lo que aprendamos de ellas hoy.

Macario : Preparada, KIIIA!!!

Chulapita: Si, QuiooO!!!,vamos a entrar.

Recepcionista: ¡Buenos días!

 

Macario: Buenos días.

Chulapita: Hola, somos los reporteros de los Bandidos de la hoya y venimos a la clase del profesor CHUNFUIIII.

Recepcionista: Por supuesto. Aquí tienen sus kimonos, ¡en cinco minutos empezamos la clase!

 

Macario: Chulapita, ¿Éste tío para qué nos da un albornoz?

Chulapita: ¡Qué animalico que eres, qué no es un albornoz que es la ropa que tenemos que llevar para hacer este deporte! Vamos al vestuario.

Chulapita:  JAA, ja, ja, ja jaaaaa….. ¡Ki-mono qué estáaaas…!!!!!!. Ja, ja..  Pero quítate ya los zapatos.

Macario: Chulapita, ¿también me tengo que descalzar es que…? (en bajito a escuchete) Vamos que no me he duchao esta mañana.

Chulapita: ¡Pues claro que sí que te tienes que descalzar! ¡Marranin!Vamos déjate los calcetines que ya se verá.

Macario: ¡O se olerá!

Profesor: ¿Usted qué hacel con los calcetine puesto?

Macario: Pero esto no tiene que ser primero calcetín blanco, luego amarillo, después te dan el naranja…

Chulapita: Quieres dejar de decir burradas Maca, que nos van a echar nada más empezar, ¡qué son cinturones y no calcetines!

 Profesor: Pala entlal en tatami, todos  debel  il totalmente descalzos.

 Macario: ¡Chulapita!, tú que estas más puesta en el tema, ¿a dónde dice que hay que entrar descalzo?

Chulapita: Quítate los calcetines y sígueme. Uhhh! Maca! qué uñas, menos mal que el suelo no es de parquet.

Profesor: Bueno, a vel si pol fin nos concentlamos. Ahola que se ha aclalado lo de la lopa os voy a enseñal unas llaves sencillas.

 Macario: ¡Chulapita!, yo las llaves me las he dejado en la taquilla.

Chulapita: Hoy te has propuesto volverme loca, tú haz lo que yo haga.

Macario: Qué yo ya veo lo que tú lla-ves.

Chulapita: ¡Qué hombre por Dios!

Profesor: Vamos a hacel calentamiento, importante lleval colectamente con el movimiento las lespiraciones: Inspiral…., espira….

Macario y Chulapita respiran:

Profesor:¡lLevantal la pielna delecha todo lo que podáis!

 

Macario: Chulapita, yo no levanto mucho que si no puedo dejar a medio gimnasio k.o. con el tufillo.

Chulapita: Yo contigo ya estoy k.o  desde que hemos entrado Maca.

Macario: Bueno, no sé cómo acabaremos, o sea que os devolvemos la conexión.

Chulapita: Yo si se como acabaremos, duchaos y bien duchaos, bueno,  y callaos. Compañeros, sin ninguna otra llave salvo la de nuestras casas, hasta el próximo programa.

Bandidos: Gracias compañeros, hasta la próxima.

 

    En “la entrevista” Mapi presentaba a José Ángel Alegre, cinturón negro de judo junto con su pequeña hija Candela también judoca y Jorge Pie, 3er DAN de NANBUDO.

   Nuestros compañeros Joaquín G., Conchi, Loreto y Laura nos contaron más cositas sobre ellos.

 JOSÉ ÁNGEL ALEGRE y su hija Candela: José Ángel, según el mismo cuenta, comenzó a hacer judo  hace millones de años, en el gimnasio de la Universidad de Zaragoza.

Él, que siempre había sido bastante flaco, nunca pensó que se le pudiera dar bien el judo.

Luego se fue a trabajar a Barcelona y allí se metió en un gimnasio que le recomendó su profesor de Zaragoza.

Donde se encontró con una auténtica colección de cinturones negros, mientras él era, un escueto cinturón verde.

Incluso un compañero suyo de trabajo que fue a verle le dijo: ¡pero cómo es posible que te guste que te peguen tanto!

Cuando volvió a Huesca, volvió también a practicarlo. Y aunque en alguna ocasión tuvo que volver a dejarlo, finalmente lo retomó definitivamente.

De la mano de Iván Pardo, del Gimnasio Samurai, sacó el cinturón negro. Y allí sigue, hasta sus casi 50 años.

Llevó a Candela, su hija, al gimnasio por primera vez a los tres años, para ver alguna exhibición. Ella lloraba al oír los golpes al caer pensando que le estaban haciendo daño.

A los cuatro años, la apuntó a clases con Iván. Pensaron que seguro le iría estupendamente para la coordinación, para un punto de disciplina y para respirar otros ambientes de los habituales.

El día a día, para los pequeños, sigue siendo juego, diversión y satisfacción.

Pero el momento más especial es la exhibición que hacen para los padres una vez al año.

En ese momento, Candela y Jose Ángel, padre e hija, hacen judo juntos, vestidos con el yudogui y encima de un tatami. ¡Una maravilla!.

 

JORGE PIE. Nació en Huesca hace 35 anos.

Desde muy pequeño comenzó a practicar artes marciales, empezando por el judo.

Mas tarde practicó karate y actualmente practica Nanbudo, una disciplina que aúna la salud, la técnica y el desarrollo de uno mismo.

Su trabajo de Bombero en el Parque Municipal de Bomberos de Huesca le permite dedicar bastante tiempo a viajar y conocer otros nanbudocas en otros sitios de Europa e incluso Asia. Recientemente ha pasado 6 meses en Japón practicando Nanbudo y ayudando a mis compañeros japoneses a desarrollar este arte marcial, allí conoció a su actual esposa Juri.

Dice encantarle el Nanbudo porque se adapta al practicante y no al revés, es fácil de mejorar la salud y el buen humor practicándolo, y es bueno para todas las edades y todas las condiciones físicas y mentales, puesto que busca la armonía con la naturaleza, por medio de muy variados ejercicios. Tantos años de sacrificio le han hecho merecedor de la categoría internacional de 3er DAN de Nambudo.

    El bandido Gaspar hizo el papel de entrevistador y de moderador de una tertulia a la que se añadieron nuestro bandidos tertulianos habituales.

    En “mi música favorita”, el bandido Ramón eligió una canción muy de moda, y él mismo nos explicó a quién se la dedicaba.

 “Se la dedico a mi hija Clara porque es una canción que le gusta mucho y porque, entre otras muchas cosas, ella tiene:

                                  Sonrisas al despertar

                                 Encanto para jugar

                                 Ternura para abrazar

                                 Y salero al bailar”.

  

   En “reflexiones de un bandido”, nuestra compañera Lupe nos leyó su visión sobre el binomio deporte-vida.

 

El deporte y la vida

 Aplicar la filosofía de los deportes a la vida misma no es algo muy difícil de hacer, es más yo diría que se asemejan  mucho, vivir día a día  no deja de ser una mera competición. Desde que nacemos,  incluso antes, cuando somos un embrión, ya en el vientre materno, tenemos que empezar a entrenar para nuestro primer gran momento: el de llegar al mundo.

Para formarnos como personas es necesario que recibamos un buen entrenamiento en la infancia de las personas que nos rodean, disciplina, cariño, saber perder porque lo importante es participar y, sobretodo, haberlo intentado. También trabajar en equipo, porque sin tus compañeros, tú solo no eres nadie, aprender que si nos caemos, a veces incluso si nos lesionamos y estamos un tiempo fuera de juego; no rendirnos y seguir luchando aunque la vida no nos deje seguir en ese deporte con el que habíamos soñado y nos tengamos que adaptar a otro que, por eso, no deja de ser menos merecedor.

Yo siempre he comparado la vida con la escalada a una gran montaña a la que vas subiendo poco a poco y en la que cada uno tiene su propia meta. Unos se proponen llegar a la cima y lo consiguen y otros se conforman o no pueden y se quedan a mitad de camino.   A veces lo hacemos con mochilas que pesan demasiado y que, además, cargamos innecesariamente y no nos dejan avanzar. Con los años aprendes a descargarlas y, sobre todo, a elegir a quienes quieres que te acompañen a la cima de tu montaña.

En nuestro programa de hoy, hablamos de las artes marciales. Es un deporte donde se combate con unas técnicas en las cuales la fuerza no es la herramienta para derribar al contrario. Una persona de constitución más pequeña puede reducir perfectamente a otra persona más corpulenta que ella o él. En la vida también te encuentras con gente que parecen grandes lobos pero que, en el fondo, son sólo grandes gallinas mal entrenadas. Como en las artes marciales, con tus técnicas, acabas ganándoles el combate, demostrándoles que tu has  acabado  con el cinturón marrón, aunque te hayan tirado muchas veces y ellos aún no han sido capaces de ponerse el kimono.

En los tiempos que estamos atravesando tan difíciles, en todos los sentidos, la practica de cualquier deporte, es saludable para el cuerpo. Y también una sana vía de escape para sacar eso que a veces tanto nos cuesta y que esta tan de moda hacerlo por Internet. En ocasiones llenamos las páginas de mensajes a los amigos, e incluso a gente que ni conocemos, y, a veces, nos cruzamos en la calle con un vecino y no sabemos que vive en nuestra escalera.

Pues vamos hacer una apuesta, bandius, por los deportes de la crisis. SI, vamos, esos que no cuestan nada más que ponerle ganas: andar, ir en bici, correr, etc… y si es con una buena compañía, ¡pues mucho mejor! Que corriendo y nadando no se puede hablar mucho pero dar un buen paseo con un buen amigo es la mejor terapia que hay.

 

                                                                                  LUPE RIVAS

  

   En “el rincón del artista”, Yolanda A. presentaba un cuento muy divertido, a tono con el tema de hoy, escrito por el bandido Daniel y a en el que varios compañeros pusieron voz a sus personajes (Nacho, Roberto, Cris, Antonio, Alba y Azucena.

 

El Dueño del Sol

ARTES MARCIALES EN LA CIUDAD GÜAY

 

KARATE HUESCA GÜAY era una ciudad muy chula como Tokio, donde había todo tipo de artes marciales, así como en Barcelona donde había que pagar buena cantinela de pasta para practicarlas

En cambio en Karate Huesca bueno, tenías que pagar una pasta gansa pero sólo cuando te lo pedían, el resto de los días era totalmente gratis.

Para escaquearse de pagar, algunos tramposos intentaban hacer peleas nocturnas y buscar el fuego para hacer este deporte ilegalmente, con cierto riesgo.

Lo del fuego lo hacían en los dibujos animados de cuando éramos críos cada año en BARCELONA KARATE se retaban a un combate de esos pero bueno, estos Catalanes no fueron como lo son ahora.

En la ciudad siempre estaban contentos, Tenia siempre se  esforzaba y Kunama ya era bastante mayor y pronto necesitaría su ayuda. En cambio Cieto era un cantamañas le Regañaban en los gimnasios.

Cieto tenía una novia quien le insistía en lo que él debía hacer en los combates, jugar limpio, con técnica, con movimientos precisos sin mucha fuerza pero en vez de mejorar Cieto combatía a lo bruto, se tiraba directamente encima del contrario.

 

Salió de ella una bolsa roja.

Tras perder el primer combate siguieron practicando en KARATE HUESCA GÜAY.

Kunama lloró.

¿Quién haría trampas con las artes marciales?

La misión era recuperar la bolsa para recuperar  la gracia de artes marciales

 

El dueño del sol ganaba  en KARATE

Kunama en el pre calentamiento contra Utraman Universe tenía miedo pero eran los dos buenos luchadores, el combate de karate al final lo ganó Ultraman Universe y Dani Jackwerl y Magenta no pasaron de la ronda final.

El Dueño Sol fue ganando y ganando combates en todos los niveles

Los demás luchadores de la CIUDAD GÜAY estaban acojonaos porque se daban cuenta que practicaban mal estos deportes y se hacían daño y encima perdían los combates. Una noche se hizo un poco tarde y los luchadores se perdieron, a partir de allí ya no había solución.

 

El resultado fue que las tropas universales conquistaron la CIUDAD GÜAY, el presidente Cadrit estaba preocupado.

Llamaron a otros grandes luchadores para ayudar a la CIUDAD GÜAY: el gran Eliosin Kenevi quien escogió al Bueno Caballero Valiente para contraatacarlo.

Lorgüer Arroz a la Cubana vino como refuerzo y el Bueno Caballero Valiente no pudo con ellos.

Y si me apuras tuvieron que hacer las artes marciales de noche y sin luz

Otro de lo invasores de las tropas universales: el señor Urz Verz fue derrotado y Jubilado.

El mal seguía, vino otra nueva tropa de refuerzo: las luchadoras desnudas, cuando se vestían en los vestuarios el tiempo se paró volvían a empezar una otra vez.

Notaban como alguien en medio de las luchas estrujaba algo ¿sería la bolsa roja?

De pronto: Pammm!!!!!!  Salió un monstruo

 

Katu, uno de los luchadores de la ciudad GÜAY era un chico muy respetable pero no podía hacer nada para recuperar la bolsa perdida, como no la encontraban pensaron que la podría tener un ser de las tropas universales invasoras que se llamaba Max Druail quién decían que era el capitán, pero claro, en la CIUDAD GÜAY estábamos perdidos, necesitábamos una solución.

 

Solo podían acabar con la batalla si el Dueño del Sol, el primer vencedor de las artes marciales de la CIUDAD GÜAY conseguía robarle el amuleto que llevaba en el bolsillo de la parte de arriba del traje el capitán de las tropas universales Max Druail.

 Y así fue, pues ¿quién se atreve a luchar contra el Señor Dueño del Sol?

 Con el amuleto en la mano rompió la mala racha de KARATE HUESCA GÜAY y así volvieron a encontrar la paz.

 

    Y con el colorín colorado llegamos al final de nuestro 136º asalto.

    Como siempre, los bandidos del coche escoba (en esta ocasión: Laura, Blanquita, Cristina G., Martín, Joaquín G., Víctor, Carolina B. y Conchi) fueron los encargados de cerrar el programa dando las gracias a todos los asisitentes y colaboradores y recitando los nombres de todos Los Bandidos de la Hoya.

 El próximo programa será el viernes 2 de MARZO sobre las 11, desde el CENTRO CULTURAL EL MATADERO de Huesca. Lo hemos titulado “CHISTES”.

Y es que los bandidos somos gente de mucho y buen humor, así que ya toca demostrárselo a la audiencia y compartir con todos este buen ambiente y esta forma tan saludable de tomarse la vida. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres