Blogia
los bandidos de la hoya

nº133 E.B. "Francia" [16.12.11]

nº133 E.B. "Francia" [16.12.11]

   Los bandidos queríamos conocer mejor esta tierra tan cercana en distancia y tan distante en costumbres. Quisimos conocer y  contaros la vida al otro lado de los Pirineos. Para ello, nos fuimos a grabar el programa al colegio bilingüe Pirineos-Pyrénées de Huesca, donde fuimos muy bien recibidos y estuvimos muy a gusto.

   Los bandidos Macaya, Alberto, Víctor, Sofía, Mamen, Alba y Loreto fueron los encargados de abrir el programa dando la bienvenida a la audiencia, agradeciendo su recibimiento, y desvelando el contenido preparado.

   Seguidamente, nuestros corresponsales Macario y Chulapita nos introdujeron en el tema. Algunos de los bandidos pusimos voz a los persojanes:

Bandido: (MARTIN) Macario: (INMA)  Chulapita: (JL)   

Ferroviario:   Martín (Aspace)     Camarero: (MARTIN)

 

Bandido: Vamos a pasar la conexión a nuestros reporteros Macario y Chulapita. ¡Hola compañeros! ¿Dónde os encontráis?

 

Macario: Nos encontramos camino de Paris.

 

Chulapita: O la lá, Paguís!

 

Macario: Hemos estado  en Canfranc y nos hemos empeñado en reabrir la línea Canfranc-Pau. Y para ello hemos pensado… Cuéntales Chulapita, cuéntales.

 

Chulapita: ¡Vamos a ir a sacar las vías de la Torre Eiffel de París que allí les sobra el hierro!.

 

Macario: Mira Chulapita!, ya hemos llegado a París.

 

Chulapita: O la lá, Paguís!

 

Macario:¡Oh! ¡Qué bonito es todo!, que ambiente más romántico y…, un momento ahora mismito vuelvo.

 

Chulapita: ¡Macaaaaa…! No sé dónde se ha metido este hombre. ¡Ah! Ya lo veo, ¿pero qué trae en sus manos?

 

Macario: Toma cari, esto es para ti.

 

Chulapita: ¡Estás idiota! Pero si tú nunca me has traído nada.

 

Macario: Te he comprado estas flores porque, no sé qué me pasa, te miro y… ay que me da vergüenza.

 

Chulapita: Pero chico Macario que ya no tienes edad para tonterías, y no me mires con esos ojazos, tontorrón, que me haces sentir unas cosquillitas por el estomago….

 

Macario: Ah! Chula mía, creo que me he enamorado de ti, ¿quieres ser mi momia?

 

Chulapita: Momia lo será tu… Ah! Pero que guapetón que estás hoy. Además de ser tu momia sí voy a ser tu novia.

 

Macario: Esto es la ciudad del amor. ¿Vamos te invito a una cena romanticona en la torre Eiffel?

 

Chulapita:  Oui, oui, yo te intaré al café olé.

 

Macario: Olé tu, guapetona!

Pero si hay una parte ya desmontada de la torre y los hierros están camino de Pau para arreglarnos el canfranero.

 

Chulapita: ¿Te apetece ir a Burdeos?

 

Macario: El queso y el vino llevan muy buena fama allí, ¡vamos allá!

 

Camarero: ¿Qué desean los señogues?

 

Macario: Quesé y viné.

 

Chulapita: Jua, jua… ¡mira que eres brutico!, Pardon garson! Formage et vin, s´il vous plait.

 

Camarero: ¿Cómo está el queso y el vino?

 

Chulapita: El queso está muy bueno pero el vino prefiero el de mi pueblo.

 

Macario: ¿Qué te parece cari cariño si nos vamos a Pau a ver cómo va el transporte de hierros?

 

Chulapita:  ¿Pau cómo va a ir?

 

Macario: Pau tu parté francé.

 

Chulapita:  No, je sois espagnole y  no entiendo casi nada de lo que dicen.

 

Macario: Ya estamos en Pau. Ya están todos los hierros aquí. Vamos a colocarlos.

 

Chulapita:  ¡Eres un bestia! Te has cargado la Torre Eiffel.

 

Macario: ¿No son más bonitas las vías que la torre Eiffel?

 

Chulapita:  Bueno, al fin y al cabo la torre Eiffel era sólo un mirador de París y allí les sobran.

 

Macario: Chulapita, tendremos que coger el tren para ir a Canfranc porque ya están todas las vías puestas.

 

Ferroviario: ¡Pasajeros al tren!

 

Chulapita:¡Espere, espere!, que se me ha caído el puñetero ramo de flores este.

 

Macario: Chica, no te preocupes por ese puñetero ramo que ya no significa nada.

 

Chulapita:¡Siempre nos quedará París!

 

Macario: Pero sin su torre Eiffel.

 

Chulapita:  Acabamos de llegar a Canfranc y la conexión Canfranc-Pau es buenísima. Somos unos fieras.

 

Macario: Tu sí que eres fiera hija mía.

 

Chulapita: Pau anda que tu, Mas nos vale haber salido de ese embriagador Paris.

 

Macario: Vamos a celebrar que afortunadamente ya nos hemos desenamorado, cenando como estos franceses no lo saben hacer.

 

Chulapita:  Pero a nosotros se nos da de pistón. ¡Qué grande eres Macario! a la porra el café olé y ¡Olé! el somontano, los riojas, el fino, chacolí, manzanilla… y por supuesto mi querido Jeréz. Anda Maca, ¿nos pimplamos uno?

 

Macario: Por supuesto amiga mía. Tus deseos son órdenes para mí. Nos despedimos compañeros.

 

Chulapita: Por fin desde suelo español, y sin tanta tonterías devolvemos la conexión a nuestros Bandidos de la Hoya. ¡Hasta otra compañeros!

 

Bandido: Gracias compañeros, hasta el próximo programa.

 

   Después, nuestras compañeras de Cruz Blanca, Conchi y Mapi, nos leyeron un texto que ellas mismas habían elaborado.

 

Francia

 

Aunque Francia sea un país muy cercano al nuestro, con el que compartimos diversos intereses, vemos que sus costumbres varían de las españolas.

Los franceses suelen madrugar y desayunar sobre las 7 de la mañana, comer a la 1 del mediodía y cenar alrededor de las7 de la tarde.

Su jornada laboral es en la mayoría continuada al igual que el resto de Europa, suprimiendo la famosa “siesta” que tanto nos gusta a los españoles.

Es sus relaciones sociales son más fríos que nosotros. Cuando se reúnen entre amigos suele ser en un bar, y rara vez quedan en una casa, y mucho menos, se presentan sin avisar.

En bares o restaurantes, mantienen el tono de voz suave, considerando una falta de respeto hablar alto o gritar. No les gusta demasiado la vida nocturna.

Compartimos el interés por el buen vino, y la buena cocina, siendo reconocida a nivel mundial, y por deportes como el senderismo, surf, esquí…y cualquiera desarrollado en la montaña. En estos deportes, hay una gran implicación con la discapacidad, aumentando cada año las personas que participan en ellos, y las mejoras en su accesibilidad.

En Francia, existe una “caja solidaria” para ayudar a las personas con algún tipo de discapacidad. Está financiada por trabajadores y empresas que aceptan trabajar un día festivo al año, y cuenta con un fondo de 2100 millones de euros.

Pero esta contribución sólo procede de empresarios y trabajadores por cuenta ajena y del impuesto de la renta, sin participación de autónomos ni pensionistas.

La sociedad francesa está cada vez más concienciada con las personas con discapacidad y es uno de los países que más niños con discapacidad adopta al año. La mayoría procede de países de Europa de este.

 

   En esta ocasión contamos con la participación de Maryvonne Brun, colaboradora de francés en el colegio Pirineos-Pyrénées de Huesca. A quien volvemos a dar las gracias por compartir con nosotros parte de su tiempo.

   Nuestra compañera Concha nos contó más cositas sobre ella para conocerla mejor.

Maryvonne Brun es colaboradora de francés en el colegio Pirineos-Pyrénées de Huesca. Nació en Francia, en la ciudad de Tarbes; ciudad hermanada, por cierto, con la de Huesca. Allá estudió primaria y secundaria y después se trasladó a Pau para cursar la carrera de filología española. Obtuvo su primer puesto de trabajo como auxiliar de conversación en Madrid y allí vivió 16 años, trabajando en un centro de adultos de la consejería de Educación. El destino quiso que trasladaran a su marido a Huesca donde sigue trabajando en la bonita tarea de la educación, ya no con adultos, sino con alumnos de Infantil y Primaria.

 

   El bandido Joaquín G. nos dio a conocer el sitio donde grabamos este programa de carácter internacional: C.P.E.I.P. bilingüe Pirineos-Pyrénées de Huesca.

El Colegio Público de Educación Infantil y Primaria Pirineos-Pyrénées se creó en el curso escolar 2006-2007. Se abrió para atender a toda la población que había acudido a vivir en este nuevo barrio del Polígono 29, pero con una particularidad que, a día de hoy, sigue siendo su seña de identidad: es un colegio bilingüe francés-español. Los alumnos, desde los 3 años de Infantil y hasta terminar 6º de primaria estudian en español y en francés, descubriendo al mismo tiempo la cultura y las costumbres del país vecino. Profesores especialistas en francés y colaboradores nativos trabajan codo a codo para lograr los mejores resultados de sus alumnos. En la sociedad en la que vivimos el conocimiento de un idioma es indispensable y la apertura de espíritu que conlleva el estudio del mismo es un factor más que positivo.

 

   A nuestra invitada se añadieron a la mesa nuestros compañeros tertulianos habituales: Y también nuestros tertulianos habituales: Joaquín, Roberto, Nacho, Concha, Josan, David P, Eli y Lupe. Todos bajo la batuta de moderación de Gaspar.

 

   En “mi música favorita” Laura daba paso a su compañero Alberto, quien nos explicó a quien dedicaba la canción elegida. En la lectura de su dedicatoria le ayudó su amiga Cristina.

 

“He elegido la Canción de David Bisbal titulada Corazón Latino

Porque me gustaría decirle a mis compañeros que la sé bailar y cantar muy bien.

Me gustaría bailarla con Cristina, Alba, Loreto y Lidia. El baile que hago es levantando un brazo con el puño arriba acompañado de una patada.

Y querría cantarla juntito con Ignacio”.

 

   En “reflexiones de un bandido” la bandida ELI nos leyó un relato muy personal y motivador sobre la Francia que ella conoce; le ayudo en la lectura su compañero Roberto.

 

Desde niña sentí  deseos de visitar  Francia, pues mi abuela se crió allí y me contaba muchísimas historias de su niñez  y su cara se iluminaba cuando lo hacía. Por ese motivo me prometí que de mayor visitaría ese país, que se me antojaba fascinante.

Una de las cosas que más llama la atención son las calles tan sumamente limpias, no se ve ni un papel en el suelo y a las nueve de la noche, no se ve nadie; a no ser en ciudades como  Paris o Toulouse. En los restaurantes, además de la buena comida, la calma se respira, pues no se oye una voz más alta que otra.

En primer lugar visité  la ciudad de Carcassonne, que tiene un castillo Condal en el punto más alto de la ciudad. Al acceder al castillo por sus callejuelas empinadas da la sensación  de que estamos haciendo un viaje en el tiempo, como si de repente  del siglo XXI fuéramos al siglo XV. Llama la atención la buena conservación del mismo y no es de extrañar, por su belleza, que el propio Walt Disney se inspirara en él para la película de la Bella Durmiente, pues tiene un aspecto mágico, está  situado a orillas del río Aude y rodeada por grandes y poderosas murallas. Rodeado, también, por un foso profundo y vacío para evitar el acercamiento de atacantes. El castillo fue protagonista a lo largo de los siglos de importantes acontecimientos históricos.

Interesante resaltar  que en 1659, año del Tratado de Paz de los Pirineos, firmado entre las monarquías de España y Francia, el bastión de Carcassonne fue utilizado para defender la frontera entre Francia y  Aragón. Carcassona fue inscrita en el año 1997 en el Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

La basílica es sencillamente preciosa, tanto en su exterior (rodeada de gárgolas, ventanales góticos y rosetones), como en su interior; con esa sencillez apabullante de los edificios religiosos que no necesitan grandes adornos para hacerse notar.

Después visité Toulousse, los muelles del río Garonne y las orillas del Canal du Midi (declarado “Patrimonio mundial de la Humanidad”). Contemplando la belleza y el encanto de los reflejos azules y rosas del cielo y muros de ladrillos que peinan el borde del agua. Es tan agradable charlar en la terraza de un bar, sentir el encanto de una plaza o el frescor de una fuente, pasearse alrededor del templete del Grand Rond, pasar por el Jardín Royal o el Jardín des Plantes, por las pasarelas adornadas con flores que unen estos tres jardines entre sí, o disfrutar sobre el puente del Jardín Japonais. Desde el Garona hasta el Canal du Midi, desde Saint Sernin hasta la Cité del espacio, Toulouse esparce invitaciones para que los visitantes puedan descubrir sus numerosos aspectos. Te hace sentir peregrino en las iglesias, otras historiador o aficionado al arte en los museos, navegante sobre el Garona y astrónomo en la Cité del espacio. Una fiesta popular es la fiesta de la violeta, flor con la cual elaboran varios productos desde perfumes, mermeladas licores y deliciosos helados entre otros…

Dirigí mi rumbo hacia Paris conocida popularmente como “la ciudad de la luz”, sobrenombre que le viene por ser la primera ciudad que doto a sus edificios de luz eléctrica.

Visitar París fue muy cómodo, pues el centro de París se destaca por ser compacto y, gracias a ello, facilita cualquier desplazamiento, en especial si utilizamos el metro. Es ideal realizar un paseo por el Sena a través de cruceros que ofrece la ciudad. Pude disfrutar de las vistas de toda la ciudad al visitar la Torre Eiffel  es toda una experiencia subir por los 1665 escalones y los que no puedan acceder  tienen la opción de los ascensores.

Compré bellos recuerdos y tuve el gusto de  comer en los dos restaurantes que hay en el lugar.

La Torre Eiffel  se inauguró el 31 de marzo de 1889. Se creía que iba a ser desarmada en 1900 cuando la exposición terminara pero no fue así porque la armada francesa realizó pruebas con equipos de radio en lo más alto de la torre y le encontró una utilidad que no tenía pensada. Actualmente también hay antenas de televisión.

Dos datos históricos de nuestra época que creo interesantes:

En 1940 la ciudad se vio conquistada por el ejército alemán de Hitler en el marco de la Segunda Guerra Mundial. París estuvo administrada por las fuerzas de ocupación, que la abandonaron después de cuatro años, sin causarle destrozos de consideración, en comparación con los daños sufridos por otras ciudades europeas en esta guerra. En el mes de mayo de 1968 París es escenario de una serie de huelgas estudiantiles en numerosas universidades e institutos, seguidas de confrontaciones con la universidad y la policía. Muchos de los manifestantes se adhirieron a causas de izquierdas, como el comunismo o el rechazo a la guerra de Vietnam, o el anarquismo. Muchos vieron los hechos como una oportunidad de sacudir a la "vieja sociedad" en muchos aspectos sociales, como los métodos educativos y la libertad sexual. Una minoría de manifestantes, como el grupo Occident, apoyaba causas de extrema derecha. Estos eventos se conocen como Mayo francés y conforman uno de los capítulos históricos más destacados de la posguerra.

Espero que os animéis a visitar este maravilloso país europeo.

 

   En “el rincón del artista” disfrutamos de un cuento de la bandida Carolina B. ambientado en Francia. Su compañero Nacho le ayudó en la lectura.

 

David Y Francia

 

  David era un niño que vivía en un pequeño pueblecito.

 Un día, cuando David volvió del colegio, le dijeron sus padres que se iban a ir de viaje a un país muy hermoso, pero también muy desconocido para él.

  Pero a David eso no le daba miedo, sino que le dio mucha alegría, porque iban a ir a un país en el que nunca había estado. “Mañana iremos a Francia”, pensaba ilusionado David mientras se dormía.

Así pues, a la mañana siguiente, David se levantó muy temprano e ilusionado. Montó en el coche con sus padres y viajaron en él durante un ratito. Este primer trayecto finalizó en el aparcamiento de una estación de trenes. Se bajaron del coche, sacaron sus billetes y subieron al tren, que les llevó a una hermosa ciudad. Todo resultaba divertido y emocionante, tal y cómo se lo había descrito su padre el día anterior.

Se apearon del tren y tomaron un taxi a la salida de la estación. Una vez que el taxista les dejó en la puerta del hotel, David y sus padres decidieron subir a la habitación para dejar las maletas y luego dar el primer paseo por esta hermosa ciudad. Estaban en París.

  Disfrutaron durante unos días de las maravillas y el encanto de Paris, de sus maravillosos rincones, de sus edificios y calles, que parecen hablar para contar las extraordinarias historias de las que han sido testigos. También fueron a saborear la afamada comida que se puede degustar en Francia. Y también los exquisitos quesos, entre otros alimentos.

Lo que más impresionó a David fue la torre Eiffel. El día que la visitó quedó maravillado por su altura, su estructura, su envergadura, su imponencia. Cuando esa noche David llegó a dormir al hotel aún seguía impresionado y no paraba de contar a sus padres lo fascinante que para él había sido. Al final, todos estuvieron de acuerdo que lo que más les había gustado fue la torre Eiffel y se acostaron en la cama soñando con todo lo que habían visto.

Todavía, con cierta frecuencia, David y sus padres recuerdan y reviven el fabuloso viaje a Paris. Una ciudad y un país que les cautivó y se quedó para siempre en su memoria.

 

FÍN

CAROLINA BERGUA

 

 

   Y así llegamos al último programa del año. Los bandidos Mónica, Laura, Blanquita, Azucena, Raúl, Joaquín M., Víctor y Jorge fueron los encargados de despedirlo dando las gracias a los asistentes y colaboradores, así como de felicitar las fiestas y desear una gran entrada en el nuevo año.

 

Nuestro próximo programa será en el 2012, el 20 de enero, y lo dedicamos a “la matacía”, y lo haremos desde el Centro Cultura El Matadero de Huesca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres