Blogia
los bandidos de la hoya

nº130 E.B. "ONCE" [4.11.11]

nº130 E.B. "ONCE" [4.11.11]

   El programa lo quisimos dedicar a la ONCE, una organización puntera que lleva décadas trabajando y luchando por la normalización y la inclusión educativa, laboral y social del colectivo de la discapacidad visual.

 

   Los bandidos Elena, Raúl, Víctor, Joaquín G., Concha, Fernando, Lydia y Mamen fueron los encargados de abrir el programa desvelando su contenido y dando la bienvenida a nuestros invitados.

 

   En primer lugar, nuestros reporteros Macario y Chulapita, nos introdujeron en el tema de hoy con una de sus peculiares escapadas. Los encargados de poner voz a los personajes fueron los compañeros Martín, Roberto, José Luís, Víctor, Fernando y Concha.

 

Bandido: Ahora vamos a conectar con nuestros reporteros Macario y Chulapita. ¡Hola compañeros! ¿Dónde os encontráis?

Macario: Nos encontramos en el sorteo del cupón de la ONCE ya que hemos comprado dos números.

Chulapita: Atento Macario que van a sacar el número.

Sacador de bolas: El número agraciado en el día de hoy ha sido el trece mil cuarenta.

Macario: ¡¡¡Nos ha tocaooooooooo!!!

Chulapita: ¡¡¡Somos ricooooos!!!

Macario: Vamos a  cobrarlo, a hacer las maletas y nos vamos a celebrarlo.

Chulapita: Mi sueño sería ir a Buenos Aires aunque no sé cómo rondan por allí los aires.

Macario: Chulapita el propio nombre lo dice, los aires deben de ser buenos. Pero a mí me gustaría ir a México.

Chulapita: Venga sí, así cambiaré el jerez por el mojito.

Macario: Déjate de mojitos, que en Méjico lo que se estila es el tequila güein…! Y con gusano y todo.

Chulapita: Achuiiii!! Qué ascuz! Eso pá los machotes. Yo soy mucho más fina, tomaré Margaritas.

Macario: ¡Venga señorita Margarita!, déjate de tanta chuminada y vamos a cobrarlo que si no lo veo no lo creo.

Chulapita: ¡Ande hay que ir! pá aquí? Pá allí? Pá pá pá… Ah! Maca estoy tan emocionada que no me aclaro.

Macario: Vamos a hablar con ese señor. Hola buenos días.

Pagador del cupón: ¿qué desean los señores?

Macario: Venimos a cobrar estos cupones.

Pagador del cupón: Aquí tienen un cheque y vayan a cobrarlo al banco Paquetoque.

Chulapita: Déjame coger a mí el cheque que me hace ilusión.

Macario: No me fio un pelo de ti vas como una loca. Venga toma.

Chulapita: Queridos oyentes… ¡estáis tos invitados a una ronda de margaritas!.

Macario: Estamos entrando en el Paquetoque.

Banquero: Hola buenos días, que querían.

Chulapita: Pos nada, cobrar este chequecillo.

Banquero: Estimados clientes podríamos ofrecerles…

Macario: Deje deje, no hace falta ya nos apañamos.

Banquero: Encantados de servirles ya saben que para cualquier cosa que necesiten…

Chulapita: Si, si, ya sabemos, nos la compramos, ¿necesita que le compremos algo a usted?

Macario: Chulapita, no te enteras de nada, ala arrea que no pillaremos el vuelo.

Chulapita: Adiós majo, hay que ver que encantoooo y que elegancia, ¿verdad Maca?

Macario: Anda tira, tira... Ahora que ya hemos cobrado vamos al aeropuerto.

Vendedora de billetes: Hola señores ¿cuál será su destino?

Chulapita: Dos billetes en clase de reyes con destino México.

Vendedora de billetes: Aquí tienen sus billetes.

Chulapita: Vamos rápido a acoger el vipión, que sale enseguida.

Macario: Se dice avión Chulapita.

Chulapita: Aquí dice que es una clase Vip.

Macario: Chulapita, me gusta esto de ser rico. ¡Qué canapés, qué vinitos!

Chulapita: Yo me espero a los nachos burritos y margaritas…uhmmm! Margaritas...

Macario: Margarita, esto… Chulapita ¡Ya estamos en México!

Mejicano: Andele, andele, arriba, arriba.

Chulapita: ¡Ostras! ¡Qué hotel más alucinante! Vamos a hablar con el recepcionista.

Recepcionista: ¡Bienvenidos! Junto con mi perro guía les voy a enseñar todas las instalaciones del hotel.

Macario: Muy amable, nos quedamos con la suite pero nos podrían poner dos camas en vez de la cama matrimonial, dormiremos separados.

Recepcionista: No faltaba más, enseguida doy el aviso. Y recuerden que para cualquier cosa estoy a su disposición.

Chulapita: Eso, juntos pero no revueltos.

Macario: Menos mal que he traído los tapones, si no con lo que roncas no pegaré ojo.

Chulapita: Eres un exagerado. Ala lo pasaré por alto y me voy a tomar un margarita en el jacuzzi para celebrar que hemos llegado.

Macario: Pues yo me voy a tomar un tequilita.

Chulapita: Uhh!!! Como se mueve esto, ¡qué chupi!. ¡Macario, sácame del jacuzzi que me estoy hundiendo!.

Macario: Cuando toques suelo te pones de pie que yo con los tequilas si me agacho me caigo.

Chulapita: Maca, maca ten cuidado que el tequila es peleón.

Macario: Yo sí que soy peleón, mira que bíceps.

Chulapita: Maca, que seguimos en antena. Anda vamos a devolver la conexión que ya ni nos entendemos entre nosotros.

Macario: Devolvemos la conexión a nuestros estudios.

Bandido: ¡Gracias compañeros!

 

   En “la entrevista”, Luís nos desveló el invitado del programa: Ricardo Espiérrez director de Agencia Administrativa de Huesca de la ONCE. A quien volvemos a agradecerle que nos dedicara parte de su tiempo y nos hiciera una visita a la cueva. Los bandidos Nacho y Carolina nos contaron algunas cosas más sobre el para conocerle mejor.

 

Ricardo Espiérrez es de Sabiñánigo, del mayo del 68. Empezó a perder la vista cuando estaba cursando EGB, razón por la que tuvo que irse a Madrid a estudiar en un colegio de la ONCE.

Tras acabar su formación básica se incorpora a la estructura de la ONCE como trabajador de base vendiendo el cupón. Con sus primeros sueldos se compró una batería; siendo varios años batería en un grupo de música hasta que no pudo ya compaginarlo con el trabajo.   

Siempre ha sido, y es, un gran amante del deporte. La vista no le impidió practicar el culturismo, participando en alguna competición nacional y regional. También compitió en atletismo. Y como hobby principal destaca la equitación. Compró un caballo, luego otro y luego otro.  También tuvo que dejar el mundo del caballo, pero no la afición.

Tras realizar estudios superiores y complementarios para su accedió al cuerpo de mandos intermedios de la ONCE y fue destinado a Teruel como Director de Agencia. Allí estuvo tres años y, tras su cierre, le trasladaron aquí, a Huesca, como director de Agencia Administrativa de Huesca de la ONCE; donde dice estar encantado de vivir y trabajar.

 

A la “charrada” se añadieron algunos de los bandidos, todo ello bajo la batuta de Gaspar el moderador.

 

   En “mi música favorita” Jorge daba paso a su compañera Alba, quien eligió una canción de Il Divo y nos explicó a quién se la dedicaba.

“He elegido una canción que me gusta mucho y la quiero dedicar a mi amiga Lupe. La canción se titula: “hasta mi final” de IL Divo

En especial se la quiero dedicar a Cristina, Jorge Ordas, Jorge Navarro, Loreto y Lydia

Espero que os guste”.

 

   En “reflexiones de un bandido” Joaquín M. daba paso a las Bandidas Yolandas (Yolanda Aranjuelo y Yolanda Blanc), que nos leyeron sus reflexiones sobre el tema de hoy.

 

LA ONCE

 

Antes de relacionarme con los bandidos, tenía una opinión equivocada de la ONCE y no quería participar en este programa. Pero mis  compañeros  insistieron en que buscara información y así lo hice. Ahora valoro  su trabajo y ha cambiado mi opinión.

Si todos los días comprásemos un cupón estaríamos colaborando con la labor que tantos años lleva haciendo la ONCE: eliminar las barreras arquitectónicas, crear viviendas adaptadas para ellos, perros guías…

Hay muchos juegos de azar, pero el único que aporta todas estas  ventajas  es el de la ONCE. Nos crea muchas ilusiones, que en estos momentos por mis circunstancias carezco de ellas y gracias a estos bandidos espero recuperarlas.

Como conclusión puedo decir que, aunque hasta este momento no estaba familiarizada con la ONCE, me he dado cuenta que se preocupan por los invidentes, les enseñan a leer, les ayudan a independizarse en su vida cotidiana…que es difícil para nosotros, pero para ellos tiene que ser casi imposible sin la solidaridad de la ONCE.

 

 

SERVICIOS  SOCIALES

 

La once hace una importante labor para todas la personas que lo necesitan, vendiendo cupones para todos los ciudadanos. gracias a la once las personas con deficiencia visual tienen una oportunidad de poder integrarse y de llevar una vida casi normal.

No se pueden poner barreras a las personas invidentes son personas como nosotros. Nos trasmiten fuerza. Al ver su lucha diaria merecen nuestro cariño y admiración.

Cuando voy a la radio me llevan en silla de ruedas porque me canso andando y me doy cuenta de lo mal que están las aceras, las sillas no suben los bordillos y tiembla mucho por el mal estado de las aceras. la gente no es consciente hasta que no lleva una silla

 

 

   Y desde “el rincón del artista” Víctor daba paso a su compañero Ramón, quien nos regaló un hermoso texto sobre el valor de la amistad.

 

LA AMISTAD

 

Nos conocimos en el instituto y, desde entonces, nuestra amistad perdura en el tiempo.

Recuerdo perfectamente, como si fuera ahora, el día en el que en un recreo estábamos hablando en las escaleras del instituto. Yo le comenté que tarde o temprano habría que hacer la mili y él me contestó que se había librado. Le dije que vaya suerte pero cuando me dio las razones no me hubiera puesto en su piel. Le habían detectado una enfermedad degenerativa, sin ningún tipo de solución, la cual le llevaría a perder la visión completamente.

Conforme íbamos pasando de curso más se notaban los efectos, la pizarra cada vez le costaba más verla. Nos ayudábamos mutuamente, él particularmente a mí en filosofía. Yo era algo negado y él sin embargo era un fuera de serie. Se equivoco en coger ciencias en vez de letras pero con el tiempo ese error supo corregirlo.

Me estremeció el día que me dijo que mientras viera, por poco que fuera, leería todo lo que pudiera. Cuando acabó la carrera de Graduado Social hizo la de Derecho, siendo uno de los mejores en su promoción. Tras unos años de interino consiguió plaza de profesor de instituto.

Uno piensa que a personas así no es justo que la vida les castigue con este tipo de enfermedades. Pero, independientemente de ello, he aprendido que él es ejemplo de lucha y superación. Es de las personas que conozco que mejor sabe escuchar y mejores consejos dar.

Es, simplemente, un buen amigo.

 

 

   Y así llegamos al final del programa. Alberto, Azucena, Blanquita, Laura, Daniel M., Mónica, Peny, Nuria y Cris fueron los encargados de cerrar el programa dando las gracias a todos los colaboradores y recitando todos y cada uno de los nombres de Los bandidos de la Hoya.

 

El próximo programa será el viernes 18 de noviembre, sobre las 12, desde nuestra cueva en el Centro Cultural del Matadero.

Lo dedicaremos a un delicioso manjar que todos conocemos y no puede faltar en nuestras mesas: El pan, alimento básico en nuestra dieta desde tiempos inmemoriales.

Estáis todos invitados a ver cómo lo hacemos y a arroparnos como público.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres