Blogia
los bandidos de la hoya

nº119 "Conservatorio de Música de Huesca" [31.03.11]

nº119 "Conservatorio de Música de Huesca" [31.03.11]

   Los Bandidos de la Hoya dedicamos el programa a la música, y por eso nos fuimos a hacer el programa adonde más saben y nos pueden explicar sobre la música, al Conservatorio de Música de Huesca.

   Las voces de Elena, Mónica, Azucena, Eli, Nacho y Macaya fueron las primeras en sonar dando la bienvenida a la audiencia y desvelando el sumario preparado para la ocasión.

   A continuación el bandido Nacho daba paso a nuestros reporteros dicharacheros, Macario y Chulapita, quienes fueron a ver una banda musical al parque y desde allí nos informaron (los encargados de poner su voz a los personajes fueron: MariVí, José Luís, Carolina B. y Martín)

 

MACARIO: Hola compañeros bandidos, esto está hasta arriba   de gente.

Todos estamos maravillados con los sonidos que desprenden estos instrumentos, en especial el violín, la flauta, el triángulo y los platillos.

 

CHULAPITA: Ahora parece que la banda ha terminado y la gente aplaude emocionada, así que mientras aprovecharemos para dirigirnos hacia los instrumentos protagonistas a ver si pueden concedernos una entrevista.

 

MACARIO: Un momento queridos oyentes porque el público está pidiendo una más y los instrumentos salen de nuevo a sonar. Tendremos que esperar, aunque la verdad es que así da gusto esperar, merece la pena escucharlos una y mil veces.

 

CHULAPITA: Bueno, bueno… después de tanta espera por fin el público se va alejando, pero vemos como algunos tienen curiosidad  y se nos acercan para  escuchar nuestras preguntas.

 

MACARIO: Chulapita qué hacemos ¡tengo al violín cerca de mí! Y vienen los platillos hacia aquí.

 

CHULAPITA: Pues yo tengo a la flauta aquí y… ¡Uy! Perdón, señor triángulo le he pisado, lo siento.

 

TRIÁNGULO: Nada tranquila soy duro como el acero, je, je..

 

MACARIO: Venga, Chulapita aprovechamos para preguntarles a los cinco.

 

CHULAPITA: Hola señores instrumentos, nos gustaría poder hacerles unas preguntas para el programa de radio de los bandidos de la hoya.

 

FLAUTA: Por supuesto, encantados. ¡Qué  ilusión sonar para los bandidos!

 

MACARIO: Oiga señora flauta ¿le han contagiado la gripe al soplarte en algún  ensayo o concierto?

 

FLAUTA: Hijo mío, el año pasado me perdí  dos conciertos y no veas qué mal se pasa tanto tiempo encerrada sin poder salir, pero actualmente lo llevo estupendamente con esto de la vacuna.

 

CHULAPITA: Señor violín  ¿le desgastan y sufre mucho de las cuerdas?

 

VIOLÍN: Hombre, la verdad es que  no me puedo quejar de mi músico porque me cuida muy bien.

 

MACARIO: Platillos, ¿Cómo os podéis  llevar también  estando siempre juntos?

 

PLATILLOS: Pues ya sabéis, siempre se ha dicho que el roce hace el cariño y nosotros anda que no nos rozamos y rozamos miles de veces. Nos ponemos uno en la mano izquierda el otro en la mano derecha y después de que nos golpeamos volvemos a separarnos.

 

CHULAPITA: Don Triángulo ¿hace apuestas sobre en que lado  te van golpear?

 

TRIÁNGULO: Siempre me estoy quejando  al director  de la orquesta de que soy el más maltratado de todos los instrumentos, cuando no me dan en uno me dan en el otro lado, pero la verdad no sé en qué lado me van dar y es tan divertido…

 

MACARIO: Muchas gracias a todos por su participación e interés, han sido muy amables, esperamos poder volver a escucharles pronto.

 

VIOLÍN: Gracias a vosotros.

 

CHULAPITA: Ale Macario, vamos a recoger el chiringuito y devolvemos la conexión nuestros compañeros, despídete.

 

MACARIO: Hasta aquí la entrevista  de hoy devolvemos la conexión a nuestros compañeros que emiten hoy desde el Conservatorio de música de Huesca.

 

MACARIO Y CHULAPITA: ¡Hasta el próximo programa, bandidos!

 

   Seguidamente, realizamos una entrevista múltiple. Los bandidos Ramón, Nacho, Eli y Cris presentaron a nuestros invitados y nos contaron algunas cositas sobre ellos.

 

JOSU UBIERNA YÁRNOZ, profesor de acordeón. Nacido en San Sebastian, comenzó sus estudios musicales a la edad de 8 años en su ciudad. En 1991 se trasladó a Huesca donde desde entonces ejerce la docencia a la vez que pertenece a los grupos musicales: Olga y los Ministriles, Hato de Foces y Los Titiriteros de Binéfar. Desde hace 6 años es Director del Conservatorio de música de Huesca

 

FCO. JAVIER GONZALO CIRIA, profesor de Trombón, es de Aniñón, un pueblecito cerca de Calatayud. Empezó a estudiar trombón con su tío  a los 13 años. Y posteriormente realizó sus estudios en Zaragoza. A la vez que estudiaba trombón, estudió la carrera de Magisterio. A lo largo de su carrera como trombonista ha tocado con numerosas orquestas españolas y extranjeras. También participó en concursos en los que fue galardonado. Desde 2006 es profesor en conservatorios, primero en Monzón y después en Huesca. Le encanta dar clases y tocar todo tipo de música.

 

ELENA TORRE ZARATE, profesora de Piano, es de Huesca y empezó sus estudios musicales a los 9 años. Al principio estudió en Huesca y posteriormente en Zaragoza, Bélgica y Holanda. Tiene los estudios superiores de piano y participó en diversos concursos nacionales e internacionales de los que obtuvo diversos premios. Es profesora en este conservatorio desde hace 4 años. Le encanta tocar el piano y enseñar a sus alumnos.

 

CHUS GABARRE es Policía Local y además alumna de canto del conservatorio. Estudia 5º de enseñanzas profesionales. Siendo una profesión tan delicada como la suya, la música le sirve para desconectar y para su crecimiento personal. Además, tiene la ventaja de que puede estudiar con su hija y compartir todo lo que hacen.

 

LAURA SALVADOR GABARRE, cursa 1º de enseñanzas profesionales de trombón, su profesor es FCO. JAVIER GONZALO CIRIA. Tiene 12 años y comenzó sus estudios en el conservatorio con 7 años. En el conservatorio también tiene que estudiar Lenguaje musical y música de cámara (tocar en grupo). Estudia en el colegio San Viator y cursa 1º de la ESO. De pequeña era muy tímida y la música le ha servido para poder relacionarse mejor y hacer buenos amigos en el conservatorio.

 

RAQUEL LACRUZ PÉREZ cursa 4º de enseñanzas elementales de piano y su profesora es ELENA TORRE ZARATE. Tiene 11 años y lleva desde los 7 en el conservatorio de Huesca. En el conservatorio también tiene que estudiar Lenguaje musical y coro. A la vez que todo esto, estudia 6º de primaria en el colegio "El Parque". Le gusta mucho tocar el piano y de mayor quiere ser Pianista. En el conservatorio tiene muchos amigos y con ellos puede compartir todo lo que la música le ofrece.

 

   De nuevo agradecemos que participaron en nuestro programa y compartieron con nosotros parte de su tiempo.

 

   Como viene siendo habitual, a la mesa se añadieron nuestros bandidos tertulianos: Nacho, Eli, Joaquín, Josan, Lupe y Conchita. Todo moderado por el bandido Gaspar.

    En “mi música favorita” pudimos disfrutar de la música en directo. Nuestra compañera Blanquita presentaba a la alumna del conservatorio Raquel Lacruz al piano, quien nos interpretó el primer movimiento de la Sonatina de Haslinger.

 

   Elena presentaba a su compañero Josan, quien “en la reflexión de un bandido”, nos cuenta qué significa la música para él.

 

Así lo dijo Aurora Beltrán. ¡Qué gran verdad!

Desde niño siempre tuve gran atracción por la música, y eso que en mi casa no se solía escuchar de normal aunque con mi hermana, alguna vez colocábamos en aquel cassette alguna de las cintas de mis padres. A mí la que más me gustaba era la de Pérez Prado.

 

Las fiestas del pueblo eran súper esperadas, viendo a los músicos desde que montaban el escenario hasta que el sueño me invadía y mi madre me llevaba a casa a unas horas en las que normalmente ya debería estar acostado.

Me apasionaba verles tocar y a la gente bailando y cantando con alegría. Me parecía un oficio maravilloso.

A los diez años cayó en mis manos la cinta de Europe, “The  final Countdown”  que era un gran éxito del momento, y junto al disco de Bon Jovi, de ese mismo año, empecé a sentir la música hasta lo más dentro de mí. La música me ha dado y me da mucho en la vida. Me hace cambiar mi estado anímico, me hace recordar, me hace bailar, me hace llorar, infinidad de cosas. Y en directo gozo un motón. Recuerdo la primera imagen de mi primer concierto. Era Julio del 91, en la plaza de toros de Huesca y cuando salieron al escenario Barricada, sentí como que era un sueño. Sí, estaban allí, eran de verdad, como en las fotos que  había visto, y sonaba como en el disco pero en directo, y yo allí, a tres metros de ellos, no me lo podía creer, y desde entonces he tenido la suerte de ver muchos conciertos. He disfrutado mucho de adolescente sobre mi cama escuchando algún vinilo y seguir la letra en el disco aún sin entender nada del idioma en el que  cantaban.

Escuchar la radio con programas de música que culturizaban.

En la vida ha habido momentos en los que un disco o una canción han formado mi banda sonora. En la UCI fueron la música de El Bicho y 08001. El baile en la playa de Donosti con Sarri, Sarri y muchos conciertos en el Jai Alai. Lágrimas por la emoción cuando una canción te llega al alma, en especial las de Amparo Sánchez y las de La Talega, porque hay canciones que son más que canciones. El paraíso que viví en los festivales de varios días como el Viñarock, Festimad y Doctormusic, entre otros, donde las veinticuatro horas había música y buen rollo.

En resumen, para mí la música es tan importante como el aire que respiro, la que me anima cuando estoy desanimado, la que me activa, soñar que bailo dando saltos y vueltas, la que sin ella, me sería muy difícil vivir.

 

 

Josan

 

   En el apartado “El rincón del artista” los compañeros de ATADES nos contaron la historia de una escuela de música muy especial. Los bandidos Inma, Carlos, Luís y Cristina pusieron voz a sus personajes.

 

NARRADOR: Esta historia está basada en hechos reales.

Pasó un mes de noviembre del año… el año…, no recuerdo bien, bueno, entre los siglos XII y XIII.

Existía en una ciudad de nombre ahora desconocido, una escuela de música a la que nadie quería ir pues los niños mayores metían miedo a los más pequeños contando historias raras sobre ella, estas historias fueron pasando de padres a hijos por lo que el temor llegó a ser tal que pasados los años algún padre decidió poner un cartel para prohibir la entrada de los niños a ese lugar. 

Esta escuela estaba un poco alejada, apartada escondida y era muy misteriosa por lo que a los transeúntes estaban intrigados.

La ciudad, tenía un ayuntamiento y en el vivía un alcalde al que todos querían muchísimo. El pobre alcalde no sabía que hacer para animar a la gente a conocer realmente la escuela y quitar los miedos que a ésta le tenían. Al final un buen día, decidido, convocó a todos los ciudadanos en la  plaza del ayuntamiento, salió por uno de sus balcones y se dirigió a ellos diciéndoles:

 

ALCALDE: Os anuncio que me gustaría que los que sois padres, vinierais conmigo a hacer una pequeña visita a la escuela de música!

 

NARRADOR: Todos se miraron con caras de miedo e incluso alguno dijo:

 

ALGUNO: ¡Yo no voy a ir a verlo! ¡Qué miedo!

 

NARRADOR: Pero al final las palabras de su entrañable alcalde calmaron las aguas y casi todos convencidos siguieron a Gilberto que así se llamaba el alcalde.

Al llegar como la senda se perdía, todas las miradas se concentraron en un cartel que ponía “Cuidado no pasear con niños pequeños” aterrorizados los padres decidieron entrar, el alcalde temblaba. Fueron hacia la puerta y llamaron, como nadie les contestaba la forzaron para abrirla, y vieron que en esa estancia había muchos pupitres que estaban rotos como si alguien hubiese estado allí antes.

Oyeron voces del piso de arriba, algunos de ellos fueron a echar un vistazo y al pasar por el corredor oyeron como discutían dos personas parecía que se iban a pegar pero al entrar vieron a un hombre de bastante edad con una chica que hablaban gritándose, y decían:

 

CHICA: Tendremos que cerrar la escuela porque no hay alumnos que quieran aprender y comprender la música.

 

NARRADOR: El alcalde les interrumpió:

 

ALCALDE: Perdonen, soy Gilberto el alcalde de la ciudad. Yo tengo una hija que tiene un problema desde que nació, me han dicho que se podría curar con música y me gustaría que ustedes la pudieran curar. Si pueden, claro.

 

NARRADOR: El hombre y la chica se miraron sin decir nada, pero con cara de ilusión.

 

CHICA: Hola, me llamo Esmeralda. Estaríamos encantados de trabajar con su hija, la música es un arte espléndido que puede lograr infinidad de cosas, seguro que a su hija le irá bien. Lo malo es que como puede ver la escuela no está ahora en condiciones. ¿Podríamos hacerlo en su casa?

 

NARRADOR: La gente que acompañaba al alcalde empezó a hablar entre sí y un gran murmullo empezó a sonar por el edificio que parecía retomar vida. La sonoridad era perfecta y de entre las voces se podía escuchar como alguno decía.

 

ALGUNO: Me encantaría que mis hijos pudieran aprender música también.

 

NARRADOR: De repente Gilberto dirigiéndose a ellos dijo con voz grave y rotunda:

 

ALCALDE: Bueno, ¿entonces que hacemos aquí? ¡Venga! ¡Vamos a reconstruir y arreglar la escuela para que puedan venir los nuevos alumnos.

 

NARRADOR: Y así fue como poco a poco, con la ilusión y de dedicación de todos los ciudadanos, la escuela de música llamada Villa Hermosa fue reconstruida y todos los ciudadanos pudieron ver como sus hijos aprendían mucho, y como en el lugar se respira un ambiente armonioso y jubiloso, amenizado más de una vez con conciertos divertidos, pues de allí salieron muy buenos músicos.

 

Y es famosa por la zona por hermosa y fabulosa la escuela de Villa Hermosa y su coral  maravillosa.

 

Y cómo no, esta historia también como otras acaba bien.        

 

   Pudimos volver a disfrutar de nuevo de música en directo de la mano de Laura Salvador al trombón, quien interpretó el primer movimiento del Concertino para trombón y piano de Ernest Sache.

 

   Y con música llegamos al final de este programa tan musical. Nuestros compañeros Dani, Alberto, Nacho, Loreto, Lydia, Peny, Elena y Martín fueron los encargados de despedir el programa dando las gracias como siempre a nuestros colaboradores y a quienes se acercaron a vernos en directo, así como recitar los nombres de todos Los Bandidos de la Hoya.

 

 

El próximo programa lo dedicaremos a “ANDALUCÍA”. Hemos preparado un programa con mucho arte y salero para dedicarlo a conocer esta Comunidad, sus costumbres y sobre todo sus fiestas, como la Feria de Abril.

Será el próximo viernes 15 de Abril, a las 12 horas, desde nuestra cueva en el Centro Cultural del Matadero.

Estáis todos invitados a ver cómo lo hacemos y a arroparnos como público

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres