Blogia
los bandidos de la hoya

nº113 E.B. "Cruz Blanca Huesca" [17.12.10]

nº113 E.B. "Cruz Blanca Huesca" [17.12.10]

   La casa familiar San Lorenzo, no es un hospital o psiquiátrico o un mero centro de rehabilitación. Es y quiere ser una familia que acoge, acompaña y transforma con trato sencillo y familiar, que hagan que el enfermo, las personas con discapacidad, el débil, pueda encontrarse en su casa y con su familia. La familia Cruz Blanca.

   Cruz porque la cruz del enfermo es la cama y blanca porque el color de las sábanas suele ser blanco.

   Abrieron el programa Jorge, Elena L. Eli, Dani M., Carolina B., Mamen, Fernando C., Cristina P., José Luís y Martín, dando la bienvenida a los asistentes al salón de actos de la sede Cruz Blanca Huesca, desde donde grabamos este programa. Los bandidos Nacho y Kiko nos leyeron un texto sobre su experiencia con Cruz Blanca para introducirnos en materia.

En la vida, una de las cosas que el ser humano sabe de sobras es lo que nos gusta, como el ser querido, que le ayuden cuando este lo necesite, etc. Pero para eso hacen falta que existan personas que les guste ayudar a otras, que por cierto existen.

Por esta razón muchas de estas se plantean algo muy sencillo. Si a mí me han ayudado mucho, además de agradecerlo, voy a hacer lo mismo con las personas más cercanas, para que así, personas como yo, también tengan la suerte de ser apoyadas en algún momento de su vida. He conocido a personas que han llegado a esta casa en malas condiciones, principalmente por haber consumido drogas, o por otros motivos, que después de haber estado unos años, ahora trabajan, y muchos de estas personas viven independientemente. Muchas de estas vienen de visita, ya que agradecen la buena labor de esta casa familiar de la Cruz Blanca.

En la casa familiar encontré el calor de una gran familia, pero lo que más me impactó fueron las personas mayores y los enfermos impedidos y pronto empecé una labor que me ayudó a crecer como persona: poner el cariño que tenía dentro de mí, en darle un poco de mi calor a esas personas que se merecen todo el respeto. Y empecé a regalarles sonrisas y buenas palabras pero sobretodo a cuidarlos y preocuparme por ellos, dándoles de comer, sacándolos a pasear, sin esperar nada a cambio, porque creo que he sabido entrar en la soledad de su enfermedad.

Sin ir mas lejos yo vivo hace unos diez años en esta casa familiar de Huesca. Esta fue creada hace unos años por un hermano llamado Isidoro Lezcano. A partir de ahí ya existían centros de estos por toda España y fuera de ella. En la zona de Marruecos hay 2 y 5 en Venezuela.

Lo que yo puedo decir es que hacen muy buena labor. Yo, al no poder estar con la familia, es un sitio donde también me han ayudado mucho. Pero aparte de esto se han portado bien conmigo y siempre que me pueden ayudar en algo lo hacen, y lo más importante, es que esto lo hacen con cariño. A esta casa, además de personas que trabajan, están otras muchas que acuden siempre que pueden para ayudar en muy diversas tareas, como a dar de comer a las personas mas afectadas, asearlas, sacarlas a pasear por la ciudad, etc. Muchas veces, estas personas voluntarias también invitan a los residentes de CRUZ BLANCA a tomar algo, por ejemplo en fechas tan señaladas como son las fiestas de  San Lorenzo (las fiestas mayores de Huesca)

 

En el año 2.008 nos mudamos de casa. Antes vivíamos en la calle llamada San Lorenzo, pero esta casa se hacía pequeña, y además dijeron que esa casa no podía seguir. No era por nada malo, el motivo fue porque esta calle era tan estrecha que no podía tener una salida de emergencia. Después de reivindicar, personas de diversos lugares públicos y particulares ayudaron en la creación de la nueva casa, que hoy en día disfrutamos. Esta está en la calle Calatayud, en el barrio de los Olivos de Huesca. Esta casa ha crecido mucho.

Yo llegué a la casa familiar hace un año después de haber estado dando tumbos por mi adicción a las drogas, ahora llevo 7 años sin consumir, pero en la casa familiar he encontrado más fuerza y esperanza para seguir saliendo adelante, aquí he encontrado algo más que una casa, pues me ha enseñado a conocer mis virtudes como persona.

En fin, que esta noble misión de esta casa sirva para que más personas tomen ejemplo de todo esto. Muchas gracias.

y desde aquí queremos recordar a los que nos dejaron, como Demetrio, Fraga, Joaquin o Eduardo, etc. Etc. Nos dejaron un legado de cariño y amor en nuestros corazones.

 

   En nuestra sección “Entrevista” contamos con la presencia de Javier Cao, así como de algunos de los residentes en la casa de Cruz Blanca: Juanjo, Kiko, Antonio Perez y Jaime. Los bandidos Roberto y José Luís nos dieron algunos datos de ellos.

 Javier Cao Maceda. Nació en Carralcoba (Lugo) en 1946.

Su infancia transcurrió entre ayudar en casa,  en las labores del campo, y jugar al fútbol con los amigos usaban una especie de pelota que si les daba, les dejaba una señal que duraba una semana. Sus juguetes los construían ellos mismos con carretes de hilos o cajas de cartón.

Se trasladó a Madrid y trabajó como mayordomo en casa de unas personas encantadoras allí combinaba el trabajo con colaboraciones en Cruz Blanca. Al mirar a las personas mayores que allí cuidaban los hermanos, tuvo el encuentro con su vocación de ser religioso, no sacerdote.

El 26 de abril de 1980 recibía de manos del Superior General de Cruz Blanca, la profesión religiosa como hermano de esta institución.

Javier es una persona trabajadora y voluntariosa tiene una gran capacidad artística. Sus manos son exquisitas tanto para cocinar platos sabrosísimos, realizar labores de peluquería, decoración floral y cuidados a todas las plantas que podamos imaginar.

Tanto trabajadores como voluntarios, lo recuerdan como organizador del “Dia del colaborador” en Bruis cerca de Ainsa (Huesca), donde se recibía a los familiares de los residentes con migas, se disfrazaban, hacían karaoke, todas estas ideas entre otras promovidas por él y pasaban un día estupendo todos juntos.

Javier Cao Maceda representa en Huesca el tesón, la lucha y la perseverancia de los HH Franciscanos de Cruz Blanca. Gracias a su trabajo Cruz Blanca en Huesca es reconocida y querida.

 

   A la ya tradicional “charrada” se unieron algunos de los bandidos tertulianos: Nacho, Eli, Josan y Roberto. Todos ellos bajo la moderación de Gaspar y Azucena.

   Posteriormente en “mi música favorita” Loreto y Mónica dieron paso a Cris, quien nos explicó qué canción había elegido y a quién se la dedicaba.

“Yo se la quiero dedicar a mi suegra GLORIA a mi suegro JOSE MIGUEL y mi chico Pablo y a Carmencita, Esther y Felix con todo mi cariño con el deseo de que os guste mucho”.

    En la sección “reflexiones de un bandido”, la bandida Carme B. presentaba a algunos de sus compañeros, quisieron contarnos su experiencia con la casa Cruz Blanca. Y también se unieron dos de los actuales residentes.

 José Luís. Hace unos años, con un amigo, visitábamos a menudo la Cruz Blanca de la calle San Lorenzo. Ahora, después de más de quince años todo ha cambiado, puesto que él vive en Zaragoza y la Cruz Blanca está ahora en la calle Calatayud. Yo, de todas maneras, he ido visitando la Cruz Blanca “nueva” en los últimos años.

Hubo un día en que Nacho, un compañero de Bandidos, me enseñó toda la instalación, incluida su habitación. Ese día reconocí residentes de la anterior Cruz Blanca.

Otro día, acompañé a Lupe, otra compañera de Bandidos, a la entrada porque venía a hacer labores. Esto ocurría los viernes, y ella muchas veces se quedaba un poco más para hacer también algo de manualidades.

En los días en que voy de boda y me regalan algún puro, siempre me viene a la mente un residente que lleva aquí muchos años, ya que sé que se va a poner muy feliz al recibirlo. La verdad es que yo no le doy los puros en primera mano, pero se los lleva de mi parte la profe de manuales, puesto que él y yo nos conocemos hace mucho tiempo.

 Ramón. Coincidimos en la habitación del Hospital y me sorprendió lo bien que pintaba, le daba igual tener a mano pinturas de colores que un simple lápiz y una goma. Cuando salí me dijo que escogiera, de entre los muchos dibujos que había colgados en las paredes, el que más me gustara. Por supuesto acepte aquel presente con gran gratitud. Con el tiempo coincidimos y me dijo que estaba en la Cruz Blanca. De vez en cuando nos llamábamos y a él lo dejaban salir a dar un paseo. Él no disponía de dinero y solíamos tomar un café mientras él me contaba que de dónde él provenía los bosques eran inmensos y tal cómo me lo relataba, mi imaginación empezaba a fluir, pensando lo bonito que sería conocer aquellos lugares. Me dijo has de venir a mi país, pero a tantos sitios me gustaría ir que pierdo la cuenta de los años que tendría que vivir. Me hablaba maravillas del trato y de la humanidad de la Cruz Blanca, yo la verdad lo único que sabía es donde anteriormente estaba porque allí al lado hice la mili. Él me enseñó a conocer algo de su país y la fantástica labor que hacen ustedes.

  Antonio Pérez-Cistué (CRUZ BLANCA). Luchadores por la paz y el acogimiento.

Un mundo, en el que los que llegan y “no quiere” nadie. Aquí se encuentren, incluido yo. Sin diferencias de razas, culturas y otros (terminales, VIH y personas con discapacidad funcional).

Una gran familia compuesta por todos ellos y, porque no? Los que la dirigen: pisólogas/os, trabajadores sociales, etc. Y con todos los derechos de los que en tiempos atrás, no disfrutábamos.

Casa una y GRANDE, comida (si miramos atrás se nos pasaría por la cabeza que aún existen niños, mujeres, ancianos y otros en que no piensen nada, de nada.

Damos un grito y mirando el cielo aunque sea en ocasiones en silencio, esta nuestra casa no es solo una. Pues que yo conozca son 35 casas aproximadamente en las que se alza una cruz grande y blanca con brazos fuertes que arriman con todo el calor su bravura y protección, en el darnos calor y Amor.

Hermanos, Padres, hijos… pidiéndole al que hizo esto posible, GRACIAS.

 

Jaime Estrada (CRUZ BLANCA). Nos sentimos con la necesidad de recordar desde aquí que nuestra misión, la misión de Cruz Blanca es colaborar en la construcción de una sociedad más justa, ofreciendo espacios, permitiendo la participación activa de todos los miembros de nuestra sociedad y particularmente del voluntariado.

 

   Desde “el rincón del artista” Víctor M. presentaban a sus compañeros Carlos P., Ramón quienes nos deleitaron con unas poesías escritas por ellos mismos. La bandida Lydia ponía voz al poema de su compañero Alberto.

 QUERIDO EBRO

¡Qué baturrico eres!,

Tan majestuoso al pasar,

y tan regio en ese lento caminar.

¡Madre mía!, ¡Cómo lo quiero!

pues se pone por escudo

el puente de Piedra

y la Virgen del Pilar.

Os diré que es jubiloso su sonar,

para los aragoneses jotas parece cantar,

y alegría nos da con esa joya contar.

(Carlos Pérez)

 

 Después de años luchando

Hoy el cáncer de pulmón contigo ha acabado

Junto a tu esposa ahora estaréis redivivos

Cuando a Huesca vinimos fuimos vecinos cercanos

 

Tres hijos huérfanos han  quedado

Nunca hemos perdido el contacto

Con Raca la expo visitamos

Y qué bien lo pasamos

 

Más aunque lejos estéis

En mi corazón siempre estaréis

Qué gran persona eres Raca

Contigo hoy está mi alma

(Ramón)

 

 Poesía al Real Madrid

 Vamos a hacer un equipo de los sueños

Vamos a meter 4 goles SEGURO!!!!

José María será nuestro nuevo fichaje de defensa

Pedro será el nuevo capitán del equipo

Luego Jose Luis Perez, lo votaremos de representante

Alberto será el presidente del club de fans

Y Casillas, Pepe y Ramos los dejaremos fijos

Porque nos ayudaran a ganar.

VIVA EL MADRID Y SU NUEVA COPA

 

(Alberto)

 

   Así llegamos al final de nuestro último programa del año. Peny, Daniel G., Carolina B., Loreto, Blanquita, Martín, Mari Mar L. y Daniel M. fueron los encargados de dar las gracias a los asistentes al Salón de Actos de la casa de Cruz Blanca en Huesca y agradecer a nuestros colaboradores su participación. Así como leer todos y cada uno de los nombres de Los Bandidos de la Hoya.

 El próximo programa será a la vuelta de vacaciones: viernes 14 de enero 2011, a las 12 horas, en nuestra cueva habitual del Centro Cultural del Matadero.

El programa girará en torno al tema de las Fiestas pequeñas que son las fiestas de pueblos y ciudades que se celebran en épocas de inviernos u otoño.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres