Blogia
los bandidos de la hoya

nº94 E.B. (-6) "la cuesta de enero" [29.02.10]

nº94 E.B. (-6) "la cuesta de enero" [29.02.10]

Volvíamos Los Bandidos de la Hoya de nuestras vacaciones de fin de año, y lo hacíamos con un tema de actualidad: todos los años comienzan con la temida cuesta de enero, pero este año, en tiempos de “dificultad económica” (por no decir la aplastante palabra “crisis”) también será más empinada.

Tras el mes de diciembre y la festividad de Navidad hemos hecho muchos mas gastos que los habituales y el mes de enero se presenta difícil para todos.

Desde la redacción hemos pensado que es un tema que nos afecta directamente y del que pocos pueden escapar.

 

Los bandidos Kiel, Joaquín M., Joaquín G., José Luís, Miguel Ángel, Luís y Carolina B. fueron los encargados de abrir el primer programa del 2010 dando la bienvenida a nuestros oyentes (y lectores) así como recitando el sumario del programa.

MariVí y Nacho leyeron, a modo de introducción del tema, unos textos que habían preparado para la ocasión.

 

la cuesta de enero

 

Estas navidades, como casi todas, se compraban regalos gastando mucho dinero y vaciando los monederos.

Las cosas cuestan bastantes perras y nos gastamos todo en las tiendas.  Los juguetes, los ordenadores portátiles y los móviles están a precios muy caros. En las imprentas también venden montones de cosas, libros, cuadernos, mochilas… y cuando llega la hora de pagar en la caja, cuesta muchísimo.

Hay gastos que son muy  inútiles.

También gastamos demasiado en comida y bebida para las celebraciones. En las pastelerías se compran los tradicionales turrones y polvorones; y para el día de Reyes los roscones con sorpresa.

Luego tenemos que ir a los bancos a sacar más dinero para seguir comprando regalos. Algunas jugueterías son muy caras pero todos queremos comprar juguetes para los niños.

A partir de tanto gasto comienza nuestra cuesta de enero que consiste en que, como se han comprado tantas cosas y hemos gastado tanto…, no nos queda “money” para el resto del mes.

 

¡Chicos: apretaros los cinturones que ya ha comenzado la cuesta de enero!

 

vivir por encima de nuestras posibilidades

 

     Todos tenemos necesidades. Necesitamos un sitio donde vivir, comer, desplazarnos, permitirnos algún capricho (sea un viaje, celebrar algo, etc). Esto es algo necesario y lógico.

Es muy normal, y frecuente, en la clase trabajadora tener que pedir dinero prestado o anticipado al banco. Es la fórmula habitual para poder comprar los bienes caros: vivienda, coche, muebles, etc.

     Los bancos, cuando pides una cantidad, la vas pagando a plazos, y además, pagas unos intereses. Pagas, con el tiempo, lo que te prestó el banco más los intereses. Por esto, al banco le interesa dejar dinero. Eso sí, éste se asegura de que la persona tenga una nómina, o algo que justifica que esta persona tenga un trabajo estable, o que al menos tenga trabajo para un buen tiempo.

     Desgraciadamente, desde hace un tiempo tenemos encima la famosa crisis económica. Y cada vez existen más familias humildes y trabajadoras que, a causa de esta crisis, han perdido sus puestos de trabajo. Además de esto, deben dinero al banco, sea porque aún están pagando su vivienda  o su coche, si no son otras cosas. Los medios de comunicación han hecho llegar estas noticias, ¡y de qué manera! Además de esta triste situación actual, muchas personas tienen que ir al paro. Esto hace que, cada vez, existan menos cotizaciones, que las personas compren menos cosas, entonces las tiendas y comercios vendes menos, etc. Es una crisis global, y una cosa afecta a otra, irremediablemente.

     A todo esto, hay que añadir que hay muchas personas que no solo están pagando las necesarias, sino caprichos, sean su segunda o tercera vivienda, si no es un mercedes, etc. Cuando ha llegado la crisis, se han visto sin trabajo, con sus bienes necesarios embargados, para poder seguir pagando sus caprichos. Todo tiene un equilibrio.

     Yo, si tuviera un sueldo fijo fruto de un trabajo, en el ayuntamiento por ejemplo, me compraría un piso, lo mas barato posible, pero digno. Lo que no haría nunca es pagar grandes cantidades de dinero para costearme mi segunda vivienda para mis vacaciones, o un lujoso coche. Porque con esto pasaría de trabajar para poder vivir a vivir para trabajar.

     Y una cosa es muy distinta a la otra.

 

La actualidad vino de la voz de Víctor, Magdalena, Laura, Jorge y Conchita, quienes leyeron las noticias que desde nuestra cueva queríamos destacar.

 

Posteriormente llegó nuestra ya tradicional Entrevista, en esta ocasión nos acompañaba Trinidad Valdovinos, presidenta de FEACCU - Huesca. Nuestra compañera Eli nos daba algunos datos biográficos de ella así como de la Asociación que preside.

 

Trinidad Valdovinos Vispe nació en Antillón. Está casada y tiene 2 hijas. Trabaja para el Gobierno de Aragón en la Entidad Pública "Aragonesa de Servicios Telemáticos". Profesionalmente, su mundo es el de la Informática, pero sus inquietudes sociales le han llevado, también, al mundo asociativo. Es presidenta de FEACCU – Huesca desde octubre de 2003.

Lleva 22 años en este movimiento, por lo que conoce perfectamente el tejido social que compone esta actividad. Curiosamente, todo comenzó cuando empezó a colaborar con las asociaciones de madres y padres de alumnos -Apas- de los colegios a los que acudieron sus hijas, ocupando luego distintos puestos de responsabilidad en estas organizaciones.

 

FEACCU-Huesca es la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de la provincia, cuyo germen está en el veterano movimiento de las asociaciones de amas de casa y que aglutina en la actualidad a más de 100 Asociaciones  compuestas, en su mayoría, por  mujeres. La inquietud asociativa de Trinidad Valdovinos siempre ha estado ligada, de una manera u otra, al mundo de la familia.

 

El bandido Gaspar presentó a todos los bandidos que se añadían a la “charrada” (David, Alba, Nacho, Joaquín, Lupe, Elisabet, Fina y Conchita) y daba paso a su compañera Sofía, quien se encargaba en esta ocasión de dirigir la tertulia.

 

En la sección “mi música favorita” el bandido Raúl tuvo la oportunidad de dedicar una canción emblemática: “qué difícil es hacer el amor en un Simca1000” de Los Inhumanos”.

“He elegido esta canción, porque me gusta mucho. Cuando la escucho me trae buenos recuerdos del pasado.

Se la quiero dedicar a todos los bandidos de la hoya, especialmente a mi buen amigo Martín Lera.

Espero que os guste”

 

En “reflexiones de un bandido” la bandida Loreto presentaba a su compañera Ana, quien nos leyó un texto sobre su experiencia laboral durante las navidades.

 

Trabajar en Navidad

 

Me puse muy contenta cuando Marta me dio la noticia de que iba  a empezar a trabajar como  conserje en la exposición  fotográfica de cadis en el matadero durante las vacaciones de Navidad.

El trabajo iba a ser todos los días  de la semana incluyendo sábado, domingo y festivos, pero eso a mí no me importaba.

Consistía en  apuntar la gete que entraba en la exposición y contestar las preguntas que pudieran hacerme también tuve que informar sobre el resto  de la exposiciones había en el matadero la exposición  fu visitada por  mucha  gente,  incluso vi a un amigo del colegio y a su hermano que  hacía mucho tiempo que no les veía.

Este año no pude ir a ver vos Belenes ni la cabalgata  pero no me importó porque estaba trabajando.

Gracias a  esta oportunidad he podido disfrutar de las vacaciones de Navidad de una manera diferente y conocer a muchas personas. Ha sido una buena experiencia que espero poder repetir.

 

Desde “el rincón del artista” pudimos oír de la voz de varios de los bandidos (Macaya, Mamen, Fina, Abel y Blanquita) un cuento escrito por un compañero de Asapme.

 

el sueño 

Quien de nosotros no ha tenido un sueño, tener el mejor coche, la mejor casa, hacer algún viaje a  un país o a una ciudad, hacer un crucero durante unos días…y numerosos sueños más que tiene la humanidad.

Nuestro personaje tuvo una serie de sueños, algunos no se cumplieron, solamente UNO se le hizo realidad.

Esta es la historia de nuestro personaje, el nombre de él no es importante, pero todo ser humano tiene uno y por supuesto, nuestro personaje tenía el suyo

El nombre que le hemos puestos es ALEJANDRO

Tenía unos 20 años y estaba lleno de sueños.

Vivía en una ciudad, no muy grande, en dónde había nacido él, sus padres, sus abuelos..

No estaba contento con estar en esa ciudad ni con la vida que llevaba, porque no le llenaba en absoluto, se decía que esa vida no era para él.

En día tuvo un sueño, a la mañana siguiente, dijo para si mismo, ¡Vaya con el sueño que he tenido!, este era para presentarse en política.

Al cabo de unos días pensándolo mejor, dijo: ¡La política no es para mi!

Los días pasaban y se decía que quizás podría ser militar, aunque esta idea la descarto rápidamente y dijo finalmente que no.

Los padres le propusieron que tenia que trabajar ya tenía edad para ello.

ALEJANDRO tuvo otro sueño, hacerse médico, esa idea le pareció el mejor sueño que había tenido hasta entonces.

Les dijo a sus padres y hermanos: ¡me voy a otra ciudad mayor, a estudiar Medicina, para ser medico! A sus padres les pareció una buena idea, tener un hijo médico.

Y así lo hizo, se fue a otra ciudad a estudiar Medicina.

Lo primero que hizo fue buscarse un lugar dónde vivir como estudiante, como la economía no era buena, se busco un piso pequeño y barato.

Se puso a estudiar Medicina y le gustaba mucho.

Y lo hacía sin descanso, apenas tenía tiempo para él y mucho menos para irse de marcha.

Paso los cinco años de carrera y el sexto, lo dedico a prepararse la especialidad, de Medico Cirujano.

Una vez terminado sus estudios, porque sus notas eran brillantes, le concedieron un buen trabajo en el Hospital de la ciudad.

En este Hospital, conoció  a una enfermera, que más tarde fue su esposa.

En este matrimonio tuvieron tres hijos y dos hijas.

Las personas acudían para que les curase, lo intentaba con mucha fuerza y por su supuesto con la ayuda de su mujer.

Hasta que un día, llegaron unas personas que no tenía dinero y tenían la necesidad de un buen médico.

ALEJANDRO los visitaba y no quería cobrarles porque no tenían dinero.

Algunos no veían bien lo que hacia, visitaba a todos con o sin dinero.

El director del Hospital, le dijo que dejara de ayudar a los más necesitados y se centrase en el Hospital.

Así que lo dejo para  poder atender a los que no tenían muchos recursos económicos.

Unos le traían patatas, cebollas, siempre alguien le llevaba algo para comer.

Y les dijo a su esposa e hijos: ¡Al fin mi sueño se ha cumplido, poder ayudar a los más necesitados!.

Desde entonces, nuestro personaje y su familia, fueron muy felices.

Y esta Historia llega a su FIN.

 

qué bueno es ayudar a los que mas lo necesitan…

FIN

 

Y así llegamos al final de nuestro primer programa del 2010. Dani, Alberto, David P., Víctor, Mónica, Nuria, Bea y Cris fueron los encargados de despedirnos, recitar a todos Los Bandidos de la Hoya y dar las gracias a nuestros colaboradores.

 

El próximo programa que se titula “Magia y Espectáculo”, hablaremos de las relaciones que tiene este arte o ciencia de la ilusion, y como se puede complementar  con el mundo de las artes escénicas en general. Como siempre intentaremos conseguir el invitado que mejor nos pueda explicar nuestras dudas.

Os informaremos del día, hora y lugar para que podáis asistir y vernos en acción.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres