Blogia
los bandidos de la hoya

nº72 E.B. "Hostelería y cocina" [28.11.08]

nº72 E.B. "Hostelería y cocina" [28.11.08]

Tocaba otro programa fuera de nuestra cueva; salíamos del C.C.El Matadero y nos íbamos a grabarlo al IES “San Lorenzo” de Huesca. En este santuario de los fogones y el buen hacer en la hostelería queríamos aprender de los que pronto serán maestros en el arte de la restauración.

Aprovechamos estas líneas para volver a agradecer su invitación y por tanta amabilidad y disponibilidad con nosotros.

 

Raúl, Alberto, José Luis, Ana, Gaspar y Joaquín G. fueron las primeras voces que sonaron en este programa recitando el sumario inicial del mismo.

José Manuel, Lupe y Blanca se repartieron el texto introducción al tema del programa. Fueron dos textos, uno de ellos escrito por la bandida Penny sobre la cocina tradicional aragonesa y lo ligada que estaba a las estaciones del año.

 

En el recuerdo

 

Así que acababan la trilla, en los pueblos pensaban ya en el invierno.

Iban engordando el tocino para matarlo en noviembre.

Septiembre era un mes muy intenso en actividad:

Se embotellaba el tomate. Algunas veces les explotaba alguna botella.

En septiembre recogían las patatas y las guardaban extendidas para que no se pudrieran.

También hacían mermeladas con todas las frutas que podían recolectar en suficiente cantidad.

A principios de septiembre, las almendras: varear, recoger, acarrear, seleccionar y cascarlas.

A finales de septiembre, la vendimia: recoger la uva, llevarla al lagar y pisarla. ¡cómo disfrutaban los niños con este menester! Los niños lo pasaban muy bien porque les dejaban pisarla si se lavaban antes los pies. Cuando la uva estaba bien machacada la metían, para fermentar, en las cubas de roble. Todos los días se recogía el líquido y lo pasaban a la bodega.

En octubre, la siembra: dura tarea de arar los campos y sembrarlos para garantizar el cereal del año próximo.

En noviembre tocaba recoger olivas y llevarlas al molino para obtener aceite.

Los capones o pollos se cebaban con maíz y el resultado era un plato exquisito para la navidad.

Antes de la navidad, la matanza del cerdo. Todo el esfuerzo de cuidado y engorde se veía recompensado con creces porque ¡del cerdo se aprovecha todo, hasta el rabo!

Por Peny Llanas

 

 

Escuela de Hostelería

 

Desde 1986 la Escuela de Hosteleria se dedica a la formación de los futuros profesionales de la Hosteleria en nuestra provincia.

Es un Centro dependiente del Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, siendo el único centro que imparte estas enseñanzas en la zona.

La preparación de estos alumnos y alumnas comprende tanto ser cocineros y camareros, como aprender a ser capaces de gestionar y llevar su propia empresa.

Los títulos que se pueden cursar son:

-   Ayudante de Restaurante y Bar.

-   Técnico Medio de Cocina.

-   Técnico Medio en Servicios de Restaurante y Bar.

-   Técnico Medio en pastelería y panadería.

-   Técnico Superior en Restauración.

-   Técnico Superior en Información y Comercialización turísticas.

 

El restaurante de la Escuela esta abierto al publico, lo que posibilita unas prácticas mas reales a sus alumnos y alumnas, a un precio muy asequible para todos.

 

Los bandidos Jorge, MariVí, Cris, Mª Mar, Mamen y Alfonso fueron los encargados de leer las noticias de actualidad que queríamos destacar.

 

En la sección “entrevista” contamos con la presencia de Juan Carlos Jiménez, Clara Jiménez y Fernando Gutierrez, profesores del IES de Hostelería “SAN LORENZO” de Huesca.

Los bandidos Loreto, David P, y Alba citaron la biografía de nuestros invitados y presentaron a los compañeros que compartirían mesa y mantel, a modo de tertulia, con ellos (Lupe, Nacho,  José Manuel, Joaquín, Roberto; el “bandiu Gabilondo”, Miguel Ángel, fue quien moderó esta charrada).

 

Juan Carlos Jiménez. Un oscense nacido en Madrid. Profesor del IES San Lorenzo en la especialidad de  servicios. Dice de sí mismo: “me gusta mi trabajo y me gusta vivir en Huesca por la cercanía con la montaña ya que me encanta salir al campo y coger setas”.

Así se presenta nuestra segunda invitada: “Clara Jiménez Palomares, también de Madrid, pero vivo en Huesca desde hace casi 20 años. Soy profesora de cocina y pastelería y me encanta transmitir a los alumnos ilusión por la profesión”.

Y, por último, completa la trilogía Fernando Gutierrez Ramón. Es profesor de cocina y pastelería y jefe del departamento de hostelería.

 

En “mi música favorita” Rosi presentó a su compañera Carolina, quien eligió la mítica “la bamba”.

He elegido esta canción porque cada vez que la oigo me sube el ánimo y espero que a vosotros os ocurra lo mismo.

Se la quiero dedicar a mis compañeros de trabajo y a mi familia.

 

En “reflexiones de un bandido” el protagonista fue el bandido Nacho, quien leyó un texto escrito por él mismo. Elena fue la encargada de darle paso.

 

El más allá

 

Todos nos imaginamos que en el más allá tiene que haber un mundo mejor. Después de la muerte, si has sufrido mucho en vida, tiene que haber lo que tú buscabas desde siempre en este mundo.

 

    Lo que sí que tengo claro es que, aunque hayas vivido bien o mal, o hayas hecho buenas o malas obras, hay siempre algo detrás de la muerte, que no sabemos bien lo que es.

 

También es seguro que lo que tengas que hacer o decir, al respecto, debes hacerlo o decirlo antes de morir; ya que cuando una persona deja de existir, difícilmente podrá hablar del más allá. Al menos, hasta ahora, pocas informaciones fiables y creíbles tenemos al respecto.

 

    Esto explica que tenemos que ser un poco más humanos con lo que tenemos y ayudar mucho más a la gente que realmente lo necesita. Me explico: en algunas fechas del año, como las que se nos avecinan, todos nos volvemos un poco más humanos. Pero cuando estas fechas pasan, todo el mundo nos olvidamos de lo que hemos predicado.

 

    Esto es porque uno se cree un Dios durante unos días. Cuando acaben estos días, todos volvemos a ser lo que realmente somos, seres humanos.

 

    Nos olvidamos de las promesas que hemos hecho. Nos olvidamos también de que hace poco hemos prometido hacer unas cuantas obras buenas.

 

Será porque tenemos todo el mundo prisas para poder llegar puntual al trabajo.

 

Nadie es perfecto.

Muchas gracias.

 

En la sección de “el rincón del artista” Joaquín M. daba paso a Alba y Martín, quienes leyeron un cuento que, junto a otros bandidos, han compuesto para este programa.

Los niños y el MAR-tín

 

En un mar azul, todos los veranos, un grupo de niños se bañaban entre las divertidas olas.

Por las tardes, quedaban en la piscina y, después de merendar, un ratito algunos peces iban a pescar.

Un día, mientras pescaban, vieron a lo lejos un gran delfín que nadaba hacia ellos. Saltó emitiendo un sonido y salpicó con el agua a los niños.

Una de las niñas, llamada Carolina, Carol para sus colegas, pensó en ser su amiga para jugar y enseñarle a saltar sin salpicar.

En cambio, Mónica, había pensado en darle algo de pescado. Y después de darle de comer a Laura se le ocurrió que tendría que beber.

Jorge, el más atrevido y divertido de los chicos, con él quería, poder bañarse algún día.

Pero llegó el gordín  de MAR - tín, y pensó en zamparse al pobre delfín.

    Y así este cuento llega a su FIN.

    CHISPIN, CHISPIN.

LAURA, JORGE, MONICA, CAROL, Y MARTIN

 

Y así llegó también el final de nuestro programa. Dani, Alberto, José Luís, Mónica, Peny, Raúl y Mamen fueron los bandidos encargados de recitar el sumario final y los nombres de todos los participantes de este programa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres